Connect with us

Juegos

El Game Boy Advance más grande y costoso legalmente lanzado

Nintendo licenció oficialmente el hardware de la portátil a un fabricante de productos electrónicos para vehículos.

Publicado

en

Antes, mucho más atrás de la facilidad actual de usar dispositivos móviles mientras vamos en un auto (desde que no sea conduciendo, claro), era toda una maravilla ver pantallas LCD instaladas en el espaldar de los asientos delanteros de los automóviles, algo ahora común en taxis o servicios como Uber, gracias a la significativa disminución en precios de la tecnología.

Algunos les instalaban reproductores DVD, formato estrella en aquel entonces, mientras que otros más optaban por consolas de videojuegos, pero siempre como elementos externos a las pantallas instaladas. Sin embargo, hubo una compañía que para el año 2006 prefirió ofrecer sus pantallas para vehículos con consola de videojuegos ya incluida, y no cualquier sistema.

Visteon es un fabricante de suplementos y productos electrónicos automotores que surgió como un negocio alterno de la compañía Ford Motor en el año 2000. Tras ver cómo la portátil Game Boy Advance de Nintendo llevaba cinco años cosechando éxitos en el mercado, con un robusto catálogo que a su vez rendía tributo a la era de los 16-bit, y poco menos de dos años del entonces joven y más costoso Nintendo DS, decidieron incorporar el último Game Boy conocido por la industria dentro de su denominado Visteon Dockable Entertainment System.

Si vas a hacer algo, tienes que hacerlo bien, pensarían los de Visteon, pues acudiendo con todas las de la ley ante Nintendo of America, consiguieron la licencia por parte de la Gran N para incluir una consola cuyo último modelo, Game Boy Micro, había sido lanzado en septiembre del 2005 como una especie de despedida final para la familia Advance.

En cierta forma, el Visteon Dockable Entertainment System heredaba también algo del GBA SP y su diseño de “almeja”, igualmente popular en computadores y reproductores DVD portables. Seguía siendo eso último, especial para películas y música, pero con una ranura lateral para juegos de Game Boy Advance, así como un puerto serial para conectar hasta tres consolas más de la misma línea (teniendo los respectivos cables) y aprovechar la gran cantidad de títulos multijugador.

Para enfatizar en las adicionales capacidades interactivas jugables cortesía de Nintendo, Visteon le añadió un control y audífonos inalámbricos, siendo el mando uno de diseño poco convencional (con dos botones ‘A’) pero que cumplía con su función. Al poseer una pantalla de estándar DVD, su relación de aspecto 16:9 y 10.2 pulgadas de tamaño no encajaban del todo con los 3:2 del Game Boy Advance original. Además, la pantalla no se aprovechaba en su totalidad para los juegos, por lo que el marco negro era permanente y más bien un espacio muerto.

Básicamente, el VDES era un sistema portable gracias al dock que se instalaba en el auto y una batería removible, por lo que retirarlo y llevarlo a todas partes era una opción, ya sabes, como si fuera un… Game Boy Advance. Una consola portátil que nuevamente era portátil. Hasta guiños le hacía al Game Boy Player de GameCube, debido a la posibilidad de conectarse con un televisor. Todo esto de una manera más engorrosa, pero factible. Claro, el único pero es que resultaba más grande y pesado que hasta el propio Game Boy monocromático de 1989.

Eso sin olvidar el precio al detal sugerido por el fabricante en julio del 2006 cuando salió al mercado, 1200 dólares americanos, unos 4’180.906 pesos colombianos a tasa de cambio actual con inflación aplicada. El producto únicamente se vendió en concesionarios y solo en conjunto con un auto.

No estamos seguros de cuántos Visteon Dockable Entertainment System alcanzaron a venderse en América como una atractiva alternativa ‘on the go’ para los que gustaran del siempre fabuloso GBA, ver películas y escuchar música en sus automóviles, especialmente considerando que Game Boy Advance ya era portable. Así como el Game Boy Player sigue siendo un GBA pero sin pantalla ni botones, el VDES sigue siendo el Game Boy Advance más grande y excesivamente costoso licenciado por Nintendo. Y el último Game Boy, técnicamente.

Advertisement
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas