Conecta con nosotros

Videojuegos

Dragon Ball: The Breakers – Reseña

Cell by Daylight.

Publicado

el

Cuando decimos “un videojuego de Dragon Ball”, ustedes seguramente piensan en títulos de pelea como los de las series Budokai Tenkaichi, Xenoverse o el excelente FighterZ. Algunos tal vez recuerden títulos de rol o incluso de cartas. Lo que sí es seguro es que a nadie se le ocurriría pensar en un juego multijugador asíncrono de supervivencia. A pesar de lo inusual de ese concepto, eso es precisamente lo que Dragon Ball: The Breakers nos ofrece y en esta reseña veremos cómo le va a Goku y sus amigos explorando un género tan aparentemente ajeno a ellos.

Goku y sus amigos no están realmente en este título, pero sí sus espíritus. En este juego, ampliamente descrito como “Dragon Ball combinado con Dead by Daylight” controlamos principalmente a “personas comunes y corrientes” de ese mundo —como Oolong y una Bulma adolescente— que deben escapar de poderosos villanos. Por supuesto, también podemos controlar a esos mismos enemigos que buscan destruirlos a toda costa.

Dragon Ball: The Breakers es parte de la misma continuidad de Xenoverse y Heroes, en la que Trunks se une a la Patrulla del Tiempo para proteger la línea de tiempo de ser alterada. Debido a extraños fenómenos conocidos como Uniones Temporales, varias personas de diferentes eras y universos se ven atrapadas en pequeñas dimensiones con algunos de los peores villanos de la historia. Con la ayuda de Trunks deben buscar la forma de activar la máquina del tiempo y huir antes de que los ‘Incursores’ lo destruyan todo.

Este es un concepto bastante original e inesperado para una obra basada en las creaciones de Akira Toriyama. Inicialmente se puede pensar que no encaja muy bien, pero no resulta tan raro tras ver las bizarras situaciones en que se ven envueltos los personajes en Dragon Ball Heroes y Xenoverse. De todos modos, los combates de superguerreros no se quedan por fuera. Podemos invocar el poder de los personajes más icónicos del universo para enfrentar temporalmente a los Incursores.

En esta reseña vamos a descubrir si la comparación que hacen de Dragon Ball: The Breakers con Dead by Daylight es apropiada y si este es un buen juego.

Cada partida de este título tiene tres fases. En la fase de búsqueda, los sobrevivientes deben recorrer el mapa buscando las llaves de cada una de las zonas del mapa poder activar la supermáquina del tiempo. Mientras tanto, los incursores deben ir acabando con los personajes y NPC que encuentren para subir de poder y evolucionar, lo que les permitirá eliminar zonas completas. Si los sobrevivientes logran encontrar suficientes llaves y ponerlas en su lugar, pasamos a la fase de defensa. En esta, los sobrevivientes deben defender el sistema de inicio de la supermáquina del tiempo de los ataques del incursor usando sus habilidades y las transferas que les dan los poderes de Goku, Vegeta y los demás guerreros Z.

Si los sobrevivientes logran llamar la máquina del tiempo o derrotan al incursor, termina la partida. Si este logra destruir el sistema, entramos en la fase de escape. Los sobrevivientes deben buscar una baliza de máquina del tiempo de escape y huir, mientras que el villano debe terminar su trabajo.

En esta reseña vamos a descubrir si la comparación que hacen de Dragon Ball: The Breakers con Dead by Daylight es apropiada y si este es un buen juego.

Esta estructura es, en términos generales, bastante buena. No nos engañemos, es la misma de juegos como Dead by Daylight y Friday the 13th: The Game, pero reemplazando elementos como los generadores por otros que se sienten más adecuados al universo Dragon Ball. En ese sentido son mecánicas probadas y exitosas. Los problemas de Dragon Ball: The Breakers no están en sus sistemas de juego como tal, sino en su mala ejecución, pésima calidad técnica y molestos sistemas de monetización.

Vamos por partes.

A pesar del prólogo en el que Trunks nos explica los sistemas básicos de juego, este título hace un mal trabajo explicándonos cómo se juega. Sí, aprendemos a correr, saltar y transformarnos, pero tenemos que jugar más de un par de partidas y dedicar un largo rato a la lectura de tutoriales para comprender bien las mecánicas. Esto no aplica para los incursores, pues es tan improbable jugar con uno que pueden pasar varias horas de juego antes que podamos controlar de nuevo a Cell, Freezer o Majin Buu.

En esta reseña vamos a descubrir si la comparación que hacen de Dragon Ball: The Breakers con Dead by Daylight es apropiada y si este es un buen juego.

Cada vez que vamos a jugar podemos elegir entre sobreviviente o incursor. Cada vez que seleccionemos incursor y nos obliguen a jugar como sobreviviente, subiremos en “prioridad” para ser uno más adelante. Eso puede tomar hasta ocho o más partidas. Este sistema es molesto y resulta imposible practicar para ser mejores en la que puede ser la parte más divertida del juego.

Tampoco ayuda que este no es un juego muy bonito que digamos. Hay que dejar claro que Dragon Ball: The Breakers es un juego de bajo presupuesto y bajo costo. La edición estándar cuesta solo 74.900 pesos colombianos. Por eso no esperamos los mejores gráficos de su parte y no los necesita. Su rendimiento en Nintendo Switch es bastante regular y podemos ver cómo aparecen las texturas de los objetos a medida que nos acercamos a ellos. Aunque corre mejor en PC, PS5 y Xbox Series X|S —en los que alcanza 60 fps— no todos sus problemas desaparecen.

En esta reseña vamos a descubrir si la comparación que hacen de Dragon Ball: The Breakers con Dead by Daylight es apropiada y si este es un buen juego.

Aunque esos problemas parecen graves, en realidad son menores. Los gráficos son poco importantes y los personajes del ‘anime’ y ‘manga’ son perfectamente reconocibles, así como el estilo de Toriyama en los personajes creados por los jugadores. Los controles no son los mejores, pero podemos acostumbrarnos a ellos y participar en partidas tensas y divertidas. El verdadero problema de este juego está en su monetización.

Tan pronto salimos del prólogo, The Breakers nos asalta con múltiples opciones y tipos de moneda. Con estas podemos adquirir toda clase de elementos cosméticos, transferas con más personajes de Dragon Ball, subir de nivel nuestros poderes y avanzar en un pase de batalla llamado ‘Nivel Dragón’. Es abrumador.

Algunos de estos elementos se pueden adquirir con zeni, la moneda que obtenemos simplemente por participar en partidas. Pero otras exigen Fichas PT que, aunque se pueden conseguir poco a poco mientras jugamos, resulta “más conveniente” comprar con dinero real. También hay Espíritus de superguerreros que necesitamos para potenciar los superataques. Por último, necesitamos gastar monedas para adquirir boletos con los cuales participar en el gacha de personajes llamado Sifón espiritual.

Así es. Dragon Ball: The Breakers es un juego gacha.

¡Esperen! ¡Hay más! También tenemos el pase de temporada ‘Nivel Dragón’ en el que subimos de nivel completando misiones diarias y semanales. En este podemos ganar todos los tipos de monedas, elementos cosméticos e incluso personajes. Aunque el pase es gratis, la opción de pagar con Fichas PT para subir de nivel y la dificultad de algunas misiones hace que se sienta como algo ‘premium’.

En esta reseña vamos a descubrir si la comparación que hacen de Dragon Ball: The Breakers con Dead by Daylight es apropiada y si este es un buen juego.

Es cuando vemos todo esto que Dragon Ball: The Breakers revela sus verdaderos colores. Su principal objetivo no es ofrecer una nueva experiencia en el universo del popular ‘anime’ y ‘manga’. Es aprovechar el éxito de juegos como servicio como Dead by Daylight para ofrecer un producto altamente monetizado. No hay nada malo en ser un juego como servicio ni en tener sistemas de monetización, pero poner estos elementos en el centro de un juego de pago es bastante inapropiado.

Dragon Ball: The Breakers era un juego con un gran potencial. Tristemente, está muy poco pulido y tiene un enfoque demasiado grande en sus elementos de pago a pesar de no ser un juego gratis. Sin embargo, este título prometió constantes actualizaciones de contenido. Es posible que en unos meses haya corregido su rumbo y sea una experiencia mucho más agradable. Por ahora, nos hace jugar más y más para poder desbloquear el traje de Piccolo, no porque nos estemos divirtiendo.

Dragon Ball: The Breakers
6.5/10 Nota
Lo que nos gustó
- Excelente sistema de creación de personajes con el estilo de Toriyama.
- Las partidas pueden ofrecer momentos divertidos y de mucha tensión.
- El concepto de juego de supervivencia asimétrico está bien adaptado al universo de Dragon Ball.
Lo que no nos gustó
- Calidad gráfica, especialmente en Switch.
- Lo difícil que es poder jugar con un villano.
- Las actuaciones de voz en inglés no son buenas, especialmente la de Trunks.
- Excesivos sistemas de monetización a pesar de ser un juego de pago.
En resumen
¿Dead by Daylight en el mundo de Dragon Ball? Sí, ese es un concepto que llama mucho la atención y está lleno de potencial. Tristemente, Dragon Ball: The Breakers lo desaprovecha con su mediocre calidad técnica y enfoque en sistemas de monetización que serían mucho más apropiados para un juego gratis. A pesar de esos defectos, las partidas pueden ser muy divertidas, tensas y están bien adaptadas al bizarro multiverso que vimos en títulos como Dragon Ball Heroes y Xenoverse. Se puede pasar un muy buen rato con este título y esperamos que futuras actualizaciones le den las mejoras y cambios que necesita para convertirse en un buen juego.

Reseña hecha con una copia digital de Dragon Ball: The Breakers para Nintendo Switch brindada por Bandai Namco Latinoamérica.

Advertisement
Haga clic para comentar

Deja tu comentario

Además no te pierdas