Connect with us

Videojuegos

New Super Mario Bros. U Deluxe – Reseña

El último título de plataformas laterales de Mario y compañía pasa de Wii U a Switch con sus respectivas expansiones.

Publicado

en

New Super Mario Bros para la portátil Nintendo DS arribó en 2006 con una verdadera oleada de frescura que le hacía justicia al adjetivo de “nuevo”. Después de todo, tomaba el estilo de plataformas 2D que tantos triunfos y reconocimiento le dio a Mario hasta la salida de Super Mario World, pero que se vio radicalmente reducido con el salto al 3D en Nintendo 64 y su sucesor en GameCube.

No era simple 2D clásico, esta resucitada fórmula le añadía personajes, escenarios y elementos de juego construidos en 3D aunque su ejecución fuera en el estándar lateral de sus inicios. Como resultado, la segunda consola más vendida de la historia con 154 millones de unidades, tuvo en New Super Mario Bros al juego más vendido del sistema con más de 30 millones de copias, todo un logro para el fontanero favorito del planeta.

Era cuestión de tiempo para aprovechar este abrumador éxito y expandirlo con multijugador local en una consola casera gracias a Wii. A finales de 2009, los usuarios experimentaron por primera vez el caos y la diversión que brindaba un juego tradicional de Mario con hasta cuatro jugadores en la misma partida, la fórmula no pudo quedar en su mejor punto climático. Entonces llegó una dorada secuela numérica para 3DS a mediados de 2012 que dejaba ver cómo aquello de “nuevo” ya no lo era tanto, rematando a finales del mismo año con un título de lanzamiento para Wii U: New Super Mario Bros. U.

La adición del GamePad permitió que un quinto jugador se uniera desde la pantalla del mismo añadiendo plataformas de bloques para sus compañeros, mientras que una expansión bajo el estandarte de Luigi vio la luz al siguiente año con un incremento notable en la dificultad. Más adelante se ofrecería una compilación para Wii U con el nombre New Super Mario Bros. U + New Super Luigi U, y esta misma es la que ha sido adaptada a Nintendo Switch bajo el título New Super Mario Bros. U Deluxe.

Básicamente se trata del mismo juego -o juegos- que ayudó a introducir al extinto Wii U a su corta vida en el mercado, y es que desde la época de Super Mario 64 una consola de Nintendo no era lanzada con una respectiva aventura de Mario. También es una manera de darle una segunda oportunidad a un título que, como otros de Wii U, pudo pasar desapercibido en su momento para quienes no eran propietarios de la consola. Teniendo en cuenta la alta adopción de Switch, es seguro que mucha más gente lo podrá jugar en comparación con los últimos seis años desde su salida original. Pero es justo por eso que el ‘New’ le queda un poco grande.

Es cierto que de esa manera se diferencia la línea moderna de plataformas 2.5D de Mario frente a los clásicos 2D, pero incluso desde 2012 poco le aportó New Super Mario Bros. U a su misma franquicia. Como se mencionó previamente, su punto máximo de jugabilidad quedó finamente representado en New Super Mario Bros. Wii, esto porque en el aspecto gráfico no se podía avanzar mucho más de lo habitual para lo que se vería en Wii U.

Pero estamos 10 años después de aquella fascinación en Wii y el desempeño general de NSMBU no es tan cautivante como, digamos Donkey Kong Country: Tropical Freeze, también llevado de Wii U a Switch con muy leves cambios; una secuela que elevó la bandera frente a su predecesor de una forma que solo Retro Studios supo hacer. El entretenido caos multijugador de New Super Mario Bros. U se mantiene en Switch, pero el desgaste de los años le pasa más factura a este último ejemplar de la línea moderna que a las propias joyas de Mario en NES y SNES.

No se puede negar que es un buen negocio para el jugador potencial: 164 escenarios diferentes; niveles adicionales con retos; la posibilidad de usar controles de GameCube o Pro para Switch además de los Joy-Con (estos con introducido HD Rumble); videos con jugadas realmente asombrosas; la no despreciable prueba de encontrar tres monedas estrella por escenario, entre otros, se traducen en horas y horas de juego, solo o en compañía.

Con ambas pantallas en el máximo brillo, la versión de Wii U (arriba) solo luce un poco más clara que la de Switch (abajo).

Teniendo en cuenta que la misma compilación ya existía en Wii U además de cada juego individual, no hay un ‘Deluxe’ tan exorbitante en NSMBU Deluxe, de hecho con ausencia del modo exclusivo para el GamePad. La resolución en un nativo 1080p para su uso en televisor y 720p en modo portable solo se antepone por poco a la misma resolución dinámica en Wii U, siendo el GamePad lo “portable” en dicho caso. Claro está que, como bien logra impregnar Nintendo Switch a todo juego que pisa su territorio, las innatas bondades portátiles lo acercan más a sus antecesores de DS y 3DS, enlazando lo mejor de aquel reino con el majestuoso legado de Wii.

El punto de popularidad reside en Peachette (¿la verdad oculta sobre la princesa?), famosa desde mucho antes de su debut gracias a cierto empuje de internet y Bowser. Aunque los Toads ya son habituales en estas aventuras de Mario y la propia Peach participó en Super Mario 3D World; Toadette debuta en New Super Mario Bros. U Deluxe con la particular exclusividad de usar una Súper Corona -en lugar del traje de ardilla voladora-, transformándose en Peachette y obteniendo así las habilidades y aspecto de la princesa del Reino Champiñón.

No solo es posible ejecutar un doble salto más pronunciado con Peachette, sino rebotar en los abismos y planear durante un mayor tiempo que con el traje de ardilla, pero con la desventaja de no poder agarrarse de las paredes. Por su parte, Nabbit, originalmente jugable en New Super Luigi U a falta de Mario, ahora puede ser usado también en NSMBU y los jugadores pueden seleccionar cualquier personaje incluso en el modo para uno solo. Nabbit es clasificado con un nivel ‘muy fácil’ para jugadores principiantes, puesto que es invencible al toque de los enemigos pero sin poder usar ningún objeto o traje.

Ya sea con Peachette o Nabbit, los jugadores recibirán ventajas adicionales como la habilidad del traje pingüino al nadar, resistencia al hielo, poder antideslizante y 100 segundos adicionales en el temporizador; aun en New Super Luigi U, cuyos exigentes niveles constan precisamente de 100 segundos de duración. Los Mii igualmente regresan, pero se pueden utilizar únicamente para los niveles extras con retos.

New Super Mario Bros. U Deluxe
7.8/10 Nota
Lo que nos gustó
-Variedad de controles compatibles.
-Amigable curva de aprendizaje para jugadores casuales.
-Habilidades diferenciales por personaje, aplausos para Peachette.
-New Super Luigi U de verdad te pone a prueba.
Lo que no nos gustó
-"Nuevo" como tal, no es.
-La fórmula puede sentirse agotada o con poco aliciente.
-Escasas novedades al ser la misma compilación de Wii U.
En resumen
Es curioso, pero la realidad es que New Super Mario Bros. U Deluxe no es un juego que se disfrute solo, muy al contrario de la trilogía de Mario en NES o el todavía increíble Super Mario World (ahora en SNES Classic). Tal vez una señal para demostrarnos el poder que yace en los títulos multijugador local de Mario, aunque se trate de un relanzamiento, pero mejor tratamiento que perpetuar la saga con una nueva entrega de una línea a la que le pesa justo esa definición. Quizás sea hora de pasar la batuta 2.5D hacia una dirección inexplorada.

Reseña hecha con una copia digital de New Super Mario Bros. U Deluxe para Nintendo Switch brindada por Nintendo of America.

Advertisement
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas