Conecta con nosotros

Videojuegos

Indie on Focus – Kingdom of the Dead

Si buscan un juego como DOOM, pero con una estética reminiscente a un cómic en blanco y negro, Kingdom of the Dead es para ustedes.

Publicado

el

A pesar de la saturación de juegos de disparos en la última década, cortesía de Call of Duty y demás franquicias sobreexplotadas, el género continúa siendo uno de los más populares. Ya sea que estén buscando un título táctico, frenético o clásico, los jugadores pueden contar con que encontrarán algo a su medida. Aquí es donde entra Dirigo Games, estudio independiente que ha preparado un simpático homenaje a los FPS de los noventa: Kingdom of the Dead.

Antes de que pregunten, este juego no tiene que ver con la saga cinematográfica del difunto George Romero. Más allá de la aparición de muertos vivientes como los enemigos genéricos, Kingdom of the Dead no está ambientado en un apocalipsis zombi o algo por el estilo. De hecho, la situación es un poco más complicada que eso. Las puertas de la muerte han sido abiertas, lo que ha permitido que el ejército de la Parca invada el mundo y genere caos.

En los zapatos del agente Chamberlain, miembro del programa secreto del gobierno estadounidense conocido como GATEKEEPER, los jugadores deben viajar a 8 locaciones a lo largo de Estados Unidos para cerrar las mencionadas puertas de la muerte. Para ello, requiere de la ayuda de una espada mágica. Además de su confiable revólver, esta es el arma con el que el protagonista siempre comienza su asalto a las fuerzas de la Parca. Sin embargo, puede conseguir otras armas —tales como una escopeta, un rifle de cazador e incluso dinamita— si explora lo suficiente. Hay niveles —en total son 8— en los que puede encontrar hasta 8 armas.

Los que hayan jugado el DOOM original y/u otros FPS clásicos inspirados por el icónico título de id Software no encontrarán novedad alguna en el juego de Dirigo Games. Más allá de su presentación gráfica, de la que hablaremos más tarde, Kingdom of the Dead es un título de disparos en primera persona genérico. ¿Esto lo hace malo? Para nada: cumple su cometido y la variedad de armas, escenarios y enemigos evita que se vuelva una experiencia monótona. A esto también contribuye los diferentes niveles de dificultad y objetivos dentro de las misiones.

Lo anterior no quiere decir que no haya problemas. El más notorio son los ‘bugs’. Si bien muchos fueron corregidos antes del lanzamiento, no es infrecuente encontrar enemigos a los que es imposible matar con un tiro a la cabeza —un problema con las ‘hitboxes’, asumimos— e incluso quedarse atrapado en la geometría de un nivel en la búsqueda de objetos opcionales. Una queja menor sería que la retícula de las armas se pone roja al apuntar a cualquier modelo, incluyendo cadáveres. Esto puede llevar a disparar accidentalmente a inocentes o gastar munición de forma innecesaria. Lo anterior resulta frustrante en la dificultad más elevada.

Otro problema se encuentra en el nivel Barco. Al llegar al último punto de control y cerrar la puerta de la muerte, toda arma de fuego comienza a dispararse de forma automática. Más allá de gastar munición, entorpece el movimiento en una sección en la que los jugadores deben escapar de un peligro que los matará de un golpe. No hay más opción que utilizar la espada.

Concluyamos hablando del elemento más peculiar del título: su presentación visual. Aunque minimalista en su ejecución, lo que puede apreciarse al ver de cerca los modelos de personajes y ciertas texturas, el resultado de todas formas hace que el juego luzca único dentro del género. Las sombras marcadas estilizan a los enemigos y escenarios de forma que Kingdom of the Dead se siente como un cómic. A esto se suma la decisión artística de mantener roja la sangre de los enemigos. Esto inevitablemente recordará a muchos de obras como Sin City.


Copia digital de Kingdom of the Dead para Steam brindada por Hook.

Advertisement
Haga clic para comentar

Deja tu comentario

Además no te pierdas