Síguenos en nuestras redes

Videojuegos

Darksiders Genesis – Reseña

Por primera vez, los jugadores podrán controlar al sarcástico Lucha. Sin embargo, el Jinete del Apocalipsis no estará solo en esa aventura.

Publicado

en

El anuncio de Darksiders Genesis a vísperas de E3 2019 tomó por sorpresa a varios jugadores. Más importante, los fanáticos de la franquicia estaban contentos. ¿Cómo no iban a estarlo? Una propiedad intelectual que por cinco años se mantuvo estática estaba recibiendo atención. Sin embargo, no faltaron aquellos que se quejaron del notorio cambio de jugabilidad con respecto a las anteriores entregas de la serie. Una acusación bastante irónica al tener en cuenta que cada juego de Darksiders es un homenaje a exponentes del género de acción-aventura.

El primer Darksiders toma elementos de juegos ‘hack-and-slash’ como Devil May Cry y God of War. La secuela pone un mayor énfasis en la exploración y rompecabezas tomando clara inspiración de The Legend of Zelda. La tercera entrega sorprendió con su jugabilidad reminiscente a Dark Souls. ¿Y a qué juegos hace homenaje Darksiders Genesis? A nada más ni menos que la franquicia Diablo y demás RPG isométricos.

Aunque es cierto que este ‘spin-off’ es el que se desvía más del estilo de juego que se asocia a la franquicia, no es aconsejable ser prejuicioso. Incluso si no es un juego perfecto, Darksiders Genesis no se queda atrás de sus predecesores.

Como puede evidenciarse en el material promocional, Darksiders Genesis es protagonizado por los Jinetes del Apocalipsis Guerra y Lucha. Aunque este último fue presentado en Darksiders III, esta es la primera vez que los jugadores pueden controlarlo. Fuera voluntario o no, la decisión de hacer el título un RPG isométrico ayuda a que Lucha se sienta bastante único en comparación con sus hermanos. Esto es exaltado por la presencia de Guerra, el protagonista del primer juego. También es controlable, pero su sistema de combate es muy diferente al de su hermano.

Si bien el mapeado de botones para ambos jinetes es similar —los dos cuentan con un ataque débil, uno fuerte, la capacidad de saltar, una acción evasiva y un trío de habilidades activas—, sus estilos de juego son únicos. Siendo un pistolero, Lucha se enfoca en ataques a larga distancia y es el más ágil de los dos jinetes. Más importante, cuenta con una mecánica única: Buena racha. Lucha tiene una barra que se rellenará a medida que hiere a sus enemigos. Una vez llena, las pistolas del jinete estarán potenciadas y tendrán munición ilimitada por un tiempo limitado. De esta forma, Lucha es incentivado a atacar con sus armas de fuego para acceder a Buena racha.

Aunque Guerra también adquiere un ataque a distancia, el cual sirve más que nada para resolver rompecabezas, este jinete está diseñado para ser un tanque especializado en el control de multitudes. Está en su elemento mientras bloquea ataques y se abalanza contra sus oponentes. Esto se vuelve aún más evidente al ver las habilidades pasivas que puede adquirir por medio de los núcleos de criaturas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¿Cómo se consiguen los núcleos de criaturas? A lo largo de la aventura, Lucha y Guerra combatirán contra decenas de enemigos. Ocasionalmente, estos soltarán núcleos al ser derrotados. Esta no es la única forma de conseguir núcleos de criaturas, pero resulta la más orgánica. ¿Para qué sirven estos núcleos? Todos poseen una habilidad pasiva, la cual puede clasificarse en tres clases: Ataque, Ira y Salud. Dependiendo de su categoría, estos núcleos pueden organizarse de diferentes formas en un árbol de casillas. Mientras que la parte superior de este solo permite poner núcleos específicos, la parte inferior posibilita una mayor personalización. Sin embargo, este no es el único aspecto del sistema de combate que puede modificarse.

A lo largo de la aventura, tanto Guerra como Lucha pueden personalizar en cualquier momento la naturaleza de sus ataques. Mientras que el primero puede modificar su atributo elemental y las propiedades de su ataque cargado, el segundo puede elegir entre diferentes tipos de munición y utilizar dos de forma simultánea.

Darksiders Genesis

Por sí solo, el sistema de combate de Darksiders Genesis es responsivo. Esto resulta mandatorio al tener en cuenta la cantidad de enemigos que puede haber en pantalla. Sin embargo, esto no es lo que hace especial al juego. Eso sería la combinación de todos los elementos mencionados, que concede una decente variedad de estrategias y permite construir diferentes ‘builds’. Si bien el juego incentiva el alternar entre los dos personajes, ya que sus habilidades se complementan mutuamente, nada impide que los jugadores se «casen» con uno de los jinetes y lo personalicen a su gusto.

El diseño de niveles de Darksiders Genesis es muy diferente a lo visto en anteriores entregas de la franquicia. Mientras que los primeros tres juegos se desarrollan en mundos abiertos, este ‘spin-off’ emplea una estructura más clásica. Tras superar un nivel introductorio, los jugadores son llevados al Vacío. En esta locación pueden adquirir mejoras para los personajes, comprar núcleos de criaturas y escoger los niveles que deseen jugar. Cada uno de estos cuenta con un número de coleccionables y recompensas específicas, algunas de las cuales solo pueden conseguirse con habilidades que se desbloquean posteriormente. Esto incentiva el rejugar los niveles, sobre todo a aquellos que busquen completar el juego al 100%.

En lo que respecta a coleccionables, los jugadores pueden encontrar monedas de barquero y llaves enigmáticas. Las primeras no son meros coleccionables, sino que son necesarias para comprar objetos, mejoras y habilidades. Las llaves enigmáticas conceden acceso a locaciones escondidas en los niveles. En estas pueden encontrarse más de las mencionadas monedas. También pueden hallarse habilidades y mejoras para los dos jinetes. Estas últimas incluyen mejoras de salud y de la barra de ira, necesaria para utilizar las habilidades activas de cada personaje.

El diseño de niveles, la mayoría de los cuales puede superarse en más o menos media hora, es uno de los factores que exalta una de las grandes fortalezas del juego: el multijugador cooperativo. En esta modalidad, disponible de forma local y en línea, Lucha y Guerra se desdoblan y son asignados a un jugador específico. Ya que los niveles son amplios, a pesar de ser lineales, ambos jinetes tienen la oportunidad de explorar el escenario a su propio ritmo. No menos importante, este modo permite que las fortalezas de cada personaje destaquen y se complementen de forma simultánea.

Darksiders Genesis

El multijugador cooperativo no es perfecto. Tanto de forma local como en línea, este suele presentar bugs gráficos —tales como el desenfoque de la cámara y la desaparición de texturas— y ralentizaciones cuando hay muchos enemigos en pantalla. Estos errores se presentan sobre todo al jugar en línea. Aun así, el multijugador cooperativo es una de las mejores formas para disfrutar este título.

Sin importar que se juegue en solitario o en compañía de otro jugador, Darksiders Genesis ofrece un gran volumen de contenido por un precio adecuado. Incluso tras superar los niveles principales, los jugadores tendrán múltiples desafíos por completar. Estos no solo incluyen la recolección de coleccionables, sino el superar los diferentes niveles de la Arena. Este modo horda no solo es una excelente forma de ganar almas, una de las monedas necesarias para comprar mejoras y habilidades, sino que cuenta ofrece recompensas únicas dependiendo del desempeño de los jugadores.

Darksiders Genesis
7.7/10 Nota
Lo que nos gustó
- Guerra y Lucha ofrecen experiencias de juego diferentes, pero que se complementan. Esto destaca en el modo cooperativo.
- Aunque corta, es una entrega muy rejugable por sus diferentes coleccionables y desafíos.
Lo que no nos gustó
- Pequeños ‘bugs’ visuales que permean toda la aventura.
- Una trama poco memorable.
- En el multijugador, tanto en línea como local, hay ocasionales caídas de ‘framerate’.
En resumen
Darksiders Genesis es una prueba más de que la franquicia de THQ Nordic no necesita casarse con un género específico. Aunque su presentación y jugabilidad en un principio pueden resultar desconcertantes para los fanáticos de los primeros tres juegos, este ‘spin-off’ resulta igual de frenético que sus predecesores. Es más que digno de formar parte de la querida serie. Adicionalmente, esta entrega cuenta con un valor agregado por la capacidad de superarla en compañía de otro jugador. La modalidad pantalla dividida nunca pasará de moda.

Reseña hecha con copia digital de Darksiders Genesis para PlayStation 4 brindada por THQ Nordic.

Publicidad
Comentarios

2 Comments

  1. Ricardo Leon

    febrero 26, 2020 en 15:59 pm

    Hola, muy buena la reseña, pero unas cuantas correcciones.
    El Primer Darksiders toma una excesiva inspiraciön en The legend of zelda, mucho más que su secuela. Desde el hecho en que en el juego tienes que explorar hasta encontrar un calabozo, donde encontrarás un nuevo equipamiento que te ayudará en tu aventura y que termina en un jefe del castillo, hasta el hecho que The watcher te sirve como auxilio al buen estilo Navi. El segundo es un homenaje y una forma de apropiarse del estilo open world que empezaba a estar de moda en aquellas ëpocas, fue un escape del estilo Zelda del primer juego (de nuevo en esos tiempos). Génesis no es un RPG isomëtrico, de hecho muchos de los fans estábamos preocupados de que se iban a alejar del estilo clásico de la saga por optar a ser un clon de Diablo, y es sumamente importante resaltar que Darksiders genesis se juega y siente igual que los otros darksiders, solo es la cámara la que queda estacionada isométricamente, no hay elementos de RPG, solo upgrades que se compran al buen estilo de los juegos de acción/aventuras y que se traducen en un números que dicen el avance de el personaje. En ningún momento se vuelve una necesidad adquirir experiencia o subir de nivel. Todo esto es importante para la saga en si, ya que Darksiders ha tomado el riesgo de modificar de una u otra forma su aventure, pero siempre ha mantenido su jugabilidad clásica. Darksiders en estos momentos es una saga con un estilo propio y que lo usa en sentido de homenaje a diversos juegos. También Strife fue introducido junto a los otros 3 jinetes desde el inicio de la saga, Darksiders 3 fue la primera vez que apareció en un juego, pero desde el principio de la historia conocemos a todos los 4 (sin hablar el cómic que salió por las épocas del primer juego que hablaba un poco más de la historia). Incluso en Darksiders 1 y 2 se pueden encontrar las pistolas de Strife.
    Muchos saludos

    • Mateo Riveros

      febrero 26, 2020 en 18:17 pm

      Muchas gracias por las correcciones, Ricardo. Sin embargo, difiero en que Darksiders Genesis no es un RPG isométrico. No digo esto solo por la posición de la cámara, que lo hace isométrico por default, sino por las múltiples opciones de personalización estadística y mecánica. El subir de nivel también contribuye, pero —tal como dijiste— es opcional.

Deja tu comentario

Además no te pierdas

A %d blogueros les gusta esto: