Connect with us

Juegos

Marvel Ultimate Alliance: ¿dónde están los héroes más poderosos de la Tierra?

¿Por qué no podemos encontrar Marvel Ultimate Alliance en las tiendas digitales? ¿Qué significa esto para la preservación de videojuegos?

Publicado

en

Solo faltan unos pocos días para que Marvel Ultimate Alliance 3: The Black Order se ponga a la venta para la consola más popular del momento: Nintendo Switch. Cientos de miles de fanáticos de los personajes de Marvel van a adquirir este juego para convertirse en Iron Man, Spider-Man, Capitana Marvel y sus demás héroes favoritos. No hay duda que va a ser un éxito.

También es posible que los jugadores más jóvenes se interesen en el número tres de su nombre. Hay otros dos juegos de Ultimate Alliance que salieron a la venta antes que este. Como buenos fanáticos, intentarán adquirirlos. Pronto se encontrarán con la triste realidad: conseguir Marvel: Ultimate Alliance y su secuela no es una tarea fácil.

El primer Marvel: Ultimate Alliance se puso a la venta en 2006 para PS2, PS3, Xbox y Xbox 360. También contó con versiones para Game Boy Advance, Nintendo Wii y PSP. La gran cantidad de personajes que se podían controlar, su divertido modo multijugador y la cantidad de referencias que hacía al universo Marvel lo convirtieron en un éxito de ventas. No podemos dejar de tomar en cuenta que esto ocurrió años antes de que el Universo Cinematográfico de Marvel llegara a nuestras vidas, popularizando aún más estos personajes.

Su secuela —lanzada en 2009 para PS2, PS3, Xbox 360, PSP, Nintendo Wii, Nintendo DS y años después para PS4, Xbox One y PC— no fue tan exitosa. A pesar de esto, sigue siendo considerada una joya por los fanáticos de Marvel por la forma en que adapta la saga Civil War.

El problema es que si visitamos las tiendas digitales de cualquiera de estas plataformas no vamos a encontrar estos juegos.

En julio de 2018, Marvel: Ultimate Alliance y su secuela se pusieron en oferta en las tiendas digitales a un precio increíblemente bajo. Pocos días después, desaparecieron de ellas como si hubieran sido afectados por el chasquido de Thanos.

Microsoft Store dice que estos juegos ‘no están disponibles actualmente’. Steam dice claramente que el juego no aparecerá en la tienda ni en las búsquedas a petición del editor del juego. En PlayStation Store no hay un botón habilitado para su compra.

Desde noviembre de 2017, los juegos basados en personajes de Marvel que no se encontraban desarrollados bajo la supervisión de Disney comenzaron a desaparecer de las tiendas digitales. El primero fue Deadpool, luego le siguieron Marvel Heroes y los títulos de Ultimate Alliance. El único en salvarse de esta purga fue Ultimate Marvel vs Capcom 3

¿Qué ocurrió? Cuando una empresa obtiene los derechos para crear una obra o producto basado en la propiedad intelectual de alguien más, debe obtener una licencia. Esta suele expirar después de un tiempo a menos de que se pague una renovación. También es posible que los dueños de la propiedad intelectual simplemente decidan no renovarla. Esto también ocurre con la música que contenga una obra. No son pocos los juegos que han desaparecido de las tiendas porque su distribuidor no quiere pagar la licencia de una canción.

La empresa que distribuía Deadpool y Ultimate Alliance era Activision. Ellos nunca se pronunciaron oficialmente sobre las causas que los llevaron a retirar estos juegos. Disney hace tiempo renunció a desarrollar sus propios títulos, pero les encanta dar licencias para que otros los hagan. Es imposible saber si en este caso se negaron a que Activision continuara vendiendo estos juegos (sería raro, tomando en cuenta que no se lo negaron a Capcom) o si fue la empresa de Bobby Kotick la que decidió que no valía la pena renovar la licencia.

Wolverine en Marvel: Ultimate Alliance 2

Activision ya ha permitido que caducaran las licencias de sus títulos basados en Tortugas Ninja, Spider-Man, Transformers y James Bond. Ya no se pueden comprar de forma digital.

Esto no es un simple inconveniente para los jugadores. Es un problema grave que afecta la preservación de videojuegos.

Actualmente, solo existe una forma de conseguir los dos primeros Marvel: Ultimate Alliance: su versión física en el mercado de segunda mano. Pero este no puede asegurar su disponibilidad. El formato físico también tiene el problema del ‘bit rot’ (degradación de datos) que causa que tarde o temprano los discos se vuelvan ilegibles. En el caso de las consolas también existe la desventaja de que solo funcionan en un tipo de ‘hardware’ que está condenado a la obsolescencia. Es verdad que somos muchos los que conservamos viejas consolas funcionales, ¿pero seguirán así en diez años? ¿Treinta? ¿Cincuenta?

Se supone que los juegos digitales eran una solución a este problema, pero muchas de las tiendas que los ofrecen no venden realmente los juegos, sino una licencia para jugarlos que —en teoría— puede ser revocada. Estos también suelen depender de servidores remotos que autentican la licencia. ¿Qué pasará en el futuro cuando estos servidores estén fuera de línea? ¿Cómo podremos volver a jugar los títulos que dependen de ellos?

En estos momentos existen varias organizaciones, como Video Game History Foundation, que están dedicadas a la preservación de la historia de nuestro amado medio. Ellos se encargan de obtener y digitalizar videojuegos para conservarlos y evitar que desaparezcan. En estos momentos hay toda una batalla que busca salvar los juegos exclusivos de Ouya, cuya disponibilidad desapareció con el cierre de la tienda digital de esta consola.

Nos reímos mucho de Ouya, pero con ella desaparecieron muchos juegos que no existen en ninguna otra plataforma.

Es triste que a Activision y muchas compañías más no les interese preservar su propia historia. El caso de Marvel: Ultimate Alliance es solo uno entre cientos. A menos que la industria se ponga de acuerdo para asegurar que los viejos títulos puedan adquirirse de un modo u otro, nos va a pasar lo mismo que al cine. ¿Sabían que  el 90% de las películas hechas antes de los años 30 están perdidas para siempre? ¿Cómo es que no aprendimos de este error?

¿Qué podemos hacer nosotros como videojugadores? Los coleccionistas que posean videojuegos raros o ROM de títulos que no se encuentran a la venta deberían contactar a Video Game History Foundation y ver si pueden ofrecerles algo que aún no esté preservado. Los demás tenemos que seguir criticando la actitud de Activision y las demás compañías que deciden sacar una obra del mercado por temas de licencias o acabar con una plataforma que tiene títulos exclusivos sin asegurarse antes de que sigan disponibles de otra forma.

Alpha Protocol, el RPG de espionaje de Obsidian y Sega, es retirado de Steam

Advertisement
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas