Conecta con nosotros

Videojuegos

El Príncipe del Reino Unido cree que Fortnite debería prohibirse

Ojalá la Reina no se de cuenta de las bobadas que dice su nieto.

Publicado

el

El Príncipe Harry, nieto de la Reina Isabel II y sexto en la línea de sucesión al trono del Reino Unido, tuvo unas fuertes palabras contra Fortnite el pasado 3 de abril. En un evento celebrado por la Asociación de hombres jóvenes cristianos en el este de Londres, expresó lo siguiente sobre el popular juego de Epic Games:

«Esta creado para ser adictivo, una adicción que busca mantenerte en frente del computador por el mayor tiempo posible. Es irresponsable.

No podemos seguir esperando que el daño esté hecho y las familias sean destruidas».

Pero este personaje no solo habló en estos términos contra Fortnite. También agregó que las redes sociales «son más adictivas que el alcohol y las drogas».

Estas palabras llegan en un momento en que hay un candente debate en Inglaterra sobre las capacidades de los videojuegos de ser adictivos. El fenómeno Fortnite se ha convertido en uno de los temas favoritos de los tabloides y la prensa sensacionalista, que aman publicar titulares sobre niños que se enferman tras días enteros jugando y divorcios en los que se cita la afición a este juego como causa.

Titular visto en el periódico británico The Daily Mirror

Aunque hay estudios que aclaran que los videojuegos no son ni pueden ser adictivos por su propia naturaleza, esto no ha evitado que organizaciones tan prestigiosas como la OMS reconozcan oficialmente este problema. Todo se debe a una malinterpretación que la prensa y la sociedad tienen de lo que significa ser adicto. La obsesión que algunas personas pueden desarrollar con los videojuegos sí es un problema real que puede causar terribles problemas sociales y de salud. También es cierto que algunos juegos incluyen mecánicas que explotan la tendencia de algunas personas hacia las apuestas.

Son cada vez más quienes, desde la desinformación, piden a los gobiernos que se involucren más en la regulación de los videojuegos. Las palabras de un miembro de la realeza como el Príncipe Harry solo ayudan a desviar aún más esta importante discusión.

 

Fuente: BBC

Advertisement
Haga clic para comentar

Deja tu comentario

Además no te pierdas