Conecta con nosotros

Videojuegos

Ghost of Tsushima: una guía general para sobrevivir la invasión mongola

¿Necesitan ayuda para dar sus primeros pasos? ¿Quieren conseguir todos los coleccionables? ¡Aquí hallarán las respuestas!

Publicado

el

Navega →

Combate

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La pelea terminó antes de que comenzara

Justo después del prólogo, los jugadores son introducidos a una de las mecánicas más vistosas de Ghost of Tsushima: Enfrentamiento. Por medio de esta, Jin puede retar a enemigos desapercibidos a un duelo. Y al mejor estilo de las películas samurái de Akira Kurosawa, estos combates duran pocos segundos. Sin embargo, requieren de un poco de paciencia.

La mecánica es simple: los jugadores deben mantener presionado el botón ‘△’ y soltarlo justo cuando el oponente vaya a atacar. De hacerlo con éxito, el enemigo será derrotado inmediatamente y Jin recibirá bastante Determinación. Si se suelta el botón antes de que el enemigo ataque, Jin perderá el 99% de su vida. Por esta razón, es preferible esperar al último momento. En el peor de los casos, Jin perderá una pequeña porción de su salud.

Aunque dominar esta mecánica no es tan fácil como parece —a medida que avance la aventura, los enemigos harán fintas y gritarán para hacer que Jin ataque antes—, mejorarla no está de más. Una vez al máximo, podrán encadenarse hasta tres ataques mortales. De tener equipada la armadura del clan Sakai, que se consigue al jugar misiones de historia, podrá encadenar uno más. Si este atuendo se mejora al máximo, podrá encadenar un total de cinco ataques.

Desvía y triunfarás

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Al comenzar Ghost of Tsushima, los jugadores pueden sentirse abrumados al ver todas las habilidades en las que pueden invertir sus puntos de habilidad. Nuestra sugerencia es enfocarse en conseguir todas las habilidades del árbol Desviación. Este no solo incluye Desvío perfecto, que permite hacer un contraataque que destruye la defensa del enemigo, sino que permite desviar ataques antes imbloqueables y hace que el desviar tenga efectos beneficiosos.

El eslabón más débil de los mongoles

A lo largo de la aventura, el armamento y tácticas de los mongoles evolucionan. Sin embargo, hay una constante: los arqueros. Hay variantes con mayor cadencia de fuego y flechas especiales, pero todos son un incordio. Si bien los arqueros avisan cuando van a disparar, sus ataques interrumpen el ritmo del combate. Lo más sensato es acabar primero con ellos.

Un par de ataques bastan para acabar con casi cualquier arquero. Una vez el arco mediano está disponible en El relato de Ishikawa —una misión principal del Acto I—, los jugadores también pueden acabarlos con un par de disparos o un tiro a la cabeza.

Conoce a tus oponentes

Ghost of Tsushima

Una vez derrotados los arqueros, hay cuatro tipos de enemigos de los cuales hay que preocuparse. Cada uno tiene una debilidad en la forma de una de las posturas de Jin.

Al principio, Jin solo tiene acceso a la postura de piedra. Sin embargo, podrá desbloquear las demás observando y derrotando caudillos mongoles. Las tres posturas restantes pueden obtenerse a medida que se avanza en la historia, pero lo más recomendable es ir en búsqueda de los campamentos mongoles y desbloquearlas durante el primer acto del juego en Izuhara.

Espadachines

Los enemigos básicos del juego. Son débiles contra la postura de piedra. Recomendamos el siguiente orden de ataques para romper sus defensas: débil, fuerte, débil, fuerte, etc.

No amerita invertir puntos de habilidad en esta postura. Su forma básica resulta más que suficiente para hacer frente a los enemigos con espada. Sin embargo, tal como se mencionó en la sección «Desvía y triunfarás», vale la pena mejorar al máximo el árbol Desviación para conseguir la habilidad de desviar ataques de espada antes imbloqueables.

