Síguenos en nuestras redes
Crusader Kings III Crusader Kings III

Videojuegos

Crusader Kings III – Reseña

¡Larga vida al rey!

Publicado

en

Entre los desarrolladores de juegos de estrategia, Paradox Interactive se mantiene como uno de los mejores por sus detallados e intensos títulos que combinan la simulación y la jugabilidad táctica. Es debido a esta complejidad que sus juegos pueden verse como una tediosa actividad para muchos jugadores. No obstante, Crusader Kings III —su más reciente título— se muestra como una propuesta abierta a toda clase de usuarios que disfruten de un buen juego de estrategia o estén interesados en la historia medieval.

Gracias a su integración con Xbox Game Pass Ultimate, este título ha podido publicitarse bajo un gran estandarte como lo es este servicio de suscripción. El juego tiene todas las herramientas para que los jugadores y sus hijos puedan reinar en la Tierra por mil años y Paradox se ha asegurado que los regentes no abandonen la corona a medio camino.

Lo primero que hicieron los desarrolladores fue derribar esa intimidante barrera de aprendizaje con un excelente tutorial que describe todas las opciones, acciones y pestañas que componen la interfaz de usuario de Crusader Kings III.

Al ser un simulador de la época medieval, la terminología es acorde a los documentos históricos, por lo que puede que haya algunas palabras que nunca hayan escuchado en su vida. Afortunadamente, Paradox hace uso eficiente de pequeñas ventanas emergentes —mejor conocidas como ‘tooltips’— que contienen información esencial sobre economía, sistemas de castas y aspectos dentro de la misma corte.

Crusader Kings III

No obstante, la curva de aprendizaje puede tornarse empinada y solo con la práctica se puede tener una mejor noción de las funciones de Crusader Kings III.

Algo que destaca mucho en Crusader Kings III es que no hay una forma incorrecta de jugar. Hay múltiples maneras de construir un imperio y perpetuar el legado de nuestro soberano hasta el fin de los tiempos. Claro está, mientras estén dispuestos a lidiar con las repercusiones. Ser un rey no es solo mandar porque sí. Hay que saber tomar las decisiones indicadas para prosperar y expandir, o corremos el riesgo de que uno de nuestros más queridos allegados nos haga una clásica Targaryen.

Crusader Kings III

Sin embargo, la historia puede continuar mientras haya un heredero en la línea de sucesión del trono y este es el componente más esencial de todo Crusader Kings III, ya que el juego se acaba si no hay estirpe a quién dejarle el título. El gobernante debe elegir a su consorte real para garantizar su descendencia en la corona y, al ser la época medieval, el pudor es lo que menos vale. Aunque no sugerimos la sucesión entre miembros de una misma familia por las, ejem, consecuencias genéticas.

La construcción de un imperio está llena de intriga, traición, espionaje, poder militar y más traición. Crusader Kings III invita sutilmente a hacer uso de estas estrategias mientras se pueda hacer uso de la reputación y cordura de nuestro rey.

Una nueva característica que se ha agregado al juego es un indicador de estrés, a través del que cualquier personaje del juego estará sujeto a soportar nuestros caprichos hasta el punto que no soporte más y comience a conspirar contra nosotros. En el caso del rey o la reina, el estrés podría llevarlos hasta el punto de la locura, nublar gravemente su juicio y acortar su reinado… si es en verdad lo que quieren.

El extenso despliegue de Crusader Kings III permite explorar otras regiones además de Europa —tales como África, las Indias y el occidente asiático— para emprender nuevos reinados. Cada una está regida por sus propios sistemas de castas y divisiones de tierras. Lo bueno es que nadie está atado a lo que dicen los textos históricos y pueden prosperar en cualquier lugar que tenga recursos, así que no se les haga raro si ven a cruzados conquistando pirámides.

Probablemente, algo por lo que sufre en Crusader Kings III es la ausencia de una bitácora de eventos que permita registrar momentos cruciales en nuestro reinado. Mientras que es divertido convertirse al canibalismo y devorar al Papa de la iglesia católica en un festín, el juego no deja registro de acciones que puedan causar reducciones en los indicadores de reputación. Como dijimos, no hay forma incorrecta de jugar. No obstante, hace falta tener más información sobre el porqué de las cosas.

El modelado de personajes del juego es impresionante. Es en lo que Paradox puso más esmero. Es muy raro ver un personaje repetido por medio de la creación aleatoria de modelos. En la descendencia, los hijos tendrán rasgos físicos heredados de sus padres (mientras sean suyos) y la cadena sucesiva seguirá manejando esta característica.

Habiendo dicho esto, no esperen grandes batallas renderizadas con miles de actores en escena. Toda la acción sucede en ventanas de información con tiradas de dados tras bambalinas y sus respectivos resultados.

A pesar de ser un juego que generalmente se juega en un mapamundi, la exigencia gráfica de Crusader Kings III podría tomar desprevenido a aquellos con especificaciones técnicas por debajo de la media. La ambientación del juego es rica en temas respectivos de cada una de las regiones en las que se basa el juego y enriquecen significativamente la experiencia de simulación.

Crusader Kings III
9.3/10 Nota
Lo que nos gustó
- Información óptima detallada de las mecánicas de juego por medio de ventanas emergentes.
- Formas incontables de disfrutar creando un imperio.
- Libertad sin estar restringido a la precisión histórica.
- Gran detalle en los diseños de personajes.
Lo que no nos gustó
- La ausencia de un registro de eventos importantes.
- Inesperadamente exigente en sus requerimientos técnicos.
- Aun con el tutorial, la curva de aprendizaje puede ser desafiante.
En resumen
Crusader Kings III es el juego que necesitaba el género de estrategia para cerrar con broche de oro la octava generación de consolas. Las incontables formas de jugar para expandir los reinos son satisfactorias e inagotablemente divertidas. Aunque la curva de aprendizaje sea alta, tiene menos verticalidad que sus predecesores, lo que lo hace menos intimidante y mucho más accesible en cuestión de información. Ciertamente, este es un juego que será disfrutado por muchas generaciones.

Reseña hecha con una copia digital de Crusader Kings III para Xbox Game Pass Ultimate (PC) brindado por Microsoft.

Publicidad
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas