Connect with us

Juegos

Monster Hunter World: Iceborne (Beta) – Primeras Impresiones

Esto es lo que opinamos tras varias horas disfrutando de la versión beta de la esperada expansión de Monster Hunter: World.

Publicado

en

Los fanáticos de Monster Hunter con PlayStation 4 y una suscripción a PS Plus pudimos disfrutar de un excelente fin de semana. Todo gracias a que Capcom puso a nuestra disposición una versión beta de Monster Hunter World: Iceborne que nos permitió tener una idea mucho más clara sobre esta expansión que llegará en septiembre.

Tras crear rápidamente un personaje y a su compañero Palico —el cual ahora puede contar con nuevos y adorables diseños— pudimos participar de tres cacerías que nos demostraron las nuevas características que serán añadidas. La primera de ellas nos pone tras el rastro de un Gran Jagras en el Bosque Primigenio. ¿Para qué queremos cazar a un monstruo tan conocido en un lugar tan familiar? ¡Para probar los nuevos movimientos! Monster Hunter World: Iceborne no solo tiene un nuevo escenario y nuevas criaturas. Todas las armas han recibido mejoras y contamos con nuevas herramientas para hacer nuestras misiones más llevaderas.

Pero ya hablaremos de eso más adelante. Las otras dos cacerías nos llevan al Arroyo de Escarcha. Este nuevo escenario nevado nos quitó el aliento, pues causa una impresión igual o superior a la que tuvimos cuando vimos el Bosque Primigenio por primera vez. Este paraje invernal está lleno de detalles, desde la nueva fauna disfrutando de un baño en las fuentes termales hasta hipnóticos juegos de luz a través del hielo. Realmente vale la pena darle un recorrido turístico sin ánimos de combatir, pues de otro modo su belleza nos distraerá en momentos de máximo peligro, como cuando un Banbaro embista contra nosotros.

Banbaro es uno de los nuevos monstruos. Este Wyvern Brutal cuenta con una enorme cornamenta con la que nos arrojará lejos si no somos suficientemente veloces. Su forma de enfrentarnos recuerda mucho a la de Barroth. Resulta genial ver cómo interactúa con el entorno, levantando nieve y troncos con su embestida. También pudimos ver cómo se enfrentaba contra un Beotodus. Este es un Wyvern nadador muy similar a Jyuratodus, pero con un enorme cuerno en la cabeza y la capacidad de ‘nadar’ en la nieve.

Aunque no teníamos que cazarlo en una de las misiones, fuimos muchos los cazadores que no resistimos la tentación de rastrearlo y experimentar este enfrentamiento. La verdad, fue un poco decepcionante. Resultó ser muy parecido al combate contra Jyuratodus.

La tercera cacería sí fue algo especial. En lo más alto del Arroyo de Escarcha (al menos de la sección del escenario que pudimos conocer en la beta) nos esperaba un Tigrex. Este popular monstruo es la pesadilla de muchos cazadores desde que apareció por primera vez en Monster Hunter Freedom 2 en 2007. Sigue siendo una bestia feroz, rápida y brutal. Apenas nos da tiempo de reaccionar a sus ataques y puede cubrir grandes distancias en un instante. Los 20 minutos que nos dio la beta para intentar cazarlo resultaron apenas precisos para verlo caer. Definitivamente va a ser uno de los retos más interesantes de Iceborne.

Ha llegado la hora de hablar de los nuevos movimientos. Monster Hunter World: Iceborne introduce una nueva herramienta llamada Garra Retráctil, la cual nos permite agarrarnos del monstruo para causarle daño, arrojarlo hacia una trampa, debilitar una parte de su cuerpo u obtener munición para la eslinga, todo dependiendo del arma que usemos. Esta novedad resulta muy útil cuando nos encontremos a distancia media y agrega nuevas estrategias a las cacerías. Algunas armas incluso permiten activarla en medio de un combo.

¡Monster Hunter World: Iceborne tendrá un modo foto!

La eslinga también fue potenciada de un modo increíble. Capcom parece haberse dado cuenta que los jugadores no estaban usando mucho esta herramienta y ahora resulta más útil que nunca. Podemos usarla sin enfundar nuestra arma e incluso dispararla en medio de un combo para extenderlo y aturdir al monstruo.

Todas las armas recibieron nuevos movimientos y combos, algunos de los cuales permiten maniobras evasivas para interrumpir ataques. La espada larga tiene nuevos movimientos que aprovechan la barra de espíritu para causar daño masivo mientras que la espada grande permite usar la eslinga para nuevos combos. Las espadas dobles ahora permiten más movilidad para esquivar mientras se ataca, las ballestas tienen nuevas modificaciones, el hacha espada aturde más fácilmente los enemigos y la lanza pistola ahora puede usar la munición de eslinga para poner un artefacto sobre los monstruos que aumenta el daño de los disparos.

Los cambios más vistosos pertenecen al hacha cargada, la cual se puede convertir prácticamente en una sierra eléctrica, y la cornamusa, que tiene un nuevo movimiento de ataque que permite interpretar nuevas canciones para curar a nuestros aliados y dañar a los monstruos. Todo esto lo podemos probar en una nueva área de entrenamiento que incluye una maravillosa novedad. ¡Ahora podemos ver el daño que causa un combo completo!

Algunas de las nuevas armaduras.

Con tantas opciones a la hora de cazar nos surge una importante duda: ¿no harán el juego más fácil? Una de las principales críticas contra Monster Hunter: World es que no tenía la dificultad de sus predecesores. Los creadores han hablado de este tema y aclaran que Iceborne tendrá monstruos mucho más difíciles que los del juego base, pero esto no se vio en la beta. El Gran Jagras, Beotodus y Banbaro cayeron sin muchas complicaciones y Tigrex, aunque fue mucho más difícil, no se compara al que enfrentamos en los títulos de PSP y 3DS. Ya veremos cómo se maneja el balance entre dificultad y los nuevos movimientos en la versión definitiva. Recordemos que esta fue solo una beta y todo lo que experimentamos está sujeto a cambios.

Si no pudieron probar la beta de Monster Hunter World: Iceborne porque no están suscritos a PS Plus o no tuvieron tiempo, podrán hacerlo entre el 28 de junio y el 1 de julio. Recuerden que esta prueba es exclusiva para PlayStation 4.

Monster Hunter World: Iceborne llegará a PlayStation 4 y Xbox One el 6 de septiembre de 2019. Los jugadores de PC tendrán que esperar unos meses más.

Advertisement
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas