Connect with us

Publicado

en

Se puede afirmar sin riesgo a caer en una falacia que el anuncio de un juego basado en Dragon Ball está destinado a atraer la atención de fanáticos y consumidores casuales por igual. Al fin y al cabo, es innegable que Akira Toriyama creó una obra que se ha vuelto parte de la cultura popular y que sigue aguantando el paso del tiempo. Por supuesto, lo anterior no implica que todos los títulos basados en las aventuras de Goku sean buenos. De hecho, los videojuegos de Dragon Ball han tenido una mala racha desde el 2011 con el lanzamiento de Dragon Ball Z: Ultimate Tenkaichi; aunque algunos se atreverían a decir que la decadencia comenzó en 2009 con Dragon Ball: Raging Blast.

Las cosas no mejoraron en 2014 con Dragon Ball Z: Battle of Z, título que pecó de repetitivo y excesivamente simplista. Aunque el juego no fue un fracaso comercial, Bandai Namco Entertainment decidió cambiar la formula y recurrir nuevamente a Dimps —estudio responsable de desarrollar la saga Budokai— para diseñar un título de carácter más técnico: Dragon Ball Xenoverse.

Si bien poseía varias falencias, fue todo un éxito comercial y crítico por su intuitivo sistema de combate y ambientación que apelaba a los fanáticos de la serie y aquellos que buscaran una aventura más personalizada. Ahora, después de un año del estreno de Xenoverse, Bandai Namco Entertainment nos deleita con su secuela, una oportunidad para corregir errores y perfeccionar aciertos. ¿Pero es Xenoverse 2 mejor que su predecesor? Acompáñanos para averiguarlo.

Al igual que el juego original, Xenoverse 2 exige al jugador escoger entre una de cinco razas —saiyajin, namekiano, humano, majin y changlong— a la hora de crear al protagonista de la nueva historia. Aunque no se puede trasladar todo el progreso obtenido en Xenoverse, es posible subir un personaje anterior para que debute en la trama como el héroe que salvó Toki Toki City. Por supuesto, esto exige tener los datos del título anterior en la misma plataforma donde se está jugando.

Aunque en Xenoverse las cinco razas poseían diferencias estadísticas notables, su secuela se encarga de distinguirlas aún más por medio de la introducción de combos únicos. Por supuesto, esto no se limita a la animación, sino a la propiedad de los ataques y las diferentes formas en las que pueden intercalarse y cancelarse. Esto se extiende a las ráfagas de ki, que al ser cargadas adquieren efectos únicos dependiendo de la raza escogida. Por fortuna, las mecánicas no son el único recurso por medio del cual la creación de personajes brilla en este título.

28-11-2016_5-04-36_p-m
La raza escogida no solo condicionará la forma en la que comienza la historia, sino que habilitará opciones de dialogo únicas con los habitantes de Conton City, nueva base de operaciones de los Patrulleros del Tiempo. A diferencia de Toki Toki City, esta locación es sustancialmente más grande y al principio parecerá resultado de un mal diseño de nivel. No obstante, a medida que avance la historia, se habilitarán nuevas habilidades —entre las cuales destaca la de volar— y se añaden nuevas actividades que soplan vida en la ciudad y la convierten en un circuito funcional.

Además de las misiones secundarias y las pruebas de los maestros, actividades que ya estaban presentes en Dragon Ball Xenoverse, la secuela introduce las grietas temporales. Estos portales permiten acceder a escenarios conocidos del universo de Dragon Ball, tales como el hogar de Majin Buu y la nave de Freezer. En cada una de estas locaciones se podrá realizar una serie de misiones que, dependiendo de la raza escogida, beneficiará al protagonista en menor o mayor medida.


Si bien todas las actividades mencionadas añaden suficiente variedad, algunas de estas se contradicen entre sí. Por ejemplo, un evento puede exigir exterminar a Dodoria y sus tropas, pero a continuación se puede acudir al villano y solicitar entrenamiento sin repercusión alguna. Casos como este contribuyen a romper la inmersión y reducen estas actividades a una lista de cosas que hacer para obtener un ítem específico o simplemente completar el juego al 100%. Si hay un Dragon Ball Xenoverse 3, se recomienda la creación de verdaderas facciones y que las elecciones del jugador tengan una verdadera repercusión en cómo los NPC lo ven.

Hablando de actividades ajenas a la historia, ya se mencionó que en Xenoverse 2 el protagonista puede solicitar a varios personajes de la serie que le enseñen sus técnicas. Aunque sigue siendo uno de los puntos más brillantes del juego, es una característica que se realizó mejor en el título original. Mientras que en Dragon Ball Xenoverse el maestro exigía el uso exitoso de una técnica un número determinado de veces antes de pasar a la siguiente lección, en la secuela resulta que la frecuencia de las lecciones depende del nivel del protagonista. Este es otro problema que rompe la inmersión, ya que de esta forma no se siente que el personaje principal está pasando por una etapa de aprendizaje. Cabe aclarar que los maestros ya no se desbloquean conforme avanza la historia; ahora es necesario pasar pruebas de avance, las cuales se activarán a medida que se entrene con los que ya están disponibles.


