Conecta con nosotros

Videojuegos

Cultic – Reseña

Culto al pasado.

Publicado

el

¡Doom está de regreso! Bueno, no nos referimos exactamente a la franquicia porque esta ya regresó hace varios años y se puede argumentar que nunca se fue. Nos referimos al “espíritu” de ese juego, uno que inspiró docenas de juegos similares durante los años noventa, algunos de los cuales se convirtieron en clásicos por derecho propio. En los últimos años, títulos como Ion Fury, Amid Evil y Dusk trajeron de vuelta todos los elementos estéticos y jugables de los llamados ‘clones de Doom’ y en esta reseña veremos otro juego que continúa esa tradición: Cultic.

Los conocedores dirán que más que un clon de Doom, este es un clon de Blood, otro de los grandes exponentes del género y la época. No les falta razón. Tras dar una mirada al tráiler del nuevo juego vemos muchos elementos que nos recuerdan al clásico de Monolith, desde los cultistas enemigos hasta las TNT que usamos contra ellos. Pero no crean que sus parecidos con experiencias del pasado —y algunas más recientes de las que hablaremos más adelante— hacen que Cultic no tenga personalidad propia.

La historia del juego se desarrolla en un momento no especificado de mediados del siglo XX. Un detective que se encontraba investigando una serie de desapariciones encuentra pistas que las asocian con un culto religioso cuando de repente es relevado de la investigación. Incapaz de dejar las cosas así, decide seguir investigando el culto él mismo. Cuando sigue el rastro de este hasta un asilo abandonado, se ve envuelto en toda una historia de terror.

Low-res, low-poly horror

El estilo visual y la paleta de Cultic están cuidadosamente diseñados para llevarnos en un viaje por el tiempo a una era de gráficos EGA y computadores que no eran capaces de poner demasiados colores simultáneos en pantalla. Como en Doom y la mayoría de sus ‘clones’, los enemigos y objetos que tomamos no son más que mapas de bits, pero los escenarios son completamente tridimensionales.

A nosotros nos encantan las estéticas retro y la de este juego nos fascinó desde el primer momento. Sabemos que esto es algo que se ha repetido hasta el cansancio, pero el bajo nivel de detalle hace que la violencia y niveles aterradores deba ser complementada por nuestra propia imaginación y eso siempre le da un encanto especial a una obra. Este es un título con un nivel de violencia bastante alto que incluye cabezas que explotan y pozos llenos de cadáveres. La baja resolución tal vez lo haga menos repulsivo, pero también lo hace más irreal y fascinante.

Cultic Chapter One reseña crítica análisis opinión review

Inicialmente sólo vamos a enfrentar cultistas codificados por colores que nos indican si llevan hachas, pistolas o armas de fuego de mayor calibre, pero a medida que avanzamos por las minas, pueblos y catacumbas de Cultic nos enfrentamos a horrores mayores que llevan la trama por un rumbo sobrenatural.

Érase una vez un culto…

En los juegos de la época que inspiró a este título —como Doom, Blood y Duke Nukem 3D— la trama no era una gran prioridad. La excusa para las aventuras de sus protagonistas solía ser descrita brevemente en los manuales y rara vez tenía relevancia en el mismo desarrollo o las mecánicas. Es claro que el desarrollador de Cultic también considera que, en su título, la historia es secundaria a la jugabilidad y la estética. Afortunadamente, no la dejó completamente de lado y podemos enterarnos qué está ocurriendo mientras jugamos, aunque sea totalmente opcional.

Unos párrafos arriba describimos el concepto básico del juego, el cual se narra en una secuencia cinematográfica al empezar a jugar. Si queremos más profundidad, tenemos que buscar documentos y máquinas de escribir explorando los 10 niveles con los que cuenta. También hay mucho que podemos intuir con la simple narrativa ambiental de los escenarios. No es una historia especialmente profunda, pero agradecemos el contexto que nos da.

Cultic Chapter One reseña crítica análisis opinión review

Aunque Cultic es un juego completo que nos tendrá entretenidos durante aproximadamente 5-7 horas —dependiendo la dificultad y qué tanto exploren—, su historia no termina aquí. Este es solo el primer capítulo. Su desarrollador Jason Smith y 3D Realms ya nos prometieron Cultic: Chapter Two.

¿Pero amerita jugar otro título de estos?

“Detrás de tí, imbécil”

Doom, Blood y otros títulos del mismo género podían ser bastante caóticos. Eran juegos muy veloces, con tiroteos intensos en los que se podía perder toda la salud en menos de un segundo. Cultic se aleja un poco de ese estilo. Los combates y niveles están, honestamente, mucho mejor diseñados y ofrecen opciones más estratégicas. Cuando las balas comienzan a volar y las explosiones resuenan, nos vamos a ver corriendo de un lugar a otro y llenos de adrenalina, pero no se siente tan “tramposo” como podía ser Blood y sus enemigos convenientemente ocultos.

Además de la pistola, escopeta, ametralladora y otras armas apropiadas para la época, tenemos herramientas como cartuchos de TNT y bombas molotov. Estas y sus “opciones de  disparo alternas” permiten diferentes aproximaciones a los enfrentamientos y podemos acabar con muchos desde lejos o antes que los enemigos nos vean. El sigilo es, sorprendentemente, una buena opción para evitar combates o iniciarlos con ventaja. También podemos agarrar barriles, sillas y otros objetos y lanzarlos para distraer o atacar.

Cultic Chapter One reseña crítica análisis opinión review

Tras pasar varias horas en este mundo, Cultic dejó de recordarnos a los clones de Doom para parecerse más y más a otro clásico mucho más reciente: Resident Evil 4. Incluso gráficamente porque, aunque no tienen la misma calidad gráfica, sí comparten tono, ambientación y hasta esquema de colores. El ritmo de las batallas también es sorprendentemente similar y no nos extrañaría que Smith —conscientemente o no— estuviera basando en el juego de Capcom. Hasta su modo ‘survival’ nos recuerda en algo al modo Mercenarios.

A lo largo del juego también podemos encontrar ‘mesas de trabajo’ en las que podemos mejorar nuestras armas. Sin embargo, esta mecánica termina sintiéndose como algo «de relleno».

Rindiendo culto al pasado

Cultic es un juego muy divertido, pero tiene un gran problema. Ninguno de los elementos de los que hemos hablado positivamente es novedoso. Tampoco es el mejor exponente de ellos. Hemos visto muchos juegos como este en la escena de los juegos indie, y por lo visto en la reciente presentación Realms Deep 2022, hay muchos más en camino que se le parecen bastante.

Cultic Chapter One reseña crítica análisis opinión review

La oferta de juegos de disparos en primera persona con estilo retro se está saturando rápidamente. Hay quienes los comparan con el auge que tuvieron los ‘roguelike’ en el último lustro. Cultic es un muy buen juego, divertido e intenso, que entretendrá por varias horas a quienes busquen revivir la experiencia de los ‘gamers’ de hace 25 años o quienes quieran conocerla por primera vez. Pero hay tantos como este que bien puede pasar desapercibido, incluso aunque tenga elementos para sobresalir.

¿Los tiene? Tenemos dudas al respecto. Lo que hace, lo hace muy bien, pero no es el primero ni será el último en hacerlo bien. Además, hay que recordar que Blood ya tuvo una remasterización hace algunos años.

Cultic
7.7/10 Nota
Lo que nos gustó
- Atractiva y nostálgica estética retro.
- Excelente diseño de niveles.
- Buena mezcla de combates y exploración.
- Tiroteos intensos y emocionantes.
Lo que no nos gustó
- La narrativa deja mucho que desear.
- No está en español.
- Carece de originalidad.
- Los objetivos de cada nivel no siempre son claros.
En resumen
Entre los juegos de la reciente oleada de "clones de Doom", Cultic es uno de los que más nos llamó la atención. Entiende muy bien qué es lo que hizo tan llamativos a los FPS de los años noventa y lo replica a la perfección. Pero su falta de originalidad y poco interés en sus elementos narrativos evitan que se convierta en algo especial. A pesar de eso, es un viaje nostálgico que vale la pena, sobre todo para fanáticos de Blood.

Reseña hecha con una copia digital de Cultic para Steam brindada por 3D Realms.

Advertisement
Haga clic para comentar

Deja tu comentario

Además no te pierdas