Es una revelación oficial, ¡habemus Final Fantasy XVI!

De regreso a la gloriosa era de los Cristales.