Conecta con nosotros

Videojuegos

Mario + Rabbids: Sparks of Hope – Reseña

Una buena dimensión para estrategas en acción.

Publicado

el

Cuando Rayman dio pie al nacimiento de los Rabbids jamás se imaginó que estos se convertirían en una franquicia propia que –podría decirse– terminó por relevarlo. Es cierto que después tuvo un par de excelentes títulos plataformas 2D (Origins / Legends), pero estos no se equiparan a la fama de los Rabbids. Por molestos que sean, su reconocimiento sobrepasó al de Rayman. Tanto así, que en 2017 Mario + Rabbids: Kingdom Battle unió su universo con el del Reino Champiñón y cinco años después Mario + Rabbids: Sparks of Hope es la secuela de ese exitoso experimento.

Esta nueva entrega ‘crossover’ de Super Mario y los Rabbids le da la oportunidad a Ubisoft de continuar su buena relación con Nintendo y una completa autonomía en el desarrollo del juego. Nintendo nuevamente distribuye esta iteración en Japón, mientras que en el resto del mundo Ubisoft también se encarga de ello. Filiales de la compañía de diferentes países pusieron su parte para crear Mario + Rabbids: Sparks of Hope, fuertemente inspirado en Super Mario Galaxy (en japonés es Galaxy Battle).

Mario Rabbids Sparks of Hope reseña

‘Super Rabbids World’

Esta, sin embargo, no es la única libertad que se toma. Como siguiendo un patrón establecido por el modo Bowser’s Fury de Super Mario 3D World para Switch, Sparks of Hope toma nota y expande su mundo explorable con temática similar. Mientras en Kingdom Battle los personajes seguían el control del robot asistente Beep-0 por escenarios lineales definidos, existe mayor libertad en los escenarios o planetas de Mario + Rabbids: Sparks of Hope.

Una entidad cósmica llamada Cursa busca robar la energía de los Sparks –versión Rabbid de los Lumas– y a su paso esparce el Darkmess sobre los planetas, una especie de materia oscura. El ejército de Bowser cae en garras de Cursa y los usa para capturar los Sparks con poderes. Mario, Luigi, Peach y sus versiones Rabbids ponen rumbo al rescate de los Sparks. A ellos se unirán Edge, un Rabbid ‘cool’ e independiente; Rabbid Rosalina y el mismísimo rey Bowser, quien desea recuperar a sus súbditos.

Mario Rabbids Sparks of Hope reseña

Tristemente Rabbid Yoshi no regresa en esta ocasión, pero Edge y Bowser hacen un decente trabajo en su lugar. Edge es como el típico justiciero de los RPG con peinado a la moda y personalidad ‘punk’. Más que el enemigo de toda la vida, Bowser nos recuerda a otras ocasiones en las que ha trabajado de la mano con Mario y Luigi para derrotar un mal común. Como en el increíble Bowser’s Inside Story y su ‘remake’ con el plus Bowser Jr.’s Journey. El viaje de papá Bowser es muy reminiscente.

A estos nueve personajes se unirá el propio Rayman en un futuro DLC como un triunfal regreso.

Un Mario sin Jumpman pero sí estrategia

Los niveles principales de Mario + Rabbids: Sparks of Hope están compuestos por espacios abiertos que intentan preservar la fórmula de los juegos recientes de Super Mario. Hay misiones principales, secundarias y algunos leves puzles por resolver. Su composición está hecha para recorrerlos como si se tratara de un juego 3D de Mario no lineal. Hasta en ocasiones la ausencia de Nintendo en su desarrollo puede pasar desapercibida.

Momentos divertidos fortuitos en el calor de la batalla.

Es en detalles muy pequeños que la inmersión se rompe, aunque esto no califique precisamente como falla del juego. La característica principal de Mario, los saltos, solo está presente en las batallas con el impulso de un compañero. En la exploración, Mario –a quien ya no es obligatorio tener en el equipo de tres– y sus aliados deben utilizar escaleras, tuberías y rampas de salto para desplazarse por los ambientes. Esto lo deja suficientemente apartado de Super Mario Odyssey o Bowser’s Fury.

El punto de Mario + Rabbids es la estrategia por turnos y en eso sí que sabe triunfar. Los enemigos –entre los que encontramos del Reino Champiñón y otros originales– caminan por el mapa explorable y al tocarlos o golpearlos deslizándose da inicio la batalla en un mapa separado. Allí es donde sucede la magia de Sparks of Hope. Aunque una cuadrícula invisible es la base de los mapas de batalla, el desplazamiento por turnos de nuestro equipo de tres es totalmente libre.

Mario Rabbids Sparks of Hope reseña

Este cambio respecto a su predecesor hace los combates más dinámicos, a pesar de los tiempos de carga antes de dar inicio cada uno de ellos. A diferencia de un RPG por turnos, las batallas duran más y estas varían en relación con la cantidad de enemigos. Es posible utilizarlos para contraatacar como en el caso de los Bob-ombs, que inician un temporizador de explosión al contacto y pueden ser arrojados.

Terna estelar

De la correcta elección de nuestros tres personajes principales –y una buena cobertura– depende la ventaja o desventaja en las batallas. No solo cada personaje tiene su especialidad, como Mario un doble cañón, Luigi el arco o Edge una gran espada; sino que del Spark equipado en cada uno veremos más efectos. Un Spark de fuego o agua otorga dichos elementos extra y hace mayor daño a ciertos enemigos. Otro Spark ahuyenta enemigos, uno ataca con ondas, alguno más es pegajoso y así.

Mario Rabbids Sparks of Hope reseña

El árbol de habilidades independiente por cada personaje permite personalizar las fortalezas de Mario y compañía, según como nuestras necesidades o gustos lo ameriten. Ciertos combates están diseñados para ciertos personajes y del ensayo y error es la clave del éxito. Dentro de la batalla podemos analizar los tipos de rivales cortesía de Beep-0 y así escoger los luchadores que se ajusten.

No es de extrañar el encontrar parejas atípicas que hacen buen equipo como Peach y Rabbid Mario. Sin embargo, Mario y Luigi suelen ser de los más efectivos para cada labor. Edge es una bienvenida adición a la terna de estrellas, si es que la tentación de no dejar a Bowser por fuera lo permite. Cual sea la elección, todos los personajes tienen algo único por ofrecer y es cuestión de gustos su convocatoria.

Locura personalizada

Para ser un ‘spin-off’ de Super Mario, algunas batallas contra los jefes podrían sorprender a los tradicionales jugadores de Nintendo. En dichos momentos de aprietos es donde resulta vital equipar los Sparks correctos en los personajes de la primera línea de ataque. Si los más pequeños tienen problemas, ciertas opciones de accesibilidad pueden ayudarles, mas es recomendable no usarlas a menos que sea absolutamente necesario.

No solo la personalización de Sparks en el equipo de justicieros otorga ventaja elemental, sino la dificultad abiertamente cambiable antes de cada batalla. Los jugadores pueden escoger dificultad moderada, para aquellos que han jugado este tipo de títulos; dificultad relajada, para novatos –y quizás niños–; así como dificultad demandante, para los más experimentados en la estrategia por turnos.

Individualmente, podemos definir qué tan agresivos son los enemigos, cuánta salud recuperamos al subir de nivel e incluso si recibimos daño o ninguno. Esta última no tiene mucho sentido, pero tampoco estorba si alguien así lo requiere. Como en resumen la dificultad es maleable y es cuestión de preferencias, lo destacable es que Ubisoft haya pensado en opciones que tal vez todos los juegos deberían tener de forma predeterminada.

Mario + Rabbids: Sparks of Hope
8.5/10 Nota
Lo que nos gustó
- Un equilibrado equipo de aliados del Reino Champiñón.
- Apropiado uso de la IP de Super Mario por parte de Ubisoft.
- Niveles y batallas con libertad de exploración y movimiento.
- Combates dinámicos e inmersivos.
- Bowser.
Lo que no nos gustó
- Las pantallas de carga son algo comunes.
- Inhabilidad de saltar en la exploración, aunque no sea un juego típico de Mario.
- El habitual sacrificio de Yoshi.
En resumen
Mario + Rabbids: Sparks of Hope es una muestra del buen trabajo que pueden hacer estudios externos con las propiedades de Nintendo, siempre y cuando exista respeto y comprensión por los personajes. Ubisoft no es el primero en hacerlo, pero sí uno de los que más ha sabido tomar el Reino Champiñón y aplicarle una fórmula distintiva. Sin mencionar a los Rabbids, cuya molestia ha sido reducida. Sus escenarios parecen parte nativa de los juegos de Nintendo y la libertad de explorarlos es una mejora considerable. Las batallas, por su parte, gozan de un dinamismo y paralelo desplazamiento a voluntad que lo ubican muy encima de su predecesor. Una secuela estelar y no solo por los relucientes Sparks.

Reseña hecha con una copia digital de Mario + Rabbids: Sparks of Hope para Nintendo Switch brindada por Ubisoft.

Advertisement
Haga clic para comentar

Deja tu comentario

Además no te pierdas