Connect with us

Videojuegos

Fallout 4 – La reseña

Y después de un largo mes… ¡Por fin tenemos la reseña de este título que tanto ha dado de qué hablar!

Publicado

en

No habían pasado más de dos horas después de haber dejado El Refugio 111. Mi atuendo azul y amarillo me delataba como una persona recién salida de una de las mal conocidas «neveras». Tuve que cambiar mi atuendo para no llamar la atención, aunque eso fue un poco inútil, a leguas se notaba que yo no vivía en este «nuevo mundo». Un poco confundido empecé a caminar hasta llegar a lo que en los mejores de sus días era un restaurante, uno malo, pero lo era. Afuera había un par de bandidos y adentro una mujer muy asustada. Quizá para ellos habían pasado 200 años, pero para mí… no había sido nada. Trate de mediar… hablar, pero la sociedad ya se regía por las reglas que conocía y lo único que pude hacer al final fue vestirme con la ropa de aquellos a los que había matado tratando de proteger a una mujer… y su “pobre” hijo drogadicto.

Me imagino que se preguntaran…¿Por qué esta introducción tan dramática?,bueno, simplemente porque Fallout 4 logró tocar una fibra sensible dentro de mí que me hizo entender al instante que este título es muy diferente de cualquiera que haya jugado este año. Con tan solo unos minutos de juego ya había me había quedado claro que aquí las decisiones SI importan y tienen un efecto en el mundo donde nos desenvolvemos. No solo en términos de cómo vestir y que armas llevar, sino al nivel en que podía forjar mi propio camino.

Bethesda ha estado a cargo de Fallout desde 2008, año en el que salió la tercera entrega de la franquicia pero con una visión renovada del RPG originalmente desarrollado por Black Isle. Dos años después llegó Fallout New Vegas, sin embargo, este fue desarrollado por Obsidian Entertaiment, presentando así una evolución en términos de jugabilidad y narrativa, aunque para ser sinceros, la verdad es que Fallout 4 es la verdadera secuela que todos los fans de la saga esperaban, incluso a pesar de sus desaciertos.

Fallout 4 se ambienta en una versión “retro-futurista” de nuestra sociedad en la que los avances tecnológicos se han dado gracias a los avances en la investigación nuclear. Si bien esto es fuente de lujos y robots voladores que nos llaman por nuestro nombre (en total 924), también lo es de conflictos políticos, lo que finalmente lleva a la destrucción de la sociedad a mano de una gran catástrofe nuclear.

Aun así, antes que todo fuera un completo desastre, tenemos la oportunidad de conocer cómo era la sociedad en sus mejores momentos. Así, Fallout 4 comienza en el año 2077, donde seleccionaremos el personaje con el que queremos jugar sea hombre o mujer. Sin importar cuál sea nuestra selección, no pasa mucho tiempo antes de darnos cuenta que debemos ir al Refugio 111 para resguardarnos de la catástrofe que acaba de ocurrir.

Fallout 4 (3)

Al llegar allí seremos congelados criogénicamente con la promesa de que nos despertarían en el momento en que todo regresará a la normalidad, sin embargo, esto no es así. El punto de inicio real de la trama para nosotros es cuando vemos el secuestro de nuestro hijo de una de las cámaras criogénicas, lo que nos lleva a salir del Refugio 111 para buscarlo, solo que para ese entonces, ya habrán pasado 200 años desde la primera vez que llegamos a este lugar.

La historia como tal se centra en la búsqueda de nuestro hijo, Shaun, y en ese sentido es bastante simple dado que será nuestro objetivo principal a lo largo del juego. Sin embargo, lo más interesante de Fallout 4 es la forma en que este argumento sencillo se empieza a hacer más complejo gracias a la correcta mezcla de elementos como personajes secundarios, misiones extra y uno que otro detalle.

Desde el inicio del juego nos encontraremos con ciertos personajes que nos acompañarán a lo largo de la aventura. Estos acompañantes serán fuente de misiones principales que nos ayudarán a avanzar en nuestra búsqueda, sin embargo, también tendrán su propias misiones personales. Completarlas no nos llevará al instante a encontrar a Shaun, pero fortalecerá nuestro lazo de confianza con ellos a la vez que ganamos experiencia, aunque quizá lo más importante de estas side-quests es que nos dará un vistazo profundo de las diferentes organizaciones de poder que están por Commonwealth.

Fallout 4 (9)

Narrativamente Fallout 4 está bien estructurado y en general presenta un argumento que se hace entender sin complicaciones, aunque de vez en cuando puede ser opacado por ciertas misiones secundarias que tienen mayor profundidad y variedad, sin embargo, esto depende de para qué personaje estemos realizando dichas tareas. Algunas serán más enfocadas a la acción, mientras que otras a la investigación.

En términos de jugabilidad hay que resaltar diferentes aspectos tanto positivos como negativos, así que vamos por partes.

Si bien el creador de personajes que vemos al comienzo es uno de los apartados por los que brilla Fallout 4, dada la profundidad de las opciones disponibles, uno de los mayores atractivos reales es el gunplay o mecánicas de disparo, que para esta ocasión hacen que las armas se sientan distintas unas de las otras. Esto otorga una sensación de inmersión más profunda y satisfactoria cuando vemos el comportamiento de nuestro armamento, más si contamos con algunas de las piezas únicas del juego como como la Junkjet, cuya munición es nuestra chatarra en el inventario. Además, el título como tal está diseñado para que progresivamente vayamos cambiando nuestro arsenal, lo que motiva no solo a experimentar con diferentes armas según su tipo, sino también a encontrar, crear y modificar diferentes piezas de nuestro equipo, entre lo que incluyen armaduras.

Fallout 4 (5)

Se puede decir que Fallout 4 es un título con mayor enfoque a la acción dadas las mejoras al sistema de combate, pero no por ello hay que olvidar que sigue siendo un RPG. El sistema de niveles presente se mantiene intacto en sentido que poco a poco acumularemos experiencia para subirlo. Cada nivel obtenido nos otorgará un punto de habilidad que podemos invertir en una de las MUCHAS opciones disponibles en alguno de nuestros atributos S.P.E.C.I.A.L. (Fuerza, Percepción, Resistencia, Carisma, Inteligencia, Agilidad y Suerte), aunque hay que prestar bastante atención al menú correspondiente porque puede ser confuso dada su disposición.

Cada uno de estos atributos nos ayudará a mejorar el desempeño de nuestro personaje. Incrementar la fuerza nos permitirá cargar más cosas, la percepción nos beneficiará a la hora de usar el VATS, mientras que el carisma nos ayudará a manipular y tener mayores opciones de dialogo. Intentar llenar al máximo todos los atributos S.P.E.C.I.A.L. es una forma lenta de desperdiciar el tiempo y la experiencia, por lo que lo mejor es pensar de qué forma queremos jugar y especializarnos en lo que mejor nos convenga para mejorar así nuestro personaje.

Particularmente yo decidí hacer de mi personaje un maestro del convencimiento, así que mejoré cada atributo que pudiera mejorar mis habilidades sociales. Como punto positivo, las conversaciones en Fallout 4 ahora incluyen la voz de nuestro protagonista, lo cual hace posible que podamos “otorgarle” una personalidad de acuerdo a nuestra forma de juego. Esto a su vez hace que estas fases sean más dinámicas ya que en verdad se está desarrollando una charla entre dos partes, sin embargo, este apartado también tiene uno de los problemas más molestos del juego, las opciones de dialogo.

Fallout 4 (7)

Dada las inclusiones de voz, Bethesda optó por presentar un sistema simplificado de opciones de dialogo a cuatro botones (triangulo, cuadrado, equis y circulo en PlayStation 4) en la que a cada uno de ellos se le otorga una línea de acción. El problema más allá de las opciones como tal, es la forma en la que son representadas, ya que en la interfaz se presentarán palabras “clave” que no dan a entender que es lo que podría decir nuestro personaje. La opción más recurrente es “Sarcástico”, la cual puede llevar a un comentario positivo como negativo, pero no habrá forma de saberlo hasta hacerlo.

Aparte de lo anterior, las opciones de dialogo contemplan comentarios positivos, negativos y preguntas, aunque de nueva cuenta engloban una línea de conversación que no sabemos cómo va a terminar. Este tipo de ambigüedad en los conceptos tratados hace que muchas veces las charlas sean una fase donde prima el método de prueba, error y algo de frustración, ya que una mala selección puede llevar a un evento inamovible o nuestra propia muerte. Además, también hay que resaltar que ciertas conversaciones caen en el pecado de ser restrictivas en sentido que se debe seguir un orden para progresar y llegar a un desenlace.

Fallout 4 quizá no es el más amplio en la franquicia, pero si es el más detallado y cuidado; los escenarios son coloridos y a su manera, vivos, cada uno de estos llenos de elementos con los que podemos interactuar para conseguir recursos y otro tipo de objetos clave. También hay eventos que activaremos con solo pasar por ciertas áreas, por lo que debemos estar atento tanto a personajes cercanos, como a las emisoras aledañas. Es en verdad un entorno que da gusto recorrer, pero para hacerlo bien, y a gusto, hay que vigilar nuestro nivel, ya que ciertos lugares estarán plagados de criaturas hostiles que no tardarán en atacar.

