Connect with us

Juegos

Dragon Ball: el día que Goku adulto conoció a Goku niño

Una aventura gráfica interactiva de Bandai que no requería consola de videojuegos.

Publicado

en

Para 1992, el ‘anime’ de Dragon Ball Z se encontraba en su punto más fuerte en Japón, con las sagas de los Androides y Cell transmitiéndose originalmente por Fuji TV. Esto dio paso a una buena cantidad de videojuegos en sistemas Famicom y Super Famicom, pero hubo uno que no precisamente se podía catalogar como videojuego, aunque sin embargo se consideraba como un episodio interactivo de la serie de Toei Animation.

Dragon Ball Z: Atsumare! Gokū Wārudo (Dragon Ball Z: Gather Together! Goku’s World) fue lanzado ese mismo año para un periférico de Bandai llamado Terebikko, una especie de teléfono que debía utilizarse a la par de una cinta VHS, que a su vez contenía poco menos de media hora de animación original de Dragon Ball producida por Toei Animation, incluyendo cada actor de voz de la serie repitiendo su respectivo papel.

Este Sistema de Comunicación en Video o VCS bajo el nombre de Terebikko solo tenía cuatro botones de diferentes colores, que se usaban para ingresar comandos o responder las preguntas que hacían personajes como Goku y sus amigos, entre ellos Krillin, Roshi, así como Bulma y Trunks.

La historia se narra como un episodio de la serie (técnicamente ubicada durante la saga de Cell pero con un diferente desarrollo de eventos) e involucra la máquina del tiempo de Trunks, llegando a viajar tan atrás como hasta los años donde Goku era niño y entrenaba junto a Krillin repartiendo botellas de leche para el Maestro Roshi.

El asunto divertido de esto es que Goku adulto no ve ningún paradójico problema temporal en interactuar con su versión infante, asunto que rápidamente corrige Trunks al advertirle que podría arruinar el espacio tiempo (cosa que nunca pasó en la serie a pesar del mismo viaje al pasado de Trunks desde un futuro alternativo).

Dragon Ball Z: Atsumare! Gokū Wārudo actúa como un examen suave de conocimientos para los pequeños fanáticos de la franquicia, pues recuerda momentos como la transformación de Goku en Ozaru, la técnica de Kamehameha o el Makankosappo de Piccoro. Pese a que la historia se ubica días antes de los juegos de Cell en el ‘anime’, es un Gohan niño y no adolescente quien conoce al villano, sin haber entrenado en la Habitación del Tiempo con Goku. La aventura interactiva termina al derrotar a Cell en su forma perfecta.

Pese a que nunca salió de Japón, este es uno de esos artículos que sin duda cuenta entre los grandes para coleccionistas, en especial por ese detalle de unir a las dos versiones de Goku que todos aman, el niño y el adulto.

Estas son todas las secuencias de video continuas pero únicamente disponibles en japonés. Pese a que no entiendas el idioma se reconoce el estilo de la serie y las situaciones presentadas, así como las trivias.

Advertisement
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas