Conecta con nosotros

Videojuegos

Star Ocean: The Divine Force – Reseña

Una justa mezcla de fantasia y ciencia ficción.

Publicado

el

La franquicia Star Ocean es una de las más recordadas por los fanáticos de los RPG japoneses. Esta franquicia, la cual debutó en 1996 fue creada por tri-Ace. Esta mítica compañía desarrolladora de videojuegos fue fundada por tres exmiembros del «Wolf Team». Dos de estos miembros, Yoshiharu Gotanda (actual presidente de tri-Ace) y Masaki Norimoto fueron los responsables de diseñar y programar Tales of Phantasia, el primer juego de la franquicia de RPG de acción de Bandai Namco.

historia Star Ocean: The Divine Force reseña

Un año después, publicado por Enix —ahora Square Enix— y desarrollado por tri-Ace llegó al mercado Star Ocean y desde ahí el estudio se consolido por sus novedosos sistemas de combate e historias con una fuerte carga argumental y personajes carismáticos en un universo de fantasia y ciencia ficción. No obstante, no todo ha sido color de rosa para estos RPG de acción. Ya que a lo largo de sus ya 26 años de vida algunos de los títulos han tenido que vivir bajo la sombra Star Ocean: Till the End of Time (PS2 2003), el que para muchos sigue siendo el mejor juego de la franquicia. Así que en nuestra reseña de Star Ocean: The Divine Force conoceremos si la sexta entrega de la franquicia de tri-Ace vale la pena o si pasará sin pena ni gloria como The Last Hope e Integrity and Faithlessness.

Un encuentro entre la fantasia y la ciencia ficción

El ‘opening’ del juego es la canción «Pandra» interpretada por el artista de J-pop Hyde, el cual es conocido por formar parte de L’Arc~en~Ciel y Vamps.

La historia de Star Ocean: The Divine Force se desarrolla en el año S.D. (Space Date) 58. Esto posiciona la historia del sexto juego de la franquicia Star Ocean entre la de Integrity and Faithlessness (2016) —que se desarrolla en el año S.D. 537— y Till the End of Time (PS), cuya historia toma lugar en el año S.D. 772. En esta época la Federación Pangaláctica —los buenos de los juegos anteriores— han sido corrompidos y ahora llevan la destrucción de planeta en planeta.

historia Star Ocean: The Divine Force reseña
La última vez que tri-Ace permitió elegir entre dos protagonistas fue hace 24 años con el lanzamiento de Star Ocean: The Second Story para PlayStation.

Lejos de los hechos que aquejan a la galaxia, la historia de Star Ocean: The Divine Force inicia con la aparatosa llegada de Raymond Lawrence. Este personaje es el capitán de la nave Ydas, que sufre un ataque del buque de la Federación Pangaláctica conocido como Astoria. Como resultado de este ataque, parte de la tripulación de la Ydas huyó en capsulas de escape al planeta Aster IV. Una de estas capsulas, la que transporta a Raymond Lawrence, es vista por Laeticia Aucerius —la otra protagonista de la historia de The Divine Force— quien inmediatamente acude a ver el suceso junto a su caballero acompañante Albaird Bergholm.

Dos caminos con pocas diferencias

Durante el primer encuentro de los protagonistas, la princesa Laeticia ayuda a Raymond. Luego de esto, Laeticia promete ayudar a encontrar a los compañeros de Raymond a cambio de que él le ayuda a liberar a su reino de la amenza del imperio Vey’l. Así inicia la aventura de Raymond y Laeticia, la cual se irá complicando hasta el punto de encontrar un curioso equilibrio entre la fantasia y la ciencia ficción sin perder la esencia de cada uno.

En Star Ocean: The Divine Force existen diferencias mínimas entre las rutas de los dos protagonistas. Afortunadamente, cada uno de los personajes de soporte brilla con luz propia y anima al jugador a conocer qué pasa en esos escasos momentos en el que Raymond y Laeticia se separan. Desafortunadamente, conocer a fondo a los personajes secundarios o incluso a los protagonistas no es tan sencillo. Ya que, al igual que en anteriores juegos de la franquicia, encontrar las acciones privadas —que son similares a los episodios de vinculo de Scarlet Nexus— es una tarea compleja. Cabe resaltar que buscar estas acciones privadas rompe con el ritmo de la historia que intenta contar tri-Ace.

Un gran sistema de combate, sin un digno rival

Si por algo siempre se ha caracterizado tri-Ace es por tener sistemas de combate pulidos y entretenidos —como por ejemplo el de Resonance of Fate. En el caso de Star Ocean: The Divine Force, el combate es sencillo y los combos de los personajes son totalmente personalizables. Cada personaje tiene acceso a tres combos, uno por cada botón. Nosotros podemos decidir que habilidad se ejecuta al presionar una, dos y tres veces el botón del combo. Adicionalmente, el juego permite asignar una acción extra al dejar presionado cualquiera de los botones de combo. Esta acción puede ser un ataque, una habilidad pasiva o el uso de un objeto. Esta total libertad a la hora de configurar los ataques hace que la experiencia de juego se ajuste al ritmo de cualquier persona.

Menus 20/20

El balance y la dificultad no están presentes en Star Ocean: The Divine Force. Debido a esto, el combate pasa de interesante a monótono en muchas de las zonas de la sexta entrega numerada del RPG de acción de tri-Ace. Afortunadamente, The Divine Force cuenta con elementos de exploración que hacen que recorrer los diferentes pasillos que interconectan los escenarios de Aster IV sea divertido. Esto es gracias a D.U.M.A, una forma de vida mecánica que nos acompañará en el viaje y nos brindará soporte defensivo y ofensivo en la batalla. Adicionalmente, D.U.M.A nos provee la capacidad de volar. Esta simple acción es la responsable de hacer de la exploración una gran actividad en Star Ocean: The Divine Force.

Motoi Sakuraba y Akiman una combinación que nunca falla

Akira «Akiman» Yasuda es conocido por su trabajo en multiples ‘anime’ de la franquicia Gundam.

A nivel gráfico no hemos tenido problemas de desempeño mientras corrimos Star Ocean: The Divine Force durante nuestra reseña. Sin embargo, calidad de las animaciones y el ‘poping’ que presenta el juego pueden romper con la experiencia del jugador. Esta calidad gráfica, la cual es entendible debido a que tri-Ace no cuenta con el presupuesto de otros proyectos de Square Enix, opacan el excelente diseño de personajes de Akiman. Los modelos 3D de los personajes de Star Ocean: The Divine Force, a pesar de no ser feos, carecen de vida debido a su falta de expresiones y reutilización de las pocas existentes.

Por el lado de la música, solo se puede decir que está a la altura de lo que se espera de Motoi Sakuraba, compositor conocido por su trabajo en la franquicia Star Ocean y Tales of entre muchos otros. No obstante, la banda sonora de Star Ocean: The Divine Force no cuenta con la fuerza de otros trabajos del compositor japones.

Star Ocean: The Divine Force
7.2/10 Nota
Lo que nos gustó
- 10 personajes jugables.
- Sistema de combate personalizable.
- D.U.M.A y la exploración.
Lo que no nos gustó
- Conocer a los personas no es fácil y requiere romper el ritmo de la historia.
- No cuenta con una localización al español.
- Los enemigos son muy fáciles de derrotar.
En resumen
Star Ocean: The Divine Force es un juego que nos hace recordar a los RPG japoneses de la séptima generación de consolas. Esto tanto por sus virtudes, como también por sus defectos. Ya que este es un título que, a pesar de tener un gran sistema de combate y una historia con personajes interesantes, no lograr sorprender. Sin lugar a dudas tri-Ace ha mejorado con respecto a la quinta y cuarta entrega de la franquicia, pero la espera por un digno sucesor de Till the End of Time continua.

Reseña de Star Ocean: The Divine Force hecha con una copia digital para Steam provista por Square Enix.

Advertisement
Haga clic para comentar

Deja tu comentario

Además no te pierdas