Fallout 4 (6)

Bajo este precepto, se puede afirmar que la dificultad es adaptable en sentido que dependerá de nosotros que el juego sea más o menos difícil. Explorar zonas con enemigos de mayor nivel que el nuestro será un dolor de cabeza y aunque tendremos oportunidad de vencerlos, esto será a costa de nuestra salud mental y una gran cantidad de munición y medicamentos. Esto último también está ligado a cómo deseemos pasar la historia principal ya que de tardarnos más, podremos tener un progreso más completo que beneficiará nuestro desempeño, a que si solo optamos por hacer las misiones principales para llegar al desenlace, lo que hará de ciertos enfrentamientos, encuentros en las que no solo está en juego la vida de nuestro personaje sino nuestra cordura.
Bethesda no sería Bethesda si no fuera por su “mala” fama en cuanto a la calidad. No hay juego de la compañía que se salve de los bugs más absurdos y por supuesto, Fallout 4 no es la excepción. No, no es un mal juego, pero si presenta una serie de errores ridículos y críticos que pueden ser molestos, sea que un personaje desaparezca cuando va a hablar, o al catastrófico bug que impide que podamos iniciar ciertas misiones y que nos obliga a reiniciar la consola.

Además de lo anterior, hay que señalar lo que yo denominaría un error accidental relacionado con el sistema de autoguardado. Básicamente, Fallout 4 genera diferentes autosaves cada periodo de tiempo o cuando cambiamos de zona. El problema radica en que en ciertas ocasiones los guardados se hacen en la situación menos conveniente, lo que puede llevarnos a un bucle de desgracia en la que nos vemos obligados a cargar una y otra vez la partida. Personalmente, esto me sucedió al entrar a una zona hostil, donde tres de los autosaves se realizaron cuando estaba en medio de un combate con la salud baja.

Fallout 4 (2)

Se ha hablado que gráficamente Fallout 4  no es una maravilla y esto es parcialmente cierto, pero no tan exagerado. Es verdad que las expresiones faciales en los personajes no son las óptimas, pero hay que pensar esta entrega como un juego que logra equilibrar diferentes aspectos. Bajo este precepto, NO hay que olvidar la calidad de la ambientación, el color de los escenarios, las transiciones entre el día y la noche, y otro tipo de elementos que hacen que este título se vea bastante bien, especialmente si tenemos la extensión del mapa y lo que podemos hacer.

Eso sí, hay que reconocer que Fallout 4 en la PlayStation 4 tiene caídas de framerate en ciertas situaciones, irónicamente en los momentos más inesperados. No en combates, ni en momentos de gran tensión, sino cuando ingresamos a un área o hemos caminado largos trayectos. De resto, es de resaltar que la optimización del juego es la mejor, tanto así que los tiempos de carga son mínimos, por mucho 30 segundos cuando iniciemos la partida por primera vez.

Un apartado que en lo personal encuentro molesto, y al que Kotaku ya le dedicó un articulo, es la interfaz de usuario, un apartado que se ha mantenido como tal en la franquicia pero que es igual de irritante. Aunque suene… raro… el Pip-Boy tiene demasiado protagonismo en la pantalla, lo cual reduce el tamaño de la fuente y la información que vemos. Más del 50% de la pantalla está desperdiciado en detalles innecesarios, lo que hace que la información importante se vea compresa para nosotros y por tanto, desordenada… a pesar de no estarlo.

Fallout 4 (2)

Como es de esperar de cualquier RPG de Bethesda, este no será corto, por lo que hay que estar preparado para una LARGA travesía. Aun así, la historia principal podrá durar unas 30-40 horas a “lo maldita sea”, sin embargo, no es el método que sugiero ya se perderán de los detalles que enriquecen esta aventura. Eso sí, iniciar el juego nuevamente pude ser difícil dado el largo trayecto que debemos recorrer de nuevo, pero una motivación extra es la posibilidad de ver un final distinto al que tuvimos en primera instancia.

Además, también hay que tener presente que Fallout 4 contiene agregados que NO aportan a la historia, pero que extienden nuestra estadía en el juego por una gran cantidad de tiempo, desde los simples minijuegos en nuestro Pip-Boy, al complejo sistema de creación de bases en los que a modo de Sims, podemos crear un asentamiento lleno de “lujos”, habitantes, acompañantes y uno que otro detalle que nos hará invertir horas y horas. Quizá en principio sea difícil relacionarnos con esta herramienta, más que todo por la interfaz, pero poco a poco todo se hará más claro y más o menos cómodo, aunque presumo que esto es más costumbre.

En conclusión, Fallout 4 es un título sumamente complejo que posee una gran cantidad de elementos positivos, pero que a la vez es victima de los problemas más inesperados. Sin embargo, a pesar de esto es un “must play” para todos aquellos que disfruten de los RPG de mundo abierto, especialmente si han estado ligados a la franquicia. Quizá la historia pueda no complacer a todos, pero si hay algo por lo que este título brilla, es por la jugabilidad. A esta entrega hay que verla como una digna secuela de Fallout 3, si, hay que tener presentes sus fallos, pero también reconocer los méritos que hacen de este juego uno de los mejores del 2015.

Reseña hecha con una copia de Fallout 4 para PlayStation 4 brindada por Bethesda.

 

Advertisement
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas