Connect with us

Videojuegos

Castlevania: Lords of Shadow 2 – La Reseña

Publicado

en

El remake de la saga de Castlevania por fin regresa, para dar una conclusión a la historia de Gabriel Belmont, uno de los más grandes guerreros de la hermandad de la luz, que fue rodeado por las tinieblas, convirtiéndolo en Drácula.

Castlevania: Lords of Shadows 2, es la tercera entrega en el remake de la clásica saga de videojuegos Castlevania. Creado por Mercurysteam,  busca darle una conclusión a la historia de Gabriel Belmont, ofreciendo una jugabilidad similar a la de la primera entrega, pero con nuevas habilidades más acordes a esta nueva versión de Gabriel.

Tras su pelea con Lucifer, Gabriel Belmont encontró una nueva posición en este mundo como el príncipe de las tinieblas adquiriendo el nombre de Drácula. Varios años tras su transformación, fue su propio linaje el destinado a luchar en su contra para poder darle fin a la maldad. El primero que lo enfrentó fue su hijo Trevor Belmont, quien lastimosamente, no tuvo éxito.

Aunque fue asesinado por Drácula, este lo convirtió en el vampiro conocido como Alucard al descubrir que era su hijo. Su segundo adversario fue Simon Belmont, quien con la ayuda de Alucard pudo vencer a Drácula, dejandole dormido por cientos de años. Ahora, es el presente,  en esta época un muy debilitado Drácula despierta, solo para encontrarse con alguien a quien alguna vez llamo amigo, Zobek, uno de los Lords of Shadow,  quien le pide ayuda para vencer nuevamente a Lucifer, ofreciéndole lo que más desea a cambio, el fin de su vida.

En un principio controlaremos en el pasado a Drácula, durante un ataque de la hermandad de la luz, este primer momento nos introducirá los ataques básicos y las armas que estarán disponibles durante el juego. Drácula tiene 3 armas básicas: un látigo que será nuestra arma principal, muy parecido al de la primera entrega; la espada del vacío (poder de la luz), que nos permitirá usar ataques de hielo y curarnos; y las garras del caos, que nos permitirán hacer grandes explosiones y destruir las defensas de nuestros enemigos.

Este momento de poder resultará pequeño ya que luego de haber disfrutado un poco de casi todos los poderes de Drácula, nos trasladaremos al futuro, donde controlaremos a un decrépito y debilitado príncipe de las tinieblas en una ciudad conocida sólo como Castlevania City.

Aparte de nuestras armas, y a un estilo muy propio de Castlevania también tendremos sub-armas para ayudarnos en nuestra misión. Podemos intercambiar entre 4 tipos de sub-armas: un proyectil, que dependiendo del arma principal activa puede ser normal, de hielo o bomba; murciélagos, que nos ayudaran a distraer a los enemigos; la niebla, que nos ayudará en la exploración; y los objetos, que servirán para desde curarnos hasta ayudarnos a encontrar secretos.

La jugabilidad de Lords of Shadow 2 aunque es bastante variada y podría reducirse a tres estilos de juego y dos ambientes.

Estos tres estilos de juego son el modo de sigilo, modo de exploración y modo de combate. El primero consiste en escabullirse sin ser detectado, tenemos unos increiblemente poderosos enemigos  que debemos evitar a todo costo por que sino tendremos una muerte instantánea, en este modo también podremos usar otro poder de Drácula, convertirnos en un grupo de ratas para poder explorar con mayor facilidad. El modo de exploración consiste básicamente en desplazarse por el escenario escalando muros, cadenas o saltando de un lugar a otro, con una receta a la Prince of Persia o Assassin’s Creed. Y con el estilo de combate me refiero a las diversas peleas con monstruos y jefes.

El modo de exploración está muy basado en la idea de Metroidvania que se inició en Symphony of the night, no se divide la historia en capítulos, sino que nos brindan un mundo abierto que podremos explorar. Pero con esto surgen dos problemas, primero, que todas las misiones en el  juego se reducen en ir de un punto A hasta un punto B, donde antes de terminar de llegar al punto B tendremos zonas de sigilo y un viaje al pasado para recobrar otro poder y realmente, salvo por la existencia de los secretos, la historia nos lleva por una línea recta, con lo que cuando empezamos a escalar y movernos por el escenario, nos muestra la línea con un grupo de murciélagos.

El combate está relativamente bien manejado, aunque hay momentos un poco molestos debido a la cámara, es muy fácil que los enemigos se queden en puntos totalmente ciegos y cuando esto se junta con la existencia de los ataques imbloqueables (que no se pueden bloquear de ninguna forma), el combate puede volverse más largo y difícil por las razones equivocadas, sobre todo con los jefes y su constante spameo de los mencionados ataques imbloqueables.

Gráficamente  Lords of Shadows 2  es una obra maestra, y tiene una buena banda sonora para apoyar este ambiente, podemos ver lo trágico de una ciudad moderna en un momento apocalíptico y el ambiente gótico que es insignia del juego, un leve problema es que está tan bien hecho, que los sitios donde uno puede colgarse se pierden en el escenario

El sistema de habilidades es bastante interesante, como en muchos juegos de acción tendremos puntos de experiencia que usaremos para comprar nuevos ataques de nuestras armas y mejorar los que ya tenemos, y no acaba ahí, a medida que uno usa cierto ataque, se gana experiencia en ese ataque que puede ser usada para lentamente mejorar las armas, mi única queja es que realmente a pesar de que intenté variar mis ataques para aprovechar este punto del juego, muchas veces me olvidaba por tratar de hacer ataques más efectivos y como resultado casi no tuve mejoras en mis armas, y sentí que me falto algo de juego para poder aprovechar esta opción al máximo.

Castlevania-Lords-Of-Shadow-2-2

El verdadero problema viene con las zonas de sigilo, y el principal porque es la razón que le dan a su existencia: de acuerdo a la historia, después de tanto tiempo “muerto” Drácula se encuentra demasiado débil y no puede enfrentarse a los guardias demoniacos de las fuerzas de Satán. Realmente  tiene una buena razón de fondo, pero cuando esto sucede a lo largo de todo el juego se empieza a volver muy molesto, no es que sean en particularmente difíciles, pero a medida que uno avanza en un juego sobre como un personaje que poco a poco está recuperando su fuerza para vencer a un antiguo enemigo uno espera poder sentir ese progreso, pero el juego jamás da esa satisfacción, Drácula se siente exactamente igual desde el principio hasta el final y uno jamás podrá enfrentar a uno de estos soldados, lo que solo puede significar 2 cosas: Drácula nunca se vuelve lo suficientemente fuerte y Satán es muy débil, o esto es una idea que nunca dieron conclusión, ya sea accidental o deliberadamente, y en cualquiera de los dos casos es un problema muy serio.

Aparte de esto para completar el sigilo al máximo nos dan la habilidad de convertirnos en ratas para pasar desapercibidos, y realmente no hay nada más interesante que convertirse en 9 ratas excesivamente débiles con controles que no sirven y con una cámara que está en contra del jugador, y de nuevo esto se da durante todo el juego, no se ve ese progreso del personaje. Y ya para terminar con este modo hay un momento que sencillamente debo comentar solo por el hecho de ridículo que es,  en algún momento del juego tendremos una parte especial de sigilo donde habrá que escapar de un jefe, realmente es una de las que más me dio inconvenientes porque había una rara mezcla de rapidez y precisión, pero una vez uno la acaba lo siguiente es la pelea contra el jefe, no hay ningún tipo de transición como para darle sentido, es solo primero escapar de él porque es muy fuerte y segundos después es la pelea donde uno debe asesinarlo.

Los dos ambientes son, por llamarlos de alguna manera, el futuro (Castlevania City) y el pasado (Castillo de Drácula), y podremos viajar entre ambos usando uno de los primeros amuletos que obtendremos en el juego. El juego recurre a estos dos ambientes por motivos muy específicos: Castlevania City es la ciudad que va a servir para el regreso de Lucifer, y por lo tanto es donde la historia está sucediendo, el castillo se puede ver como una metáfora de Drácula volviendo a lo que era para poder recuperar sus habilidades (las distintas armas, doble salto, etc).

Los dos ambientes muestran lo más positivo del juego, la atmósfera que crea, gráficamente  Lords of Shadows 2  es una obra maestra, y tiene una buena banda sonora para apoyar este ambiente, podemos ver lo trágico de una ciudad moderna en un momento apocalíptico y el ambiente gótico que es insignia del juego, un leve problema es que está tan bien hecho, que los sitios donde uno puede colgarse se pierden en el escenario y por eso se crearon por un lado unos murciélagos que nos dicen en donde podemos colgarnos y un botón que sirve para indicarnos el camino.

La historia es interesante en la mayor parte del recorrido, y constantemente estaremos en una lucha contra las fuerzas de Satán y una lucha interna con las memorias del Castillo, y es por eso que tendremos la transición entre los dos ambientes, el único problema es la forma en la que a veces se hilan las misiones, en un momento uno está tratando de llegar a cierto punto, pero antes de alcanzar el objetivo se hace una especie de paréntesis contextual para conseguir un poder que no sabíamos que necesitábamos. Esto realmente no es un problema pero hace que el juego se vea un poco desordenado y se pierda el hilo argumental.

Algo que a nivel personal, se vuelve aburrido muy rápido, es lo que sucede una vez uno carga la partida o está volviendo a un checkpoint, por alguna razón, los desarrolladores creen que es necesario que Gabriel comente lo que está sucediendo, el problema es cuando hay zonas donde uno tiende a morir mucho, porque siempre se pasa a este video de Gabriel repitiendo una y otra vez lo que sucede.

5En general Lords of Shadows 2  está muy bien presentado en cuanto a ambiente y atmosfera, lastimosamente cuando uno empieza a jugarlo y a estar cada vez más envuelto en la historia y el juego, constantemente se encuentra con varios elementos que no concuerdan o que se sienten bastante incompletos, como si el límite del desarrollo se hubiera alcanzado y se tratara de juntar todas los grandes planes que se tenían de la forma que mejor se acomodó, no puedo decir que el juego es injugable o malo, es sólo que no cumple con la expectativa ni como un Castlevania ni como secuela del primer Lords of Shadow.

Advertisement
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas