Conecta con nosotros

Videojuegos

Feliz cumpleaños Samus Aran, larga vida a Metroid

Samus Aran y Metroid han encontrado el camino para regresar por lo alto.

Publicado

el

Hace cinco años no era una buena época para la saga Metroid ni para su protagonista por excelencia, Samus Aran. La situación no se alivió con el lanzamiento de Metroid Prime: Federation Force, que poco tenía que ver con las aventuras espaciales a las que estábamos acostumbrados con Samus. Los últimos años fueron más favorables gracias a Metroid: Samus Returns y el anuncio de un más lejano Metroid Prime 4.

Como cada año, celebramos la creación de la franquicia inspirada en Alien y con jugabilidad que combinaba las plataformas de Super Mario Bros. con la exploración de The Legend of Zelda. Era una mezcla perfecta y fue toda una revelación para la época, tanto que posteriormente daría inicio a un subgénero junto a la saga cazavampiros de Konami, el estimado ‘metroidvania’.

Los primeros años

Un 6 de agosto de 1986, Metroid, tomando como base el nombre de los más poderosos enemigos dentro del juego, no de la enigmática heroína bajo el traje protagónico (caso similar al de Link), llegó a las tiendas japonesas en la consola Family Computer Disk System, mientras que en Occidente tardaría un poco más pero finalmente aterrizaría en Nintendo Entertainment System.

Metroid Samus Aran

Era todo un reto, pero hacía hincapié en la libertad de exploración y acción en el inhóspito planeta Zebes. En la versión americana, sin embargo, la dificultad era un poco mayor debido al sistema de ‘password’ para continuar con el progreso. En aquel entonces no existían mapas ni radares aparte de los dibujos que pudiese ilustrar el jugador por su cuenta, o encontrar tiempo después en las revistas especializadas.

«Planeta Zebes… alguna vez llamé hogar a este lugar […]»

#gba from Ermitaño Energúmeno

Debido a ello era muy fácil perderse en las intrincadas cavernas y profundidades del planeta Zebes, una ambientación claustrofóbica que a su vez guardaba ruinas de la tecnología Chozo, una mística raza de aves humanoides que crió a Samus, le implantó su ADN y le otorgó el poderoso traje Varia. Aquella armadura incluso le permitía a la caza recompensas contraerse en una esfera para recorrer estrechos corredores del entorno. Aunque la explicación técnica de la Morph Ball (así como el bigote de Mario), era que resultaba difícil realizar la animación de Samus arrastrándose.

Aunque los metroid resultaron siendo un experimento que salió mal por parte de la benevolente raza Chozo, eran los Piratas Espaciales comandados por Mother Brain los verdaderos villanos a derrotar aparte de la peligrosa fauna de Zebes. Los generales Kraid y Ridley (en homenaje a Ridley Scott por Alien) también se establecieron no solo como imponentes jefes, sino como íconos de la franquicia.

Este primer juego de Metroid sería exitosamente vuelto a hacer para la portátil Game Boy Advance, en el excelente ‘remake’ Metroid: Zero Mission, que se posiciona como uno de los más sobresalientes de la saga y el género. Con una banda sonora perfectamente ambientada, además.

Creando el legado

Desde aquella primera entrega en NES, la aventura continuaría tiempo después en Game Boy con el monocromático Metroid II: Return of Samus, esta vez visitando el planeta SR388 y descubriendo indicios de una civilización perdida con asombrosos poderes, mientras Samus seguía el rastro de otras colonias de metroid creadas por los Piratas Espaciales. Un juego que nos expuso a todas las diferentes y letales evoluciones de la especie metroid.

Cronológicamente se encuentra ubicado después de Metroid (Zero Mission), Prime, Hunters, Echoes y Corruption; los hechos acontecen antes de lo visto en Super Metroid, Other M y Fusion.

Dado que Nintendo había dejado en el olvido rehacer esta parte del legado de Samus Aran en su lucha contra los metroid (o una nueva entrega principal), y sabiendo que era la continuación de un juego revolucionario y el predecesor de otro más significativo como Super Metroid para SNES, fue grato descubrir que el proyecto de un fan con cerca de una década de desarrollo estuvo listo primero.

Metroid Samus Aran

Another Metroid 2 Remake fue el trabajo de un argentino hecho a base del programa Game Maker y una conversión que adaptó Return of Samus a la calidad de las entregas para Game Boy Advance, incluso mejorándola en el proceso. Vale la pena darle la oportunidad porque fue lo más cercano a un verdadero Metroid en muchos años y su esfuerzo invertido lo demostraba, un ‘remake’ digno de la saga que no venía por parte de Nintendo.

Todo se transforma

Por supuesto la fórmula de Metroid se ha perfeccionado con el paso del tiempo, los juegos y las consolas. Aunque el estilo clásico en la franquicia hubiese cambiado con la llegada de la saga Prime en 3D, no se puede dudar que el 2D es el corazón de la serie. En su última aparición casera sufrió una fusión de ambos conceptos con la llegada de Metroid: Other M para Wii, inspirado en el éxito que fue Super Metroid en SNES, pero su recepción fue más bien dividida.

Sin importar las críticas o qué tan ‘spin-off’ resultó ser Federation Force –a estas alturas es más canónico Prime Pinball–, sabemos que podemos contar con la rubia más aguerrida del universo nintendiano y que donde quiera que un metroid emerja, estará lista para disparar su cañón de plasma. A menos que sea un metroid bebé, porque Samus Aran.

Metroid Samus Aran

Para sorpresa de muchos, el equipo encargado de Metroid: Samus Returns (3DS) lanzado en 2017, MercurySteam, recibiría la bendición de Nintendo para desarrollar el siguiente episodio de la franquicia 2D, exclusivo de Nintendo Switch. La saga de Samus y los metroid está por llegar a su momento concluyente…

Advertisement
Haga clic para comentar

Deja tu comentario

Además no te pierdas