Enemigos con escudos

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Estos oponentes son el primer gran obstáculo de la aventura de Jin. Para romper sus defensas, Jin debe utilizar la postura del agua. A diferencia de la anterior postura, esta sí amerita ser mejorada al máximo. Esto se debe a que el ataque cargado de la postura de agua es una veloz andanada de ataques, perfecta para someter a enemigos lentos equipados con escudos.

Lanceros

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Veloces y con un alcance superior, Jin debe mantenerse a la defensiva antes de atacar. Equipado con la postura del viento, la cual debe mejorarse hasta su tercer nivel para facilitar la desviación de ataques de lanza, Jin debe desviar o reflejar los ataques enemigos antes de lanzar un combo de ataque pesado (‘△+△+△’) para romper la defensa del oponente. De lo contrario, el lancero impedirá que Jin se acerque para atacar.

Brutos

Los enemigos más grandes, fuertes y lentos del juego. Son débiles contra la postura de la luna. Al igual que la postura de piedra, no amerita mejorarla al máximo. Esto se debe a que su ataque fuerte, una patada que desestabiliza a los brutos, es más que suficiente. Puede machacarse el botón ‘△’ hasta que que las defensas del enemigo cedan.

Trajiste una espada a una pelea de arcos

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¿El arco solo sirve para acabar con enemigos lejanos? ¡Tonterías! Gracias a la habilidad Concentración —que puede comprarse y mejorarse dos veces—, los jugadores pueden ralentizar el tiempo para que sea más sencillo dar tiros a la cabeza. Con la excepción de oponentes con cascos y jefes, todos los enemigos mueren al recibir una flecha en la cabeza.

No obstante, cabe señalar que las flechas son un recurso limitado. Una vez se acaben las flechas, Jin deberá revisar los cadáveres enemigos o ir con un mercader para reabastecerse.

Escoge tu as bajo la manga

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

A medida que cumpla misiones, la reputación de Jin aumentará. Esto no solo le concederá puntos de habilidad, sino que irá desbloqueando las armas del fantasma. Cada vez que consiga un nuevo «título», Jin podrá escoger cuál desbloquear… con excepción de la primera.

Qué afortunado que la primera arma del fantasma sea el kunai.

La razón es muy simple: en su forma más básica, el kunai es un proyectil que golpea a dos enemigos y destruye su defensa. Como si no fuera suficiente, los deja aturdidos por varios segundos. Ese periodo de tiempo es más que suficiente para acabar con ambos.

También recomendamos mejorar el kunai al máximo y aumentar su capacidad. No solo aumenta el daño que causan, sino que se suma un tercer proyectil al ataque.

Una segunda oportunidad

Ghost of Tsushima

¿Te dieron una paliza? Si compras la habilidad Voluntad férrea, podrás invertir dos esferas de Determinación para ponerte de pie nuevamente. Sin embargo, Jin solo tendrá 1% de su salud.

Domina las artes legendarias

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

A lo largo de Ghost of Tsushima, los jugadores pueden participar en los llamados «Relatos míticos». Estas son misiones que buscan ahondar en la mitología del mundo creado por Sucker Punch y recompensan a los jugadores con las mejores armaduras y técnicas de juego. A continuación, listaremos los relatos legendarios que otorgan las artes legendarias:

  • El Golpe Celestial – Otorga el Golpe celestial, un ataque imbloqueable. Se recomienda utilizarlo contra enemigos cuya defensa esté rota. Su uso requiere una esfera de determinación. Está disponible desde el Acto I.
  • La maldición de Uchitsune – Otorga el arco largo y las flechas explosivas. Tiene mayor alcance y daño que el arco mediano. Está disponible desde el Acto I.
  • El espíritu de venganza de Yarikawa – Otorga Danza de la furia, un ataque de tres golpes que rompe las defensas. Efectivo tanto para grupos como para enemigos individuales. Su uso requiere tres esferas de determinación. Está disponible desde el Acto II.
  • La llama eterna – Otorga Arte del fuego, una técnica que permite a Jin encender su espada en llamas. Efectivo contra cualquier tipo de enemigo, pero requiere de un material específico. Está disponible desde el Acto III.
Navega →

Advertisement
Haga clic para comentar

Deja tu comentario

Además no te pierdas