Connect with us

Juegos

Observation – Reseña

Una aventura espacial muy cinematográfica con un punto de vista bastante novedoso.

Publicado

en

“Tú no estás en la estación. Tú ERES la estación”.

Esta es la intrigante declaración con la que Devolver Digital y No Code Studio nos atraen hacia Observation, su nuevo ‘thriller’ de ciencia ficción. No se puede negar que es una premisa llamativa. Las inteligencias artificiales en esta clase de historias suelen ser las villanas (GlaDOS, SHODAN, HAL 9000, etc.) o acompañantes en nuestra aventura. Controlar a una de estas entidades es una idea con mucho potencial.

Vamos a averiguar si Observation está a la altura de su concepto.

Algo extraño ha ocurrido en la estación espacial Observation. No se encuentra en el lugar en el que debería estar y sus habitantes se han extraviado. Es el año 2026 y la Dra. Emma Fisher reinicia a S.A.M., la inteligencia artificial a cargo del control del lugar. La memoria de S.A.M. está dañada y no tiene información sobre lo ocurrido. Ha perdido la mayoría de sus funciones. La computadora y la astronauta tendrán que trabajar juntos para arreglar los daños en la estación, encontrar a sus compañeros y descubrir cómo ocurrió este desastre.

Los desarrolladores del estudio No Code parecen estar interesados en las interfaces de los videojuegos por encima de todo lo demás. En su anterior juego, Stories Untold, decidieron experimentar con las aventuras de texto en un entorno tridimensional de una forma que nadie esperaba. En este nuevo título se preguntan cómo interactuaría una computadora con los sistemas que le permiten controlar algo tan complejo como una estación espacial. El resultado es tan interesante como frustrante.

Inicialmente podemos saltar de cámara en cámara por toda una sección de la estación de un modo que recuerda a Five Nights at Freddy’s. Observando a través de ellas podemos encontrar diferentes sistemas con los que interactuar: control de puertas, laptops, sistemas de navegación, etc. Nos vinculamos con ellos mediante un pequeño minijuego o puzle y vamos recuperando poco a poco control sobre Observation.

Observation

Cuando necesitamos alcanzar un lugar al que no tenemos acceso mediante las cámaras, como el exterior de la estación, tomamos control de una pequeña esfera que manejamos en primera persona. Esta nos permite explorar con mucha más libertad. Así descubrimos documentos, instrucciones y, obviamente, grabaciones de audio que nos revelan poco a poco la historia de los astronautas que habitaban este lugar.

El problema con estos sistemas es que no son divertidos, emocionantes ni retadores. Usualmente, solo tenemos que seguir instrucciones claras como visitar una sección específica de la estación, presionar los botones indicados o memorizar secuencias cortas de imágenes. Por ejemplo, para abrir ciertas puertas hay que marcar una secuencia de casillas en una matriz. Presionamos un botón para ver la muestra, la memorizamos y luego la ingresamos. Si fallamos, simplemente tenemos que volver a presionar el botón para verla de nuevo. Eso es todo. Otros puzles son tan sencillos como seleccionar todos los campos del color indicado, presionar números en un teclado a medida que nos los dictan y seguir una ruta en un circuito.

En unos pocos de estos puzles no se nos dan instrucciones, pero usualmente las mecánicas son claras y podemos descubrir lo que hay que hacer en unos cuantos segundos. Otros tienen límite de tiempo, pero podemos intentarlos de nuevo sin consecuencias ni interrupciones.

Movernos por la estación con la esfera resulta aburrido y frustrante. El mapeado, en combinación con la falta de gravedad y diseño del escenario, hace que sea muy difícil llegar de un lugar a otro sin consultar constantemente la ruta. ¿Qué clase de inteligencia artificial somos si seguir una simple instrucción nos toma tanto tiempo?

Observation

Esta clase de mecánicas tiene un efecto secundario que deshace todo lo que Observation está intentando hacer. Simplemente no nos sentimos como una inteligencia artificial. Las interfaces, aunque maravillosamente diseñadas, bien podrían representar un computador cualquiera que podríamos manejar si fuéramos un personaje humano. Nuestra incapacidad para actuar inmediatamente y de controlar cualquier aspecto de la estación hace que seamos menos HAL 9000 y más un David desesperado tratando de mantener todo bajo control. Solo hay un momento que realmente nos hace sentir como una inteligencia artificial de una película, pero se arruina por ser demasiado lento. Todo por culpa de la mecánica de pasar manualmente de un sistema a otro.

Estos grandes problemas pueden hacer pensar que no hay nada que redima este juego. Afortunadamente, tiene un par de fortalezas.

La primera es el diseño visual. Los fanáticos de la exploración espacial real se van a sorprender al descubrir el diseño modular de Observation, perfectamente inspirado en la Estación Espacial Internacional. No Code puso mucho amor a la hora de crear un lugar completamente creíble y realista desde los puntos de vista científico y de ingeniería. El diseño de las interfaces y las interferencias que nublan la visión a través de las cámaras —que en ocasiones afectan la jugabilidad— le dan a este juego un toque retro-futurista que encantará a los fanáticos de filmes como Alien y 2001: odisea del espacio. El fantástico diseño de sonido y mínima musicalización ayuda a crear un ambiente aún más opresivo y aterrador que encaja como anillo al dedo.

Es una lástima que esta calidad no se refleje en las expresiones de los personajes humanos, las cuales resultan poco naturales y crean un efecto de valle inquietante.

Observation

La segunda es su intrigante trama. Descubrir poco a poco lo ocurrido en la estación, los secretos que guardaba su capitán, la misteriosa fuerza alienígena que está afectando los eventos y el papel de S.A.M. en todo esto es lo que nos mantiene jugando a pesar de todo. El final es satisfactorio. Aunque se mantiene ambiguo y sufre de varios momentos forzados, es una buena historia de suspenso espacial.

El último aspecto que debemos tomar en cuenta es su duración. Observation es un juego corto que dura alrededor de seis horas. Dependiendo del punto de vista del jugador, esto puede ser una ventaja a su favor o un defecto terrible.

Observation es un juego con un concepto único. La idea de controlar una inteligencia artificial es realmente interesante y nos gustaría ver que otros videojuegos traten de explorarla. Lastimosamente, al igual que muchos otros primeros intentos, su potencial quedó muy desperdiciado en esta ocasión.

Observation
5.9/10 Nota
Lo que nos gustó
- Espectacular ambientación espacial.
- Historia intrigante con un buen par de sorpresas.
- El diseño realista del escenario, inspirado en la Estación Espacial Internacional.
Lo que no nos gustó
- Puzles y mecánicas aburridas.
- Difícil navegación a través de los mapas, especialmente en el exterior.
- Controles imprecisos para el manejo de la esfera.
- Usa un lenguaje técnico bastante complejo y solo está en inglés.
- No nos hace sentir como una Inteligencia artificial.
En resumen
Observation es una excelente idea mal ejecutada. Si reemplazamos a la inteligencia artificial con un personaje humano accediendo a computadores a bordo de la estación, no hubiera cambiado nada a nivel de mecánicas, las cuales resultan bastante aburridas. Hubiera funcionado mejor como una aventura de solo exploración o 'walking simulator'. Quienes tengan interés en el lado tecnológico de la exploración espacial y los fanáticos de la ciencia ficción moderna podrán sobreponerse a sus múltiples problemas y apreciar bastante esta corta e intrigante aventura

Reseña hecha con una copia digital de Observation para PlayStation 4 brindada por Devolver Digital.

Advertisement
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas