Connect with us

Videojuegos

Life is Strange 2: Temporada completa – Reseña

Después de un año, la travesía de los hermanos Diaz ha llegado a su final. ¿La espera ha valido la pena? ¿El final está a la altura de las expectativas?

Publicado

en

Uno de los principales atractivos de Life is Strange es la habilidad de la protagonista Max Caulfield para rebobinar el tiempo. Esta no solo actúa como un enfoque de la historia, sino que da lugar a entretenidos rompecabezas e interacciones entre personajes. Si bien no podía emplear el mismo recurso, su secuela debía buscar una dinámica propia e igual de interesante. Por fortuna, Roads —el primer episodio de Life is Strange 2— brilla por la promesa de una dinámica ludo-narrativa muy interesante. En los zapatos de Sean Diaz, las acciones de los jugadores no son importantes porque repercuten sobre él. En cambio, lo que importa son las consecuencias que estas tienen sobre su hermano menor: Daniel.

Bueno, se suponía que esa iba a ser la dinámica de la secuela.

Tras el memorable viaje de Max Caulfield y Chloe Price, mis expectativas por la secuela eran altas. Tomé el cambio de protagonistas como una prueba de que DONTNOD Entertainment no tenía por qué convertir Life is Strange en «el espectáculo de Max y Chloe». Era una declaración de que había muchas historias por contar en un mundo que mezcla lo realista con lo místico. Y, a pesar de sus fallas, Roads sugería que el estudio era más que capaz de cumplir tal promesa.

Desafortunadamente, Life is Strange 2 flaquea donde su antecesor brilla. Mientras que una de las fortalezas del primer juego son las memorables locaciones y personajes dentro de Arcadia Bay, piezas vitales a la hora de hacer que los jugadores se sumerjan en la historia, el segundo tiene una obsesión por trasladar a los protagonistas a nuevas locaciones e introducirlos a nuevos personajes. Ya que cada episodio debe ocurrir en un lugar distinto, no se puede profundizar en la personalidad de los secundarios ni establecer relaciones interesantes con los hermanos Díaz.

Life is Strange 2

Si bien esto representa una falencia con respecto al primer juego, no quiere decir que Life is Strange 2 no cuente con protagonistas carismáticos. A lo largo de los cinco episodios, la relación Sean y Daniel Diaz —interpretados de forma magistral por Gonzalo Martin y Roman George, respectivamente— es un atractivo constante. Incluso si el desarrollo de personaje de Daniel se ve entorpecido por la falta de consecuencias en los episodios 2, 3 y 4, la química entre los actores se siente natural.

¿Pero a qué se debe el torpe desarrollo de personaje de Daniel? Si bien recuerdan, en el primer párrafo de esta reseña mencioné que el primer capítulo plantea una dinámica interesante: las acciones de Sean guían el comportamiento de su hermano menor. En concepto, esta dinámica resulta ingeniosa y hubiera servido como un constante recordatorio de que las acciones de los jugadores tienen consecuencia.

Desafortunadamente, esta mecánica sólo se aplica en el primer y último episodio.

Life is Strange 2

Tras Roads, episodio en el que se muestra que Daniel es capaz de robar si ve a su hermano hacerlo, Rules —el segundo episodio de Life is Strange 2— destaca por las restricciones que impone sobre los jugadores y la ausencia de eventos relevantes para la trama. Poco importan las decisiones que se tomen en el episodio 2, ya que no tienen consecuencias dentro del mismo y posteriores capítulos. Incluso hay secciones en las que el juego quita el control de las manos del jugador para poner a los hermanos en situaciones contraproducentes con el fin de crear un conflicto.

La trama de Rules puede resumirse a «Sean y Daniel llegan a la casa de sus abuelos, pero luego deben irse porque la policía los descubre». De hecho, el resumen de la trama en Wolves —el último episodio de Life is Strange 2— omite completamente los eventos ocurridos en el segundo episodio por la poca importancia que tienen.

Life is Strange 2

Si bien las cosas mejoran en general en Wasteland —el tercer episodio de Life is Strange 2—, Daniel y su nulo desarrollo de personaje resultan ser el eslabón más débil. No importan las decisiones tomadas en los anteriores dos episodios. No importa si Sean fue un hermano responsable y cariñoso o uno irresponsable y distante, Daniel siempre antagonizará a su hermano mayor a lo largo de Wastelands con el fin de llegar a la inevitable conclusión. Es precisamente esta ausencia de consecuencias la que hace que el episodio 3 se sienta lineal, incluso si algunas decisiones tienen importancia a corto y largo plazo dentro de la historia.

Las cosas no mejoran de forma radical en Faith, el cuarto episodio de Life is Strange 2. Aunque introduce elementos interesantes en la historia —tales como Karen, la madre de los hermanos Diaz— y muestra alguna que otra consecuencia de pasadas decisiones, el episodio brilla más que nada por lo ridícula que puede ser la historia. La idea de un culto que adoctrina a Daniel es un intento desesperado de poner un obstáculo en medio de los hermanos Diaz antes del gran final. ¿Por qué no dejar que la culpa y el resentimiento de Daniel provocado por los errores de su hermano fueran la fuente del conflicto del episodio? Y entre menos se diga del discurso final de Sean, que parece sacado directamente de una serie shōnen genérica, mejor…

Life is Strange 2

Después de tantos altibajos —tanto narrativos como de diseño— y de tantas decisiones sin consecuencias importantes, DONTNOD tenía que sacarla del estadio con su último episodio: Wolves. Todas esas decisiones tenían que servir para algo, ¿no? ¿O acaso el estudio iba a hacer un Mass Effect 3? Por fortuna, ese no es el caso.

Haciendo honor al dicho «mejor tarde que nunca», Wolves es el único episodio en cumplir la promesa planteada en Roads y exhibir el potencial que siempre tuvo Life is Strange 2. No solo es emocionante de principio a fin, sino que demuestra a los jugadores que sus elecciones realmente tienen consecuencias.

Life is Strange 2

Dejando de lado unos simpáticos cameos del primer juego y el inevitable comentario social, el episodio 5 de Life is Strange 2 destaca por un aspecto en específico: Daniel. A diferencia de los anteriores tres episodios, el menor de los Diaz demuestra que ha acumulado y asimilado las enseñanzas de su hermano mayor. En Wolves, Daniel es proactivo: dependiendo de su moralidad, puede cuestionar o apoyar las decisiones de Sean. Incluso si la moralidad del menor de los Diaz es binaria, esto abre la puerta a múltiples desenlaces que tentarán a los jugadores a jugar de nuevo.

¿Por qué DONTNOD Entertainment no aplicó esto a los episodios 2, 3 y 4? El ver un Daniel cambiante hubiera hecho que la experiencia fuera mucho más inmersiva. Poco hubiera importado que cada episodio se ambientara en un lugar nuevo si el Daniel de cada jugador respondiera de forma distinta a las acciones de su hermano mayor.

Como es ahora mismo, Life is Strange 2 es una aventura que vale la pena por su comentario social, la química entre sus protagonistas y una selección de finales satisfactorios. Es una lástima que haya que aguantar tres capítulos que van desde lo decente hasta lo mediocre para poder disfrutar de una excelente conclusión.

Life is Strange 2: Temporada completa
7.2/10 Nota
Lo que nos gustó
- Los hermanos Díaz son protagonistas simpáticos y su cruzada es un muy apreciado comentario social sobre temas políticos y sociales actuales.
- Al final, las decisiones de los jugadores sí importan.
Lo que no nos gustó
- El espacio entre el episodio 1 y 5 está compuesto por historias que varían bastante en calidad.
- El último episodio es el único que cumple la promesa hecha en el primero: las acciones de Sean dictan la moralidad de Daniel.
En resumen
Life is Strange 2 es una historia con las mejores intenciones. Trata temas sensibles e importantes —tales como el racismo, la homofobia y la explotación infantil— con el fin de hacer un claro paralelo entre el mundo de los protagonistas y el nuestro. Sin embargo, incluso si termina siendo una entretenida aventura gráfica, Life is Strange 2 se siente sin dirección, sobre todo en los episodios 2, 3 y 4. Parece como si DONTNOD Entertainment hubiera estado más interesado en trasladar a los hermanos Diaz a nuevas locaciones e introducir nuevos personajes que en crear una interesante dinámica entre Sean y Daniel por medio de las decisiones de los jugadores. Qué decepción que el último episodio sea el único que hace esto.

Reseña hecha con la temporada completa de Life is Strange 2 para PlayStation 4 brindada por Square Enix.

Advertisement
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas