Connect with us

Juegos

La historia de cómo Ghost Recon perdió su identidad

Wildlands y Breakpoint son juegos muy divertidos, pero que no cuentan con aquello que representaba a esta saga en el pasado.

Publicado

en

En 2001, Ubisoft puso a la venta el primer juego de la saga Ghost Recon. Igual que otros de los títulos publicados con el nombre del escritor Tom Clancy, este se trataba de un excelente videojuego militar con un fuerte enfoque en la estrategia táctica.

Las más de cinco millones de copias vendidas lo convirtieron en un éxito y una de las sagas de acción militar más representativas del medio. Otros títulos de la marca Tom Clancy se hicieron su espacio en el sigilo (Splinter Cell), tácticas de rescate (Rainbow Six) y la acción multijugador con tintes de RPG (The Division). Por su parte, la acción táctica en escenarios de gran escala era territorio de Ghost Recon. El objetivo de estos juegos no era correr y disparar, sino crear una estrategia dando órdenes a los compañeros y aprovechando sus especialidades.

La saga incluso viajó al futuro en 2012 con Ghost Recon: Future Soldier. Aunque con el paso del tiempo estos juegos se fueron enfocando más y más en la acción por encima de la estrategia táctica, aún conservaban fuertes elementos de este género. La creación de estrategias para varios soldados seguía siendo la base de su jugabilidad.

Sin embargo, este elemento continuó perdiendo relevancia en las siguientes entregas. Ghost Recon Wildlands y el inminente Breakpoint han hecho que la saga se vuelva irreconocible. Aunque no hay dudas de que son juegos que resultan muy divertidos en compañía de amigos, fanáticos veteranos se han quejado de lo mucho que se ha perdido en el camino.

¿Qué pasó? ¿Por qué Ghost Recon ha ido perdiendo su identidad?

Es verdad que las franquicias de videojuegos, especialmente aquellas que llevan más de una década de vida, deben reinventarse constantemente para ganar nuevos fanáticos y no aburrir a quienes la siguen desde el comienzo. Esto requiere mantener un equilibrio muy preciso entre agregar nuevos elementos y mantener aquellos que hicieron famosos a estos juegos.

Con Ghost Recon Wildlands, publicado en 2017, Ubisoft dotó a la franquicia de un elemento que identifica a esta empresa: un mundo abierto. Ya no avanzábamos con nuestro escuadrón nivel por nivel, sino que teníamos un enorme mapeado a nuestra disposición. Uno que, según Ubisoft, era uno de los más grandes que había creado.

Aunque Wildlands aún permite jugar en compañía de otros soldados a los que darles órdenes y se pueden crear tácticas de aproximación al jugar con otras personas, este elemento ha perdido profundidad e importancia. La exploración y personalización distraen de la parte táctica. Ya no tenemos el mismo control sobre nuestro escuadrón cuando jugábamos solos.

Hay quienes dicen que hay otros elementos tácticos en el juego. Por ejemplo, podemos decidir usar sigilo para atacar a los enemigos, infiltrarnos con armas cortas o tomarnos sus bases usando rifles de largo alcance. El problema es que esto se puede hacer en otros juegos. Sin ir muy lejos, muchos jugadores le dieron a este título el apodo de Ghost Recon: Far Cry.

Hay que aclarar que esto no es necesariamente algo malo. Ghost Recon Wildlands es un muy buen juego con una gran cantidad de fanáticos a los que les encanta. Pero no se puede negar que aquello que hizo especial a los primeros Ghost Recon no está muy presente en este título.

El problema más grave estará en Ghost Recon Breakpoint. Por lo que pudimos ver al jugar la beta, los cambios hechos al sistema de equipamiento y botines podrían reducir aún más los elementos tácticos.

En Breakpoint, las armas y el equipo cuentan con niveles, igual que los enemigos. En el pasado, la idea de Ghost Recon era que nuestro escuadrón podía superar cualquier obstáculo con una buena estrategia. Las armas usadas no eran más que herramientas para solucionar un problema. Con la introducción de niveles, corre el riesgo de que el ‘poder’ de un arma o armadura sea más importante que las decisiones que tomemos.

Varios se han quejado. Los foros de Ubisoft están llenos de jugadores preocupados por la desaparición de la ‘esencia’ de la franquicia. Lo mismo ocurre en su subreddit.

Algunos creen que la culpa de este cambio la tiene The Division. Esos juegos-como-servicios han resultado muy rentables para Ubisoft con sus elementos de RPG y microtransacciones. Hay quienes temen que Ubisoft quiera convertir a Breakpoint en algo similar

Ubisoft no se ha quedado callado al respecto. En respuesta a las preguntas y quejas sobre los niveles de armas y equipo, dijeron que el juego sigue estando basado en habilidad. También explicaron que la razón por la que decidieron incluir niveles es para animar a los jugadores a probar diferentes estrategias. Esta respuesta no parece haber convencido a muchos.

Pero todos estos comentarios están basados en una versión beta. Ghost Recon Breakpoint llegará a PlayStation 4, Xbox One y PC el próximo 4 de octubre. En ese momento nos daremos cuenta si en verdad la saga ha abandonado la idea de ser un juego de estrategia militar táctica para convertirse en un título en el que el botín determina el éxito de la acción.

Algo definitivamente es cierto: Ghost Recon ya no es lo que era.

Advertisement
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas