Conecta con nosotros

Videojuegos

Devotion: el año en el que perdimos la fe

Un juego que pudo haber tomado al mundo en sus brazos.

Publicado

el

Devotion

El pasado 19 de febrero se cumplió el primer aniversario del lanzamiento de Devotion, un juego de terror en primera persona creado por el estudio taiwanés Red Candle. El título era un reflejo de la cultura y folclor de Taiwan durante la época de los años ochenta, un periodo en el que el país entraba a la culminación de la ley marcial causada por el Terror Blanco.

A pesar de su corta duración, Devotion manejaba una densa atmósfera marcada por el terror psicológico y las circunstancias de la época. Su infortunado roce con la política china impidió que el juego tuviera el reconocimiento que se merecía por su estructura y escalofriante trama.

Retrato de una familia normal

Devotion

La historia de Devotion tiene lugar en un apartamento ubicado en un complejo residencial en Taipei, Taiwan. Los jugadores ven los acontecimientos bajo la perspectiva de los miembros de la familia Du. El patriarca, Du Feng Yu, es un escritor frustrado que espera depender del éxito de su hija, Du Mei Shin, en el canto para sacar a la familia a flote. Su esposa, Gong Li Fang, es una actriz retirada que está en constantes discusiones con Feng Yu sobre sus gastos desmedidos y el obsesivo control que tiene sobre ella, dada su reputación como celebridad.

Mei Shin, al sentir la excesiva presión que sus padres han puesto sobre ella, desarrolla una enfermedad desconocida que le impide cantar y concentrarse en sus estudios. Con temor a los estigmas sobre las enfermedades mentales en esa época, Feng Yu recurre a una mentora espiritual bajo la deidad Cigu Guanyin. Las exigencias de la mentora Heuh agrandan las grietas de la familia en una espiral de desesperación y decadencia moral sobre el peso de la fe.

Un diamante en bruto llamado Red Candle

El trabajo que Red Candle realizó sobre Devotion fue admirable. El equipo, conformado por doce desarrolladores, tuvo que aprender a usar el motor gráfico Unity desde lo básico para lograr ese concepto que captara e identificara a la población taiwanesa. La experiencia narrativa en terror no era desconocida para el estudio. Gracias al conocimiento adquirido en la producción de Detention, su anterior juego, Red Candle logró crear una experiencia que pudiera atrapar diferentes sensaciones… primordialmente la del miedo.

La banda sonora quería reflejar el ambiente de Taiwan en los ochenta e incorporó elementos folclóricos a sus arreglos. El tema de cierre de Devotion estuvo interpretado por la popular banda independiente taiwanesa No Party for Cao Dong.

La protesta que salió cara

Red Candle

Debido a una imagen que varios usuarios en China encontraron —refiriéndose al actual presidente de esa nación, Xi Jingping—, Devotion fue retirado de las tiendas a nivel mundial para revisar a fondo el juego y eliminar cualquier contenido ofensivo. En julio del 2019, Red Candle ofreció una disculpa por el inconveniente e informó que no volvería a publicar Devotion en un futuro cercano o hasta que haya un público que pueda verlo de forma racional.

Devotion recibió críticas ampliamente positivas de portales de videojuegos alrededor del planeta. En circunstancias totalmente diferentes, el juego podría haber obtenido reconocimiento y galardones a nivel mundial. Su único pecado fue dejar rastros de una postura política, tal vez inspirada en los turbios sucesos de su tiempo.

Una luz de esperanza para Devotion

Aunque Devotion no puede ser adquirido de forma legal, eso no significa que el juego quedará en el olvido. La Universidad de Harvard recientemente anunció que preservará los juegos de Red Candle en su biblioteca Harvard-Yenching. La biblioteca alberga más de 1.5 millones de volúmenes de textos en chino, mandarín, mongol, tibetano, coreano y japonés, haciéndola el recinto de investigación universitaria del este de Asia más grande por fuera del continente.

Con el tiempo, Devotion tendrá el reconocimiento que se merece.

Advertisement
1 Comentario

1 Comentario

  1. loriquero

    26 de febrero del 2020 at 23:05 pm

    Guanyin es el nombre dado en China al Avalokiteśvara Bodhisattva; el Bodhisattva de la compasión!

Deja tu comentario

Además no te pierdas

A %d blogueros les gusta esto: