Conecta con nosotros

Videojuegos

Hot Wheels Unleashed – Reseña

¿Por fin tenemos el juego definitivo de Hot Wheels? Con su envidiable volumen de contenido, puede que lo último de Milestone haya logrado su cometido.

Publicado

el

Milestone es un estudio italiano mejor conocido por la franquicia MotoGP y muchos otros simuladores de conducción. Estos títulos son extremadamente técnicos y difíciles de jugar en comparación con títulos de conducción casuales, tales como los pertenecientes a las franquicias Mario Kart y Crash Team Racing. Sin embargo, este estudio fue el elegido para traer de vuelta la franquicia Hot Wheels al mundo de los videojuegos después de casi una década. Por supuesto, una marca tan adherida a la cultura pop no podía permitirse ser otra cosa que accesible.

Fuera su amplia experiencia en simuladores de conducción u otro factor, Milestone resultó ser la decisión correcta. En esta reseña, explicaremos por qué hizo un trabajo estelar con Hot Wheels Unleashed. También señalaremos lo que podría mejorarse.

Comencemos hablando de la presentación. En materia sonora, tanto la música como el diseño de sonido son correctos. Mientras que la primera ambienta de forma adecuada las frenéticas carreras, los sonidos producidos por los carros y sus interacciones con las pistas —los cuales sacan provecho al Audio 3D de PlayStation 5 y el mando DualSense— contribuyen a la inmersión. Sin embargo, lo que verdaderamente brilla de la presentación de Hot Wheels Unleashed son sus gráficas.

Aunque al comienzo de ciertas carreras puede apreciarse que algunas texturas tardan en cargar, por lo menos en la versión de PlayStation 5, el juego generalmente luce espectacular en la última consola de Sony. Esto se debe a que saca provecho al trazado de rayos para dar tanto a las pistas como a los carros un toque realista. La forma en la que el plástico y metal reflejan la luz realmente nos convenció de que estábamos jugando con los populares juguetes. A esto se suman los múltiples efectos visuales y el daño que pueden recibir los vehículos a lo largo de las carreras.

Como informamos en nuestras primeras impresiones, Hot Wheels Unleashed recuerda más a títulos ‘karting’ que a los simuladores de carreras de Milestone. A pesar de que no posee objetos ni habilidades —cosas generalmente asociadas al subgénero ‘karting’— y el diseño de los vehículos influye en su estabilidad, sí goza de varios elementos característicos. Entre estos destaca la importancia del derrape.

Hot Wheels Unleashed reseña crítica análisis review

Como en Mario Kart y Crash Team Racing, el derrape va de la mano con el sistema de impulso. Aunque el nitro se recarga automáticamente, el derrapar hace que se llene más rápido. De esta forma, el dominar esta mecánica es vital. Ahí se encuentra la curva de aprendizaje. A esto se suma que los vehículos pueden tener uno de dos sistemas de impulso. Mientras que uno es una barra que puede consumirse en cualquier momento, otro está repartido en ráfagas que no pueden canjearse hasta que estén individualmente llenas. Ya depende de los jugadores ver cuál prefieren.

Hablando de los vehículos, Hot Wheels Unleashed tiene una selección con más de 70. Estos están divididos en cuatro rarezas: Común, Raro, Legendario y Super Treasure Hunt. Si bien las estadísticas —velocidad, freno, aceleración, manejo e impulso— suelen ser directamente proporcionales al nivel de rareza, estas no son el único factor a tener en cuenta. Como se mencionó, el diseño influye en su estabilidad y esto vuelve inútiles a ciertos vehículos sin importar su rareza. Un buen ejemplo es la camioneta de las Tortugas Ninja. A pesar de ser legendaria, es incapaz de tomar curvas cerradas sin tumbarse. Otros carros sufren de un problema similar.

Otra cosa que debemos mencionar es cómo se consiguen los carros. Al iniciar por primera vez Hot Wheels Unleashed, los jugadores reciben un puñado de vehículos comunes. Sin embargo, basta con jugar en cualquier modo para acumular monedas. Estas pueden emplearse para comprar cajas sorpresa o carros específicos en las ofertas limitadas de la tienda, las cuales cambian después de cierto tiempo. Los jugadores también pueden conseguir otra moneda: los engranajes. Estos generalmente se consiguen desarmando vehículos y sirven para mejorar su rareza. Cabe mencionar que ambos recursos también pueden conseguirse en City Rumble, aunque en cantidades limitadas, y que ninguno puede conseguirse con dinero real.

¿Qué es Hot Wheels City Rumble? Este modo sirve como una suerte de campaña y es uno de los principales medios para desbloquear contenido estético. Este no solo se limita a los elementos del Perfil Unleashed, sino a las piezas para el editor de pistas.

Como implica su nombre, este editor deja crear circuitos desde cero y compartirlos con la comunidad. Es una herramienta muy versátil, ya que permite utilizar una gran variedad de elementos. Estos incluyen pistas y bucles —estos pueden tener bordes, estar privados de los mismos e incluso ser magnéticos—, túneles y obstáculos de toda clase. La posición y longitud de estos módulos puede manipularse a gusto. Lo único que falta a este apartado es la opción para que los jugadores den su opinión sobre las pistas creadas. Actualmente no hay un listado, mucho menos un filtro para verlas.

Sin embargo, el editor de pistas no es la única característica que beneficia a los jugadores con una vena creativa. Al fin y al cabo, Hot Wheels Unleashed ofrece acceso a un editor de vehículos y repeticiones. Si bien el primero no permite alterar la estructura del carro como tal, sí permite modificar los materiales de sus piezas, sus colores y sus etiquetas. En cambio, la segunda permite editar las repeticiones de las carreras desde diferentes ángulos y perspectivas antes de compartirlas.

Otro aspecto positivo que no se ha mencionado es la presencia de pantalla dividida y la estabilidad del multijugador en línea. Esto último resulta un alivio al tener en cuenta que estas carreras son las que ofrecen el mayor número de monedas.

Hasta el momento hemos hablado principalmente sobre los aspectos positivos de Hot Wheels Unleashed. Sin embargo, es hora de mencionar sus principales falencias. Como algunos habrán deducido, la progresión en Hot Wheels Unleashed gira alrededor de la colección de vehículos comprados con monedas y su mejora a través de engranajes. Tras superar Hot Wheels City Rumble, la forma más rápida de conseguir ambos recursos, el proceso de recolección puede tornarse muy monótono. Como si no fuera suficiente, no hay mayor incentivo para jugar después de coleccionar y mejorar todos los carros. Esto se ve exaltado por la ausencia de un modo clasificatorio o eventos que incentiven que los jugadores sigan corriendo.

Hot Wheels Unleashed
8.5/10 Nota
Lo que nos gustó
- Es un juego accesible, pero que mantiene una curva de dificultad.
- El editor de pistas y vehículos es extremadamente versátil.
- La experiencia del multijugador en línea es muy estable.
Lo que no nos gustó
- La progresión, sobre todo tras completar la campaña, puede ser bastante monótona.
- Más allá de coleccionar y mejor todos los vehículos, no hay mayor incentivo para jugar.
En resumen
A pesar de un puñado de falencias, Hot Wheels Unleashed es fácilmente uno de los mejores juegos basados en la marca de carros de juguete. No solo es accesible, sino que ofrece un plétora de contenidos —entre los que destaca el editor de pistas— que garantizan que tanto los amantes de Hot Wheels como los entusiastas de juegos de conducción disfruten de la experiencia. Sin embargo, la adición de nuevos contenidos y características sociales serviría para alargar la esperanza de vida del título y convertirlo en un título imprescindible.

Reseña hecha con una copia digital de Hot Wheels Unleashed para PS5 brindada por Koch Media.

Advertisement
Haga clic para comentar

Deja tu comentario

Además no te pierdas