Conecta con nosotros

Videojuegos

Life is Strange – La reseña

Un impactante análisis de varios problemas de la juventud actual combinado con misterio y ciencia ficción, pero con algunas fallas de ritmo en su manejo.

Publicado

el

Sl periodo entre la adolescencia y los primeros años de la adultez puede resultar difícil para muchas personas, en especial si lo combinamos con amistades perdidas, accidentes, bullying, drogas, maltrato familiar, un posible psicópata y poderes mentales que alteran el tiempo y el espacio al mejor estilo del efecto mariposa. Si, Life is Strange es tan extraño como su nombre e impactante como lo sugieren sus contenidos, a pesar de algunos problemas en la forma como conduce la historia.

Life is Strange es el segundo juego de DontNod Entertainment y es publicado por Square Enix; a diferencia del anterior trabajo del estudio (Remember Me) utiliza un sistema de aventura gráfica con toma de decisiones y pequeños elementos de puzzles que orientan poco a poco al jugador mientras se pone en el papel de Max Cauldfield, una estudiante de fotografía que vuelve a Arcadia Bay luego de varios años de ausencia.

El retorno de Max a su antiguo hogar no es nada agradable. Varios de sus compañeros de clase tienen comportamientos desagradables, otros presentan problemas bastante profundos y unos pocos surgen como sus amigos. Las cosas siguen complicándose cuando se presenta un asesinato en el baño de la Academia Blackwell, hecho que despierta en Max un extraño poder: puede cambiar el curso de la historia retrocediendo en el tiempo. Posteriormente se encuentra con una vieja amiga con problemas de disciplina llamada Chloe, se entera de la desaparición de una antigua estudiante de Blackwell llamada Rachel y se desatan una serie de hechos criminales, climáticos y paranormales que alteran por completo la vida de la protagonista.

La aventura de Max empieza de manera lenta, e incluso parece caer en la monotonía o la pasividad en momentos intermedios de cada uno de sus cinco episodios; sin embargo nos toma de sorpresa en partes clave, nos impacta con los resultados de nuestras decisiones o de las acciones de cada personaje. Ciertas escenas me dejaron con la boca abierta debido a lo inesperado de las mismas o al contenido que manejan, y el fuerte cambio de tono de los dos últimos capítulos se acerca a trabajos destacados de ciencia ficción, misterio y terror; es una pena que el ritmo no sea más fluido, pero la historia cumple con su objetivo. Como dato de interés, el estudio ofrece un link que permite a usuarios de algunos países encontrar ayuda para resolver problemas personales similares a los explorados en el juego, un buen gesto social de parte de DontNod.

LIS_Res1

La forma de jugar Life is Strange tendrá marcados defensores y detractores debido a su sencillez. Max puede desplazarse por el escenario para interactuar con ciertos objetos que son útiles para resolver problemas básicos o encontrar claves sobre los misterios de Arcadia Bay y la Academia Blackwell, aunque parecerán pocos para los asiduos investigadores (a excepción de algunas fotografías que podemos tomar en ciertos lugares). Por otra parte, el poder de retroceder en el tiempo es bastante fácil de usar, generando un ambiente donde la protagonista prácticamente no puede morir y puede corregir el resultado de sus decisiones a corto plazo. O bueno, eso nos trata de hacer pensar el juego.

Por eso sentimos que es mucho más importante el sistema de diálogo y decisiones. Podemos sostener conversaciones con diversos personajes durante casi toda la aventura, permitiendo conocer más sobre ellos, la Academia Blackwell, Arcadia Bay y sobre todo obtener la mayor cantidad de pistas para resolver las situaciones importantes de la trama, brindando sus propias sorpresas al tratar de conectar todo en el gran esquema planteado por la historia. Cada decisión tiene sus consecuencias a corto y largo plazo, generando resultados extraños o impredecibles, porque a pesar de querer ser bueno o malo podemos resultar siendo todo lo contrario, o lo que es peor, algo intermedio.

Todos estos sistemas (control de tiempo, interacción con objetos y diálogos con toma de decisiones) encajan perfectamente a pesar de la aparente simpleza. Por ejemplo, podemos dialogar con alguien para que nos brinde una pista sin querer y retroceder el tiempo para jugarnos esa ficha con la misma persona y obtener diálogo adicional. O solventar una conversación peligrosa para obtener un objeto, volver al pasado, usar el objeto y descubrir pistas. Aunque algunas de estas cosas parecen encorsetadas por la trama, otras veces son más libres y generan un resultado que nos hace sentir como detectives trabajando en casos importantes.

LIS_Res3

Creo que por ese motivo el estudio optó por no ofrecer el juego en un solo paquete sino en un formato episódico que se fue desgranando durante buena parte del 2015 concluyendo hace pocos días. Esto les permitió crear algo parecido a una serie de televisión, generando finales que despiertan la curiosidad del jugador y condensando la historia y la jugabilidad en un formato digerible que encaja al finalizar toda la aventura, con capítulos que se puede culminar en dos o tres horas cada uno dependiendo de la capacidad de investigación y exploración que tengamos. Pero también les juega en contra precisamente porque el ritmo presenta tal irregularidad que hace pensar que algunos momentos sobran o que pudo incluirse algo más complejo para complementar la propuesta.

En cuanto al apartado artístico no tengo ninguna queja, de hecho me pareció muy bonito. DontNod optó por brindar a Life is Strange un aspecto sencillo pero que por momentos se siente como el reflejo de diversas corrientes de arte como la pintura o la fotografía, reflejando a Arcadia Bay como una población portuaria típica de Estados Unidos, con paisajes naturales bellos y estructuras que van de la limpieza al decaimiento de los suburbios. Los habitantes del lugar reflejan personalidad propia gracias a sus atuendos y formas de moverse (con uno que otro cliché, pero nada grave), y la música mantiene mucha nostalgia con tonos que cambian de manera acertada profundizando el impacto de la historia.

Life is Strange es una destacada pieza narrativa e interactiva, con alta orientación hacia el público joven y los problemas modernos que pueden afectarlos pero también sirve como elemento de reflexión para edades mayores. A pesar de los problemas de ritmo que pueda presentar y la falta de mecánicas mucho más profundas, nos permite ser los investigadores que necesita Arcadia Bay para librarse de su oscuridad, nos cuestiona acerca de nuestra capacidad de elegir y afrontar las consecuencias, ofrece una rejugabilidad aceptable y nos mantiene interesados en la forma en que Max elegirá su futuro, e incluso su pasado.

Reseña realizada usando una copia de Life is Strange para PC. El juego también está disponible en formato de episodios para Xbox One, Xbox 360, PlayStation 3 y PlayStation 4.

Advertisement
Haga clic para comentar

Deja tu comentario

Además no te pierdas