Conecta con nosotros

Videojuegos

¡Feliz cumpleaños, Five Nights at Freddy’s! – Retrospectiva [Parte 1]

Cinco años de sustos y misterios.

Publicado

el

¿Quién iba a pensar que un videojuego inspirado en las mascotas de un restaurante de comida rápida se iba a convertir en uno de los más importantes fenómenos de la industria? Definitivamente no Scott Cawthon, el creador de Five Nights at Freddy’s.

Lo que comenzó como un pequeño juego de terror creado por una sola persona, hoy es una megafranquicia que cubre no solo una decena de videojuegos, sino libros, juguetes, una atracción en un parque de diversiones y próximamente una película. Lo más impresionante de todo es que solo han pasado cinco años desde que Cawthon publicó el primer FNAF.

Es un buen momento para recordar esta serie y tratar de comprender a qué se debe su éxito.

Resulta gracioso pensar que Scott Cawthon comenzó su carrera creando animaciones de temática cristiana. Sus primeros juegos —Sit N’ Survive, Chipper and Sons Lumber Co. y The Desolate Hope— no tuvieron mucho éxito y ‘se perdieron’ entre los numerosos lanzamientos de Steam Greenlight y las malas críticas.

Pero fueron específicamente los comentarios que recibió Chipper and Sons Lumber Co. los que inspiraron a Scott a crear algo diferente. Varios críticos mencionaron que los personajes les recordaban a una versión aterradora de los animales animatrónicos de Chuck E Cheese.

Tras adaptar sus diseños para que resultaran ‘aterradores y tiernos a la vez’, Cawthon creó Five Nights at Freddy’s como un experimento. Se trataba de un juego de administración de tiempo y recursos en el que un guardia de seguridad debe mantenerse a salvo de animales animatrónicos cerrando puertas, vigilándolos a través de cámaras y asegurándose que la energía eléctrica no se agote.

Tras su lanzamiento en agosto de 2014, el juego comenzó a ganar popularidad gracias al ‘boca a boca’ de los jugadores, que lo presentaban como una experiencia realmente aterradora. Tenían razón. Los ‘sustos repentinos’ en que uno de los personajes aparecía sorpresivamente en frente de la cámara eran capaces de hacer gritar hasta al más valiente. Aunque muchos criticaron esto como un recurso barato para asustar, no se puede negar que tiene su gracia.

Entonces llegaron los youtubers.

Digan lo que digan, resulta gracioso ver a alguien gritar asustado mientras juega. Cientos de youtubers corrieron a crear videos ‘reaccionando’ a los sustos de este juego. Nombres tan populares como PewDiePie y Markiplier vieron las suscripciones aumentar por miles gracias a Five Nights at Freddy’s. A su vez, el juego ganaba nuevos fanáticos.

Pero había algo más en el juego: secretos y misterios. Detalles ocultos y la misteriosa presencia de un oso animatrónico dorado llamaron la atención de aquellos que lo jugaban, descubriendo que detrás de los ‘sustos fáciles’ se escondía una historia bastante elaborada. Si querían conocer más, tenían que ‘trabajar’ analizando hasta los detalles más insignificantes del juego. Esto solo atrajo más youtubers, como MatPat de The Game Theorists, que crearon todo un negocio alrededor de analizar la trama de este título y sus secuelas. 

Porque FNAF tuvo secuelas, muchas.

La primera de ellas, Five Nights at Freddy’s 2, fue anunciada tan solo un mes después del lanzamiento del primer juego y salió a la venta en noviembre de ese mismo año. Este título duplicó la cantidad de seres animatrónicos de los que teníamos que cuidarnos, agregó más elementos de los que estar pendientes y misteriosos minijuegos que profundizaban aún más la misteriosa trama del juego. La comunidad seguía asustada e intrigada y los youtubers no paraban de crear contenido. Necesitaban más FNAF.

Y tuvieron más. Menos de cuatro meses después, en marzo de 2015, Scott Cawthon publicó  Five Nights at Freddy’s 3, promocionándolo como ‘el final de la trilogía’. Aquí solo debemos defendernos de una sola criatura animatrónica, pero sufrimos alucinaciones en las que participan las de los anteriores juegos. La trama, revelada nuevamente de forma críptica y a través de minijuegos, se complicaba cada vez más, pero comenzaba a dar respuestas sobre el misterio de un asesino en serie y su relación con los animatrónicos.

Uno de los misteriosos minijuegos de Five Night’s at Freddy’s 2.

Este fue el punto en que la serie comenzó a perder el apoyo de los críticos. Ellos recibieron negativamente la poca evolución de las mecánicas, continua dependencia en los sustos sorpresa y lo innecesariamente compleja que se estaba volviendo la trama. A pesar de esto, FNAF 3 fue otro éxito de ventas. Aunque muchos pensaron que este era el final de la saga, Scott tenía muchas más ideas que no quería dejar en su cabeza.

Five Nights at Freddy’s 4 llegó a las tiendas digitales apenas cuatro meses después de su antecesor. Esta ha sido una de las entregas más controversiales para los fanáticos debido a la dificultad que han tenido para ubicarla en la cronología. Es protagonizada por un niño asediado por versiones verdaderamente monstruosas de los reconocidos personajes. A pesar del recibimiento mixto, es probablemente el juego más aterrador de toda la saga.

Llegados a este punto, el público estaba comenzando a cansarse de FNAF. Cawthon había creado y lanzado cuatro juegos exitosos en menos de un año y estaba saturando a sus propios fanáticos. Five Nights at Freddy’s era demasiado popular para dejar que llegará a su final, pero si la franquicia iba a continuar, tenía que reinventarse a sí misma de algún modo.

Por eso, mientras escribía el primer libro basado en la saga, Scott comenzó a trabajar en el primer ‘spin-off’. Sería algo que ninguno de sus seguidores esperaba: un JRPG.

Este es solo el comienzo de la historia. El éxito de Freddy y sus amigos continuaría en más ‘spin-off’, una serie de libros y muchos productos relacionados. La saga de videojuegos también llegaría a otro supuesto final que cerró la historia de los animatrónicos asesinos… al menos temporalmente. Hablamos de todo eso en la segunda parte de esta retrospectiva.

Advertisement
Haga clic para comentar

Deja tu comentario

Además no te pierdas