Conecta con nosotros

Videojuegos

Call of Duty: Infinite Warfare – La reseña

El nuevo título de Call of Duty sorprende con una interesante campaña, un multijugador clásico y un divertido modo de zombis en los ochenta.

Publicado

el

Ya hemos visto la Segunda Guerra Mundial, la Guerra Fría, la guerra moderna y algo del futuro. Ahora es momento de mirar más allá, hacia la época en la que el espacio deja de ser la última frontera. Infinite Warfare nos lleva donde ningún COD ha llegado. Guerras espaciales, robots y armas muy futuristas son nuestra carta de bienvenida a la campaña de Call of Duty: Infinite Warfare.

Con el lanzamiento de Titanfall 2 y Battlefield 1 —ambos muy bien recibidos—, Call of Duty tenía una tarea complicada. En el 2016 tuvo uno de los tráileres con más “no me gusta” de la franquicia y todo apuntaba a que el juego sería un completo fracaso. ¿Pero lo es? Infinite Warfare no es uno de los peores títulos de la serie, aunque tampoco es el mejor. Eso sí, frente a otros títulos recientes, Infinity Ward quiso darle un mayor enfoque a la campaña que a los otros modos de juego.

Infinite Warfare nos presenta una historia futurista en la que los recursos de la Tierra ya han sido agotados y la humanidad se ha visto obligada a explorar otros planetas. Interpretamos al teniente Nick Reyes, un piloto de S.C.A.R. (Special Combat Air Recon) dedicado a la milicia. Su vida cambia cuando la Settlement Defense Force (SDF) ataca la Tierra con el interés de conquistar el universo. Aunque es encabezada por el almirante Salen Kotch, el único miembro que aparece en el juego, Infinite Warfare hace énfasis en que hay más integrantes de la organización.

Luego del ataque, Reyes asume el control de la nave Retribution para dar comienzo a la cacería con el único objetivo de capturar y asesinar al almirante.

Al igual que en otros CoD —como, por ejemplo, Modern Warfare 2 y 3— la historia gira alrededor de la venganza. Innegablemente, en esta campaña se repiten muchos clichés de este tipo de tramas, pero el enfoque de ciencia ficción mejora parcialmente la fórmula de MW2 y MW3. Por supuesto, no esperen un giro argumental importante ni nada por el estilo. En términos generales, es la trama más sencilla de todos los Call of Duty, aunque eso le ayuda a destacar un poco más sobre otros títulos.

A pesar que otros juegos de la serie alegorizan la guerra y son más patriotas que otra cosa, Infinite Warfare toma un ángulo diferente: se hace énfasis en el sacrificio de los soldados y cómo muchos de estos jamás volverán a casa. Esto se ve reflejado en algo que sucede durante los créditos, de lo cual no se hablará para no hacer spoilers de la campaña.

iwrev_2

Este ángulo también nos permite preocuparnos un poco más por los personajes que conocemos durante la historia. Si bien los clichés se siguen repitiendo e incluso muchas escenas parecen sacadas de una película de Michael Bay, sí se siente un compromiso por sacar los compañeros vivos de una misión, cosa que Infinity Ward hizo muy bien en las campañas de la trilogía de Modern Warfare.

Un elemento muy interesante fueron los combates espaciales. Dentro de la campaña, varias misiones nos vuelven pilotos de S.C.A.R. y como tal tendremos que acabar con varias naves enemigas para cumplir un objetivo. Por desgracia, esto está limitado a la campaña de un jugador. Es una buena adición sobre los demás títulos de la franquicia, pero sería aún mejor si también existiera un modo fuera de la campaña tipo horda o algo por el estilo.

Tristemente, el protagonista de Infinite Warfare es muy plano. Al ser el personaje que el jugador controla, no tiene carisma alguno. Sabemos que es un soldado, pero es demasiado acartonado y los destellos de carisma en ciertas escenas son opacados por otros personajes.

Por ejemplo, la teniente Nora Salter —Salt para los amigos— es un personaje femenino fuerte y decidido que no le tiene miedo a nada. Lo agradable de Salt es que en vez de ser sumisa contra sus líderes, siempre está cuestionando sus decisiones, algo bienvenido con respecto a todos los otros protagonistas de la franquicia.

Sin embargo, el personaje que se lleva todos los elogios es Ethan. Este robot curiosamente es el mejor de todo el juego, ya que tiene muy buenos diálogos y apuntes. Es inevitable pensar que Infinity Ward decidió escribir al personaje de esa manera para demostrar que los robots también pueden ser humanos.

iwrev_1

Uno de los famosos del juego es el actor David Harewood, recordado por su papel de Richard Estes en Homeland y Martian Manhunter en Supergirl. En Infinite Warfare interpreta al sargento Usef Omar, un miembro de los Marines devoto a su fuerza militar.

Lamentablemente, la mancha de Infinite Warfare es su villano: Salen Kotch, interpretado por Kit Harrington (Jon Snow en Game of Thrones). Sin duda es uno de los peores villanos de la saga —si contamos desde Modern Warfare—, ya que durante toda la campaña solo habla y nunca hace algo relevante. Incluso su “captura” es de lo más simplón del mundo. Si se compara con villanos como Jonathan Irons (Advanced Warfare), Nikita Dragovich (Black Ops) o Vladimir Makarov (MW2/MW3), simplemente está ahí porque la SDF necesita un rostro visible, mas no un villano relevante.

El modo multijugador va a la segura al mantener todas las mecánicas de Black Ops III. Esto incluye el correr en las paredes, el impulso en medio de los saltos y la nueva mecánica que está claramente inspirada en Black Ops III: los Combat Rigs’. Al entrar al multijugador, podremos seleccionar entre diferentes Rigs, cada uno con sus propios efectos.

Por ejemplo, Warfighter activa la CLAW —una ametralladora que dispara balas que rebotan contra los muros— tras completar ciertos puntos; Merc recibe un Steel Dragon, un arma de rayos, y el Synaptic obtiene las Equalizer, un par de ametralladoras silenciadas para combate cercano. Conforme se avance en el multijugador, se obtendrán nuevos Rigs con sus propias habilidades y efectos.

iwrev_3

Las partidas mantienen su ritmo rápido y, como es normal, se encuentran jugadores con altos niveles y muchas habilidades. Si jugaron Black Ops, es muy probable que rápidamente se acostumbren al estilo de juego de Infinite Warfare.

El gran problema de este modo es que no trae nada nuevo a la mesa, por lo cual es inevitable que se sienta como el multijugador de Black Ops III con otro skin. Esto molestará a muchos jugadores, pero indudablemente sigue siendo un muy buen multijugador.

La campaña es el punto alto y el multijugador el punto flaco, pero falta un modo de juego y aquí es donde brilla Infinite Warfare. De la mano de Infinity Ward llega… Zombies in Spaceland. Este modo de juego conserva las mismas mecánicas de los modos zombi que Treyarch lleva desarrollando desde World at War. Sin lugar a dudas, en términos de historia y carisma, Zombies in Spaceland es la mejor iteración de esta modalidad.

iwrev_4

En lugar de mostrar cuatro soldados que por alguna extraña razón terminaron en un mundo lleno de zombis, aquí tenemos a cuatro jóvenes atrapados en una película del director Willard Wyler, que tiene un curioso parecido a Vincent Price. Al ser una cinta de los ochenta, los personajes representan los estereotipos de este tipo de producciones, muy al estilo de The Breakfast Club.

Zombies in Spaceland es superior al resto debido al carisma del modo en general. No es lúgubre, sino colorido e incluso tiene una estética similar a la vista en Hotline Miami y Trials of the Blood Dragon. Por ejemplo, en vez de ver a los Hellhound de Black Ops II, ahora aparecen payasos asesinos, una clara referencia a IT de Stephen King. Aunque ‘Spaceland’ es el único nivel jugable, nuevos escenarios arribarán vía DLC.

Call of Duty: Infinite Warfare es un título refrescante desde un punto de vista narrativo y la suma de sus modos de juego —campaña, zombis y multijugador— presenta un paquete más robusto en términos de contenido. Aunque se requiere mejorar cosas, sin duda es una buena adición al universo de CoD y un cambio bienvenido frente al no muy bien recibido Ghosts. Si son fanáticos de la franquicia, Infinite Warfare será una buena inversión y podrán disfrutar de varias horas de juego con el multijugador y Zombies in Spaceland. Ya está disponible para PC, PS4 y Xbox One.

Reseña realizada con una copia digital de Call of Duty: Infinite Warfare en su versión de PS4 brindada por Activision.

Advertisement
Haga clic para comentar

Deja tu comentario

Además no te pierdas