Síguenos en nuestras redes

Videojuegos

Chicken Police – Reseña

¡Ese detective es un pollo! ¡Un pollo gigante!

Publicado

en

“La noche es tan fría y tormentosa como el recuerdo de sus abrazos al anochecer. La ciudad, corrupta y empobrecida, deja de lado su dolor para festejar. Solo yo cargo con el peso de sus pecados, acompañado de una botella de whisky y la tercera cajetilla de cigarrillos de la noche. Oigo golpes contra la puerta. Reviso inconscientemente el revólver que llevo en mi bolsillo y me levanto, solo para encontrar una hipnótica figura femenina frente a frente. Tiene un caso para mí. Los problemas me encontraron de nuevo”.

Al leer ese párrafo seguramente imaginaron una vieja película de detectives en blanco y negro, quizás con Humphey Bogard o Robert Mitchum en el papel principal. En el caso del videojuego Chicken Police, ese rol es ocupado por una gallina. Sí, una gallina.

Todos los elementos comunes del cine ‘noir’ están presentes en Chicken Police, desde la ‘femme fatale’ de turno hasta el departamento de policía corrupto. La trama, sobre una mujer que recurre a un legendario detective para que descubra quién le ha estado enviando amenazas anónimas, podría pertenecer a un drama criminal hollywoodesco de los años cuarenta o cincuenta… si no fuera porque todos los personajes son animales antropomórficos.

Ese ‘pequeño’ detalle, que todos los habitantes de Clawsville sean animales, es lo que hace verdaderamente especial a este juego, pero no de la forma en que se imaginan.

Chicken Police se presenta como una aventura gráfica. Ya saben, el tipo de juegos de ‘apuntar y clickear’ que ha vuelto a estar de moda. Es verdad que tiene muchos elementos de ese género, pero es principalmente una novela visual. Dialogar con otros personajes es la principal mecánica del juego. Los minijuegos y pocos puzles que encontramos son solo una forma de agregar algo de variedad a la experiencia. 

Chicken Police reseña

Nuestro protagonista, Santino «Sonny» Featherland, es un experimentado detective de la policía que se hizo famoso por resolver varios casos con su compañero Marty McChicken. Pero eso está en el pasado. Ahora es un tipo amargado y alcohólico que solo espera el día de su retiro. Cuando un nuevo caso llega a sus manos, se reúne con su amigo en lo que espera sea un asunto sencillo de resolver. Sin embargo, pronto lo lleva a descubrir una misteriosa muerte y a ser perseguido por la mafia.

Viajamos por varios lugares de la ciudad hablando con toda clase de animales. Estos pueden ser los típicos arquetipos de las historias de crimen, pero tienen tanto trasfondo y personalidad que no podemos decir que son clichés. En algunas ocasiones podemos interrogarlos. Estas son secciones en las que podemos elegir entre varias preguntas, pero tenemos que hacerlo teniendo en cuenta la personalidad del interrogado. Si lo hacemos bien, las cosas llegarán a buen término. Esto nos hace sentir como verdaderos detectives que están analizando psicológicamente a la persona con la que hablan. Tristemente, el juego siempre trata de corregir nuestro rumbo y a veces nos «fuerza» conclusiones a las que no hemos llegado.

chicken police análisis

La verdad es que eso no es un problema demasiado grave gracias a la historia, ambientación y estilo visual de Chicken Police. Este juego luce increíble. Los gráficos fotorrealistas y el tono serio de la trama —que no tiene miedo de tocar temas como el sexo y la violencia— crean un contraste difícil de describir con el hecho de que todos tengan cabezas de animales. Es una especie de Sin City mezclado con Zootopia. El misterio tiene giros tan sorpresivos y una resolución tan absurda que no estaría fuera de lugar en una novela barata de detectives de hace ochenta años. Y ese es el punto. 

Literalmente, este juego pretende ser una de esas historias. Los personajes animales están allí para que las audiencias posmodernas no tratemos de ver su ridiculez como un defecto, sino como parte esencial del género. El amor por el ‘noir’ también queda claro en referencias directas a El Halcón Maltés, Historia de un Detective y Contratado para matar. Los cortes de edición, diseño de escenarios, iluminación y hasta voces de los personajes están perfectamente pensados para que sean confundidos con este tipo de películas.

chicken police crítica

Hablando de las voces, el trabajo de actuación es simplemente perfecto. Todos los personajes tienen un nivel de teatralidad que envidiarían los directores de la época. La química entre ellos, especialmente entre los dos protagonistas, es increíble. Es verdad que las voces están solo en inglés, pero el trabajo de traducción en los subtítulos no demerita la historia para nada. De hecho, nos atreveríamos a decir que los diálogos en español son mejores que en inglés, sobre todo porque aprovechan mucho más los juegos de palabras relacionados con animales.

¿No les parece curioso que hay cierta tendencia hacia los juegos de investigación con animales? Además de este, tenemos Blacksad y The Flower Collectors.

Otro elemento muy positivo que tiene Chicken Police es su detallado universo. Al momento de viajar entre escenarios, podemos visitar lugares opcionales que permiten enterarnos de información extra sobre los personajes, la ciudad y la historia de este mundo. Esto no es necesario para resolver el misterio principal, pero le da mucha profundidad a todo lo demás. Así nos enteramos de los escándalos relacionados con la familia real, la razón detrás de las guerras del pasado y las tensiones entre las especies que habitan el país. Hay temas de segregación, abuso de autoridad y corrupción gubernamental de los que no nos enteramos si no exploramos. Es triste que estos temas no tengan prioridad, pero es de agradecer que estén ahí.

chicken police

Este mundo tan detallado también hace que nos antojemos de un nuevo juego de Chicken Police. Queremos vivir más aventuras al lado de Sonny y Marty. La trama nos revela un poco de sus pasados casos, pero nos quedamos con las ganas de saber más sobre ‘el año nuevo sangriento’, las razones por las que Marty le disparó a Sonny en una ocasión y por qué el protagonista es hecho a un lado por su propia estación de policía. A lo mejor tendremos una precuela que nos muestre todo esto.

Si son fanáticos del cine ‘noir’ y quieren disfrutar de una aventura corta y diferente, les va a encantar Chicken Police. Algunos se quejarán de la «poca interactividad» que tiene. Lo importante no es que no tenga tiroteos ni escenarios de combate —hay muchos otros juegos para eso—, sino que nos permite disfrutar de una increíble historia en un mundo único mientras nos hace sentir como un gallo policía.

Chicken Police está disponible para PS4, Xbox One, Nintendo Switch y Steam.

Chicken Police
8/10 Nota
Lo que nos gustó
  • Un fiel homenaje al cine 'noir'.
  • Impresionantes gráficos en blanco y negro con ocasionales gotas de color.
  • Banda sonora con buen jazz.
  • Historia y personajes atrapantes.
  • Lo que no nos gustó
  • Los interrogatorios 'fuerzan' conclusiones aunque no hayamos llegado a ellas.
  • Los pocos puzles no encajan bien en la trama.
  • En resumen
    Chicken Police es un juego único. Derrocha estilo por todos lados y tiene una trama digna de las viejas películas del cine 'noir'. La presencia de personajes animales puede parecer una simple broma, pero su contraste con la seriedad de su historia y su mundo es lo que hace de este un título especial. Puede desagradar a ciertos tipos de jugadores por su 'falta de acción', pero funciona a la perfección como novela visual y tiene una ambientación insuperable.

    Reseña hecha con una copia digital de Chicken Police para Nintendo Switch brindada por HandyGames.

    Publicidad
    Comenta aquí

    Deja tu comentario

    Además no te pierdas