Irónicamente, Dragon Ball Xenoverse 2 le da una gran importancia a enseñar sus nuevas mecánicas, las cuales contribuyen a hacer del juego mucho más técnico. Además de la eliminación de ciertas habilidades, tales como la capacidad de saltar en el aire, este título introduce varias mecánicas que le dan nuevos usos a la estamina y dan más oportunidades para conectar combos:

  • Explosión de aura: impulso que permite alcanzar al enemigo incluso después de lanzarlo. En medio del acelerón se puede dar una curva para golpear al oponente por detrás y evitar un posible bloqueo, pero gasta más estamina.
  • Guardia perfecta: si se presiona el botón de guardia justo cuando vaya a impactar un ataque, este rebotará y se anulará cualquier clase de daño. No gasta estamina.
  • Paso de desaparecida: forma de desplazarse alrededor del oponente sin riesgo a recibir daño; sin embargo, aunque se puede atacar, no se puede iniciar un combo en medio de esta técnica. No gasta estamina.
  • Contraataque trasero: en cualquier momento de un combo, se puede atacar en dirección contraria a la que está mirando el personaje para interceptar a cualquier enemigo que se teletransporte atrás.
  • Lanzamiento: ataque de alcance medio que puede lanzar al enemigo. Después de despedirlo, se puede acelerar hacia el objetivo para continuar el combo.
  • Destrucción de estamina: un ataque cargado que drenará toda la estamina del oponente si este no se cubre. Por supuesto, tarda un poco en cargar.


Otra novedad en materia de mecánicas es la introducción de los Estallidos QQ, un equipamiento que otorga estadísticas artificiales a las prendas sin importar sus efectos originales. Estos solo pueden crearse combinando dos prendas y un ítem de consumo en una terminal que estará disponible después de llegar hasta un punto determinado de la historia. Entre más raros sean los ingredientes, más poderoso será el Estallido QQ.

Por supuesto, tampoco se puede olvidar la implementación de las transformaciones para todas las razas. Después de superar un número de misiones secundarias en la respectiva grieta temporal del protagonista, se desbloqueará una transformación que aumentará sus estadísticas o modificará temporalmente sus habilidades. No cambia radicalmente la jugabilidad, pero es una adición bienvenida que le da más variedad al título.

Dragon Ball Xenoverse 2
En lo que respecta a la trama, su estructura no es tan lineal como la del primer juego, aunque en esencia es muy parecida. Para resumir, Dragon Ball Xenoverse 2 es una continuación directa del título original que relata la historia de un nuevo Patrullero del Tiempo que sigue el rastro de Towa y Mira. No obstante, estos dos cuentan con la ayuda de Lord Slug y Turles, que intervendrán de distintas formas en la historia del universo de Dragon Ball.
La superación de las misiones del modo historia y la realización de otras actividades —entre las cuales destacan los entrenamientos especiales impartidos por Yamcha y Krillin— no solo recompensarán al jugador con items y dinero, sino con Medallas TP. Estas sirven para comprar objetos especiales en una tienda que solo se abre los fines de semana.

Para concluir, hay que mencionar el modo multijugador. Este no está disponible hasta completar cierto número de misiones en el modo historia. Al igual que Xenoverse, está compuesta de las siguientes submodalidades: combate local, combate igualado y casual, combate eterno y misiones en línea. Aunque el desempeño en línea es generalmente optimo, algunas veces resulta problemático encontrar un grupo a causa de la falta de comunicación o el exceso de esta. Si se va a jugar en línea, se recomienda hacerlo con un grupo de amigos.

Dragon Ball Xenoverse 2
7.8/10 Nota
En resumen
Dragon Ball Xenoverse 2 es casi todo lo que una secuela debería ser. Si bien perfecciona las mecánicas, convirtiéndolo en un juego más estratégico, el aumento en escala causa que ciertos elementos presentes en el primer juego no se adapten del todo en esta nueva entrega. Siempre y cuando se tenga en cuenta que el fuerte de este título no es la historia, algunos de los escenarios alternativos resultan bastante entretenidos. Aunque hay una clara mejora de la interfaz, el doblaje en inglés a duras penas resulta tolerable. Sin embargo, a pesar de esos cuantos defectos, esta secuela es un título que deberían tener todos los fanáticos de Dragon Ball y una compra recomendada para aquellos que por alguna extraña razón no estén familiarizados con la serie.

Reseña realizada con una copia del juego para Xbox One brindada por Bandai Namco Entertainment Latinoamérica.

Advertisement
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas