Síguenos en nuestras redes

Videojuegos

DmC: Devil May Cry – A Fondo [Parte 2]

Dante contra el capitalismo.

Publicado

en

En la primera parte del ‘A Fondo’ de DmC: Devil May Cry hablamos sobre las circunstancias del lanzamiento del juego, las razones detrás de los cambios que tuvo la franquicia y el rechazo brutal que sufrió el nuevo diseño de Dante. Ahora, llegó el momento de adentrarnos en su trama e influencias.

La historia del juego se desarrolla en un lugar apropiadamente llamado Limbo City. En el centro de esta se levanta imponente la Torre Silver Sacks. Esta velada referencia a Goldman Sachs es el centro de operaciones de un demonio llamado Mundus, que con su falsa apariencia humana se presenta como un empresario multimillonario. La influencia y poder de su imperio mediático le permite controlar la economía y gobiernos de todo el mundo. Sus canales de televisión y bebidas energéticas mantienen a la sociedad completamente manipulada. El mundo cree lo que él quiere que crea.

Al margen de esta sociedad vive Dante, que debido a sus poderes es capaz de ver los demonios y la fea realidad que es invisible a los ojos de los demás. Tras involucrarse con una organización llamada La Orden, comienza a descubrir la verdad sobre su misterioso pasado y a encontrar su lugar en la lucha contra Mundus.

Capitalismo May Cry

No hay que leer entre líneas para descubrir que en el corazón de DmC: Devil May Cry se encuentra la lucha contra las formas más salvajes del capitalismo. Mundus representa la corporatocracia, el sistema en el que el poder ha sido transferido del Estado a las grandes corporaciones. Esto es algo que vemos hoy en día, aunque no de forma directa.

Los gobiernos de muchas naciones buscan que sus decisiones y decretos favorezcan siempre a la clase empresarial mediante acciones, privatizaciones, eliminación de impuestos empresariales, desregulaciones y toda clase de beneficios económicos. Una especie de máxima evolución del neoliberalismo.

DmC: Devil May Cry Mundus
Mundus

En la esquina contraria tenemos a La Orden. En jóvenes y rebeldes como Kat y Dante vemos reflejada la filosofía punk original. Un rechazo al orden establecido. Chicos que no encajaban y son relegados a orfanatos, sanatorios y convertidos en víctimas de abuso. Ante este escenario solo hay tres salidas. Transformarse en lo que no es para encajar con los demás, ocultarse y vivir como un paria o rebelarse y tratar de cambiar el mundo.

Inicialmente, Dante representa la segunda opción. Sabe que las cosas están mal, pero prefiere ser indiferente y sacar provecho de lo que pueda. Una posición que algunos consideran egoísta, pero tal vez necesaria para sobrevivir. Es cuando encuentra a Kat y Vergil, otros como él que se oponen a la forma que ha tomado el mundo, que descubre que luchar es una opción y es posible ganar. La bandera británica que adorna su abrigo puede ser una referencia a los parches que los miembros de los movimientos punk en Inglaterra vestían en las protestas contra el gobierno de Thatcher en los años ochenta.

El canal favorito de Trum… Mundus

Los noticieros son uno de los medios más poderosos no solo a la hora de informar, sino de formar opinión. Por eso, no es extraño que gobiernos y corporaciones busquen ‘influenciarlos’ de diversas formas que les sean favorables. 

El mundo de DmC tiene a Raptor News Network, un canal de noticias dedicado a manipular la información para que la opinión esté siempre del lado de Mundus. Lo primero que pensamos al verlo es que está basado en Fox News, el infame canal estadounidense de extrema derecha que en múltiples ocasiones ha sido acusado de ‘torcer la realidad’ de acuerdo a sus intereses.

Esto no es casualidad. Un portal promocional del juego, que tristemente ya no existe, usaba temas de constante debate en Estados Unidos, satirizando las posiciones de Fox News. Por ejemplo, se refería a los intentos de regular la venta de armas como “un ataque contra la masculinidad.”

Ellos viven

Mundus controla a la población mediante múltiples tácticas: noticias falsas, sustancias que apaciguan a los humanos y mensajes subliminales. Prácticamente cualquier texto publicitario o informativo de la ciudad esconde un verdadero significado que Dante puede revelar al observarlo desde el Limbo.

Acorde al mensaje anticapitalista de DmC: Devil May Cry, la mayoría de estos mensajes hacen referencia a la economía. Dicen cosas como “gasta dinero”, “endéudate” y “castiga la pobreza.”

Esta idea, de mensajes publicitarios escondiendo un mensaje subliminal, les resultará bastante familiar a los fanáticos del director de cine John Carpenter. En su película They Live, estrenada en 1988, el protagonista encuentra unas gafas de sol que le permiten ver lo que se esconde tras los mensajes que nos rodean todo el tiempo.

La metáfora detrás de They Live y DmC: Devil May Cry es la misma. Los ricos y líderes mundiales se mantienen en la cima gracias a unas clases media y baja apaciguadas por el consumismo. Darnos cuenta de ese engaño y la forma en que nos manipulan es el primer paso para ser libres.

La Divina Comedia

Es bien conocido que los nombres de Dante y su hermano Vergil vienen de los poetas Dante Alighieri y Publio Virgilio, especialmente de La Divina Comedia, una obra del primero en la que Virgilio guía al autor a través del limbo, infierno, purgatorio y paraíso.

En la saga principal de Devil May Cry, esto no es más que una curiosidad. Pero en DmC esta referencia cobra una importancia mayor. Igual que en el poema de Alighieri, Dante es guiado en este mundo por Vergil. Ambos tienen la capacidad de entrar al limbo y, desde allí, observan la verdad sobre el mundo. Ven a reyes y poderosos como habitantes del infierno y la forma como muchas de las bases de la sociedad resultan irrelevantes ante las leyes del ‘más allá.’

Dante, Vergil y su madre Eva. Fanart de Icycroft.

Ángeles y demonios

Pero en DmC: Devil May Cry, Dante y Vergil no son poetas, ni siquiera son humanos. Son hijos de un demonio (Sparda) y un ángel (Eva). De acuerdo al juego, eso los convierte en Nephilim —la tercera raza— capaces de usar las habilidades de los habitantes del cielo y del infierno.

Nephilim es una palabra que escuchamos muy a menudo en obras de ficción que tocan temas infernales, como los juegos de Diablo, Darksiders, la serie Supernatural y las novelas Cazadores de Sombras, de Cassandra Clare. Su definición varía de mención en mención.

El término viene originalmente del idioma hebreo y aparece en el Antiguo Testamento de la Biblia cristiana. Allí son descritos como los descendientes de los ‘Hijos de Dios’ (ángeles) con las ‘Hijas de los hombres’ (mujeres humanas). Algunas traducciones se refieren a ellos como ‘Gigantes’ y otras como ‘Los Caídos’, equiparándolos con demonios y ayudando a crear más confusión.

Nephilim DmC: Devil May Cry

Lo interesante de ser la unión entre un ángel y un demonio es que los Nephilim de DmC no están atados a la idea del bien (ángeles) o el mal (demonios). Representan el libre albedrío. La capacidad de tomar control de su propio destino. Esto es algo que, en el juego, se les ha negado a los humanos mediante el control que ejerce Mundus sobre ellos. 


Hasta aquí llega nuestro análisis ‘A Fondo’ de DmC: Devil May Cry, pero quedan muchos temas dignos de explorar en este juego. ¿Quieren algo de tarea? Entonces dediquen algo de tiempo a pensar en Vergil, especialmente su vestuario y cómo representa el destino último de este personaje.

Se despide Sir Laguna, «haciendo el trabajo de Dios.»

Publicidad
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas