Conecta con nosotros

Videojuegos

Kirby: Planet Robobot – Reseña

Una vez lo pruebas solo queda por decir «Dōmo arigatō, Mr. Roboto».

Publicado

el

Una de las principales razones por las cuales se conoce al estudio HAL Laboratory es por la franquicia de Kirby, el personaje más representativo de la compañía y uno de los más importantes en el legado de Nintendo, como bien lo demuestran sus participaciones en las entregas de Super Smash Bros, también desarrolladas por HAL.

Y es el fallecido anterior presidente de Nintendo, Satoru Iwata, quizás el mayor responsable de lo que es hoy en día aquel devorador insaciable, cuya hambre es solo comparable con la de Galactus. Iwata no creó el personaje de Kirby -ese crédito le corresponde a Masahiro Sakurai-, pero si fue su decisión la de desarrollar aquel primer y monocromático Kirby’s Dream Land para Game Boy.

Iwata quería que HAL Laboratory hiciera un juego enfocado en los jugadores principiantes, con un título corto, descomplicado y fácil de aprender a jugar de principio a fin con cualquier nivel de habilidad. Kirby’s Dream Land fue ese juego, y tras el éxito de sus secuelas el personaje de Kirby se ganó su propio y merecido espacio en el universo de Nintendo. Tal vez no al nivel de franquicias como Super Mario o The Legend of Zelda, pero definitivamente uno muy relevante.

Para muestra de ello tenemos la gran cantidad de juegos principales y spin-off con los que cuenta el salvador rosado del Planeta Popstar. Mucho se lamentan los fanáticos de Nintendo contra la compañía al negarles nuevas entregas verdaderas de sagas como Metroid o F-Zero, series en el olvido o con un oscuro futuro, pero ciertamente Kirby no sufre de tal desdicha en su amplio catálogo de aventuras.

En los últimos cinco años, Nintendo presentó Kirby Mass Attack (DS), Kirby’s Return to Dream Land (Wii), Kirby: Triple Deluxe (3DS) y Kirby and the Rainbow Curse (Wii U); una justa variedad en las diferentes plataformas de la compañía que está lejos de terminar, como bien lo demuestra el reciente Kirby: Planet Robobot nuevamente para la familia de portátiles 3DS, 2DS y New 3DS.

OTACON: ¡Snake! ¡Cuidado!

SNAKE: ¿De qué? ¿De ese masmelo rosado?

                                        -Super Smash Bros. Brawl-

De todos los personajes que hace gala Nintendo, Kirby es aquel con el cual más se han permitido experimentar a lo largo de los años, aprovechando a la mascota de HAL Laboratory para incursionar en diferentes mecánicas de juego y estilos creativos. Controlar a Kirby en modo esfera con un giroscopio; un mundo de lana que sería inspiración para Yoshi’s Woolly World (desarrollado por el mismo equipo); dirigir varios Kirby al mismo tiempo con el stylus o dibujando líneas de colores en la pantalla, son solo algunos ejemplos de las libertades otorgadas al héroe de Dream Land.

Esto mismo es lo que vemos realizado una vez más en Kirby: Planet Robobot, título que toma el mismo motor de juego de Triple Deluxe, pero que le añade una amplia selección de habilidades -la mayor hasta el momento- y la perfecta compañía de un mecha o robot controlable.

Los movimientos básicos de Kirby como inhalar, flotar, correr, deslizarse y saltar se mantienen intactos, pero en cuanto a las habilidades de copia se pueden encontrar un total de 27. Varias de ellas regresan de anteriores entregas, mientras que tres resultan completamente nuevas, tales como Doctor, Poison y ESP -esta última un sentido homenaje a EarthBound-.

kirby_planet_robobot_02

En cuanto a la habilidad Smash Bros, que permite utilizar todos los movimientos del crossover de peleas, se puede obtener más fácilmente al escanear un amiibo de Kirby de dicha serie. Mismo caso con la habilidad UFO al hacer uso de un amiibo de Kirby de la nueva línea (en bundle), o completando el juego al 100%. Lo positivo es que todos los amiibos son compatibles con Planet Robobot. Algunas de estas habilidades no solo pueden ser ejecutadas por Kirby al absorber enemigos u obtener su esencia, sino que 13 de ellas también se pueden integrar a la armadura robobot.

[Lista completa de compatibilidad y habilidades con amiibos]

La armadura robobot que hace su debut en Planet Robobot no es original de la tierra de Kirby, este mecha es uno de varios experimentos armamentísticos del ejército invasor que una vez en poder del rosado luchador, le permite escanear las diferentes habilidades de copia y dotarlo de poderes altamente letales. La verdad es que resulta gratificante utilizar la armadura robobot, porque es la parte del juego que aporta la tradicional novedad que ofrece cada título de la saga. Aunque con Kirby siempre solemos tener un amplio arsenal a disposición, la armadura es otro nivel a pesar de su ritmo más lento en algunos casos.

kirby_planet_robobot_03

Mientras por aquel lado encontramos una bienvenida adición, en cuanto a la historia no pasamos del mismo y recurrente argumento de otras entregas, en esta ocasión con un grupo de invasores robóticos que trabajan para la intergaláctica Haltmann Works Company, y descienden a Dream Land oprimiendo al Planeta Popstar con sus maquinarias y nave nodriza. Tanto King Dedede y Meta Knight se enfrentan a los invasores antes que el mismo Kirby, pero son derrotados fácilmente por los robots enemigos. De todas formas, si no fuese por las armaduras invasoras de dichos robots, Kirby no conocería las tremendas capacidades que esconden una vez ‘hackeadas’ en la forma robobot.

En el modo historia encontramos seis mundos de juego que corresponden a las diferentes áreas del Planeta Popstar, una por cada pata de la nave madre y el núcleo central. Cada mundo contiene entre cinco y seis niveles con su respectivo jefe robótico, más un nivel adicional al coleccionar todos los ‘Cubos Código’ repartidos a lo largo de los niveles, usualmente tres por cada uno. Todos los mundos han sido mecanizados por el ejército invasor, pero se alcanzan a distinguir vestigios originales como los verdes campos, una ciudad poblada (con geniales secciones de semáforos), otra bajo el agua (¿Rapture?), el desierto, una metrópolis futurista, y los cuarteles enemigos en la nave nodriza. Antes de encontrarnos con el verdadero enemigo final.

kirby_planet_robobot_04

Son pocos los juegos para 3DS donde se puede decir que vale la pena mantener la función 3D activada por largo tiempo, no solo por su tenue aplicación sino por el cansancio visual que genera. Sin embargo, el apropiado diseño de niveles en Planet Robobot si anima a jugar todo el tiempo con el 3D en su máximo nivel, cosa que implica un mayor gasto de batería, pero nada que no se solucione manteniendo el cargador conectado.

Claramente se nota el esfuerzo de HAL Laboratory al brindar escenarios literalmente bellos, que utilizan dos planos de jugabilidad como en Triple Deluxe (incursionado por Virtual Boy Wario Land) y una rotación de cámara automática en algunos segmentos. Algunos de estos segmentos no solo se tratan de Kirby a pie o en su armadura robobot, sino de un par de formas especiales como auto de carreras y nave, que brindan mayor velocidad y un modo shooter, respectivamente.

Además del modo historia y como es costumbre en los títulos de Kirby, Planet Robobot presenta minijuegos como ‘Team Kirby Clash’, donde otros tres jugadores pueden unirse con sus portátiles para combatir contra diferentes enemigos en cooperativo; ‘Kirby 3D Rumble’, un juego originalmente diseñado para GameCube y cancelado, con pequeños escenarios cerrados en 3D y fases de batalla; ‘The Arena’ y ‘The True Arena’, lugar para pelear contra los jefes del modo historia de manera sucesiva y contrarreloj; y ‘Meta Knightmare Returns’, una recopilación de algunos niveles del modo historia para superar con Meta Knight en contrarreloj.

kirby_planet_robobot_05

La habilidad ESP heredada de Ness, uno de los mejores poderes en Planet Robobot.

Estos minijuegos son los que básicamente le dan la extensión principal a Planet Robobot una vez culminado el modo historia, cuyo reto resulta siendo más bien moderado. Coleccionar los ‘Cubos Código’ en cada nivel no es difícil, con algunas excepciones que resultan siendo más de lógica que complejidad; aunque a lo largo del juego se encuentran calcomanías que podemos añadir a cada lado de la armadura robobot, no hay mucha motivación aparte del coleccionismo y alcanzar el 100% del juego.

Pero independientemente de ello, Planet Robobot se disfruta como un agradable paseo en 3D por el mundo de Kirby portando una todopoderosa armadura, la cual no podemos cargar fuera de los niveles por obvias razones. Era lo único que le faltaba por probar al querido balón rosa de la Gran N, y seguramente el propio Satoru Iwata se habría sentido muy orgulloso de este juego, ya que por encima de todo es un homenaje a su propia saga y a todo lo que representa Nintendo.

Kirby: Planet Robobot hace lo que todo buen juego de Kirby al ir a la fija con una fórmula clásica y mecánicas mejoradas o nuevas. Es un espectáculo visual por donde se vea y un título que aprovecha por completo el efecto 3D sin resultar agotador para los ojos, todo lo contrario. Puede que su nivel de dificultad no sea extremo, pero esto no impide gozar de las 27 habilidades que se nos ofrecen aún sin el uso de amiibos, que solo es opcional. La armadura robobot comandada por Kirby es una razón más que suficiente para darle su oportunidad, pues jamás te sentirás más poderoso con el héroe de Dream Land que al mando de una de ellas.

Reseña hecha con una copia física de Kirby: Planet Robobot brindada por Nintendo of America.

Advertisement
Haga clic para comentar

Deja tu comentario

Además no te pierdas