Síguenos en nuestras redes

Videojuegos

Dreams – Reseña

Solo necesitas imaginación y voluntad para hacer tus sueños realidad.

Publicado

en

Antes de hablar de Dreams, ¿recuerdan LittleBigPlanet? Seguro que sí. Estos fueron adorables títulos de plataformas para las consolas de Sony en los que controlábamos tiernos personajes llamados Sackboys. Uno de sus elementos más revolucionarios fue el Modo Creación, que nos animaba a crear nuestros propios niveles.

Esta clase de editores no eran nuevos, pero ninguno tenía la profundidad de LittleBigPlanet. El Modo Creación tenía tal cantidad de opciones que los jugadores fueron capaces de romper los límites del género y crear aventuras en primera persona, juegos de naves y hasta RPG.

Pero el Modo Creación fue solo el comienzo. Sus desarrolladores —el estudio británico Media Molecule— tenían un sueño mucho más ambicioso: dar a los jugadores todas las herramientas necesarias para crear no solo niveles, sino el juego de sus sueños sin complicaciones ni necesidad de saber programar. Así nació Dreams.

Dreams no es un juego. Bueno, sí lo es. Sin embargo, es más que eso. Es una potente aplicación que nos permite crear el juego que queramos y obras de arte de toda clase. También es una plataforma que reúne miles de títulos creados por sus usuarios y una red social en la que podemos encontrar y seguir a otros creadores. El alcance que tiene esta obra es impresionante. No extraña que estuviera en desarrollo desde 2013. 

No me cabe duda que buena parte de ese tiempo fue dedicado a hacer su interfaz lo más fácil posible de usar. Y es verdad: comparada con otras herramientas de creación de videojuegos —como RPG Maker, Game Salad e incluso Unity—, resulta increíblemente sencilla. Pero no crean que van a sentarse y en cinco minutos van a estar creando el próximo God of War. Dreams requiere mucha dedicación y paciencia por parte de los usuarios que quieran aprovechar sus características. Afortunadamente, cuenta con una nutrida librería de tutoriales, videos, plantillas y clases magistrales con las que cualquiera —sin importar si es un niño o un principiante— puede dar sus primeros pasos hacia la creación de un videojuego.

Puede resultar abrumador en un comienzo. Hay demasiadas herramientas y opciones. Crear una obra desde cero es una tarea que puede consumir días o incluso meses. El creador de The Pilgrim, uno de los mejores juegos que descubrí en mi tiempo con Dreams, confiesa que terminarlo le llevó meses de trabajo. Dreams no es como Super Mario Maker 2, en el que podemos tener listo un buen nivel en corto tiempo.

No les voy a mentir. El alto nivel de dedicación que exige crear un juego puede echar para atrás hasta a los más entusiastas, especialmente si quieren tener sus personajes, música y escenarios originales. Pero existe otro camino: usar elementos ya creados. 

Cualquier cosa creada por alguien en Dreams puede ser compartida con la comunidad para que la usen en sus propias obras. Incluso podemos crear ‘remixes’ de juegos completos. Aunque no se puede negar que existe el riesgo de que el ‘Dreamiverso’ —así se llama el lugar donde encontramos las obras de la comunidad— se llene de clones, es una buena opción… al menos para comenzar y aprender.

Dreams ps4 análisis

Algunos se preguntarán, ¿cómo funciona una herramienta así sin teclado y ratón? Media Molecule encontró una buena solución en el sensor de movimiento de los controles DualShock 4. La combinación de este con los botones y controles análogos permiten movernos por las escenas que vamos creando, pero no es tan preciso como quisiéramos. También podemos usar modos de control que solo emplean los análogos o, mejor aún, los controles PlayStation Move. Aprender a mover objetos, usar los menús y atajos de cualquiera de estas maneras puede ser frustrante en un principio, pero será una segunda naturaleza tras unos pocos días.

Ahora sí, hablemos del Dreamiverso. Allí no solo encontraremos juegos creados por la comunidad, sino también exposiciones de creaciones, cortometrajes e incluso largometrajes. Probablemente, lo primero que veamos allí sea El Sueño de Art. Este consiste en un juego creado por Media Molecule usando Dreams que sirve como un ejemplo perfecto de lo que es capaz de crear esta herramienta. Es la historia de un bajista en una banda de jazz que está pasando por una crisis. En sus sueños, lo controlamos a él y sus juguetes de la infancia en una historia que mezcla plataformas, aventura gráfica, conducción, disparos y hasta un musical. Dura poco más de un par de horas y vale mucho la pena empezar allí nuestra experiencia.

La cosa se complica al mirar las creaciones de la comunidad. Es verdad que encontramos obras que derrochan creatividad, pero resulta más fácil toparse con juegos de poca calidad que no son más que los primeros intentos o bromas a la audiencia. Ya que Dreams permite actualizar un juego después de lanzarlo, hay montones de títulos en fase de prueba, llenos de ‘bugs’ o que no son más que demostraciones. Yo encontré un juego inspirado en Tron que parecía divertido, pero en el que la moto se volcaba y no había otra forma de continuar jugando.

También hay montones de ‘remakes’, homenajes y copias. La página principal del Dreamiverso está llena de juegos protagonizados por Mario, Gokú y otros personajes populares. Estos modelos tienen buena calidad, pero no son más que curiosidades.

Afortunadamente, Media Molecule está haciendo un buen trabajo de curación. Podemos encontrar listas de ‘sueños recomendados’. Hay buenas herramientas de búsqueda y premiaciones. Podemos mirar cuáles son los juegos que más ‘me gusta’ han recibido y organizarlos por categoría. A pesar de todo, las obras de calidad pueden seguir siendo difíciles de encontrar y ahí es donde entra la comunidad. Ya hay una buena cantidad de youtubers y creadores de contenido recomendando los mejores ‘sueños’ que encuentran. Gracias al sitio web indreams.me, en el cual podemos iniciar sesión con nuestra cuenta de PSN, podemos buscar juegos en internet y crear una lista que estará esperándonos cuando iniciemos el juego.

Si van a ser creadores, tengan en cuenta que al publicar sus obras están poniéndolas no solo al servicio de Sony y Media Molecule, pero también al de los ‘streamers’. Ustedes no se van a lucrar de su trabajo, sino ellos. Si su interés es crear y compartir con el mundo, no hay problema. Sin embargo, es bueno que lo tengan presente. Media Molecule ha dicho que están interesados en permitir que los jugadores ‘exporten’ sus juegos fuera de Dreams, pero de momento no se sabe cómo sucederá esto.

Dreams es toda una experiencia, tanto para creadores como para jugadores. Nunca había visto algo como esto, ni siquiera en el mundo de las herramientas de creación de juegos. Si alguna vez han sentido el impulso de ‘crear’ algo, pero la programación y el arte los intimidan, esta es la mejor opción para hacer sus sueños realidad. Si solo les interesa jugar, van a encontrar una fuente casi infinita de opciones.

Dreams
8/10 Nota
Lo que nos gustó
- Tutoriales y videos que explican claramente todo lo que necesitamos saber.
- Las herramientas de curación e integración con el sitio web hacen fácil encontrar juegos.
- La comunidad que se está creando alrededor del juego ha sido amable y muy colaboradora.
Lo que no nos gustó
- La cantidad de opciones y herramientas puede resultar abrumadora.
- Crear un buen juego requiere de mucha dedicación, tiempo y paciencia, algo que puede desanimar a muchos.
- Hay demasiados juegos de baja calidad saturando la plataforma.
En resumen
Dreams es la plataforma perfecta para que quienes desean convertirse en diseñadores de videojuegos se pongan a prueba y los demás disfruten con las impresionantes muestras de creatividad de la comunidad de 'soñadores'. Es una lástima que no todos puedan darle el nivel de dedicación para crear una gran obra. También es posible que, con el 'backlog' de juegos pendientes que muchos tenemos, no tengamos tiempo para dedicarle a los juegos que encontramos allí. A pesar de todo, la simple existencia de Dreams es un sueño hecho realidad

Reseña realizada con una copia digital de Dreams para PlayStation 4 brindada por Sony Interactive Entertainment.

Publicidad
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas