Síguenos en nuestras redes

Videojuegos

Los desarrolladores de Borderlands 3 están furiosos por sus regalías

Randy, Randy, Randy… ¿Qué hiciste esta vez?

Publicado

en

Borderlands 3

Con cinco millones de copias vendidas en sus primeros cinco días, Borderlands 3 fue financieramente un éxito rotundo y el juego más vendido con rapidez en la historia de 2K Games. Sin embargo, a pesar de tan significativo logro, los desarrolladores empleados por Gearbox Software están recibiendo bonificaciones mucho más inferiores a lo que estaban esperando.

El reporte, el cual fue construido por múltiples fuentes obtenidas por Kotaku, informa que Gearbox paga a sus desarrolladores un salario promedio lamentable, pero ofrece un arreglo de utilidades compartidas para compensarlo: 60% de las regalías van para la compañía y sus dueños, mientras que el 40 restante es dividido para los empleados. El gran éxito de Borderlands 2 trajo grandes dividendos a la compañía, que incluso algunos pudieron comprar casa propia.

Las fuentes comentaron que les hicieron creer que Borderlands 3 traería también números de seis cifras y es algo que Gearbox usa como incentivo para contratar a nuevos desarrolladores.

No obstante, el presidente de Gearbox, Randy Pitchord, les dijo a sus empleados que las bonificaciones serían menores debido al alto costo de desarrollo y personal. De acuerdo al reporte, Borderlands 3 costó $140 millones de dólares para su ejecución, incluyendo contenido descargable. Una suma que tuvo que ser devuelta a 2K antes de que Gearbox pudiera recibir sus regalías.

Ahora, esto es una práctica típica en la industria. El distribuidor debe primero recibir su inversión antes de comenzar a entregarle regalías al desarrollador. Epic Games usa la misma mecánica con su nueva marca de distribución. El hecho que Gearbox está recibiendo las suyas da evidencia de que Borderlands 3 ha resultado ser redituable. Aun así, el producido prometido aparentemente no se está viendo.

Gearbox respondió a las observaciones de Kotaku indicando que el programa de utilidades compartidas ha entregado más de $100 millones de dólares en regalías a sus empleados. Adicionalmente, la compañía dio pronósticos de utilidades a todos los participantes del programa, asegurando ser transparente con los miembros de su «familia».

Una demanda contra Pitchford en el 2019 captó la atención del público cuando se supo que el presidente había negociado un adelanto como “bono ejecutivo” de $12 millones de dólares con su casa matriz, Take-Two Interactive. El adelanto fue tomado del 60% que le correspondía a la compañía. Por lo que las regalías de los empleados no fueron afectadas.

Aun así, la muy percudida imagen de Randy Pitchford suma una nueva mancha a su historial. Algunos empleados de Gearbox le comentaron a Kotaku que consideraban renunciar a la compañía.

Vía: PC Gamer
Fuente: Kotaku

Publicidad
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas