Síguenos en nuestras redes

Videojuegos

One Piece: Pirate Warriors 4 – Reseña

Luffy y su tripulación deberán hacer frente a algunos de los adversarios más fuertes del océano: los Cuatro Emperadores. ¿Saldrán triunfantes?

Publicado

en

Hay múltiples ‘manganime’ que son merecedores de su propio juego tipo Musou —nombre con el que se les conoce a los ‘beat ‘em up’ multitudinarios de Omega Force— por la escala de sus batallas. Gundam, Hokuto no Ken, Berserk y Arslan Senki han sido algunas de las series afortunadas. Sin embargo, la obra que más provecho ha sacado a esta clase de juegos ha sido nada más ni menos que One Piece.

Desde 2012, los jugadores han podido ponerse en los zapatos de Monkey D. Luffy y demás personajes del mundo creado por Eiichiro Oda —ya sean usuarios de las frutas del diablo, haki u otro poder— para hacer frente a hordas de enemigos. Más allá de implementar las técnicas de los personajes al frenético sistema de combate, una seña de identidad de la franquicia Dynasty Warriors, los juegos de la saga Pirate Warriors han destacado desde su concepción por la recreación de icónicas escenas de la serie.

One Piece: Pirate Warriors 4 no es la excepción a esta norma. Esto supone la herencia de aspectos tanto positivos como negativos. Sin embargo, esta nueva entrega se distingue de las anteriores por sus múltiples novedades en materia de jugabilidad.

¿Qué mejor lugar para comenzar a hablar de este título que la jugabilidad? En múltiples aspectos, One Piece: Pirate Warriors 4 es exactamente igual a sus predecesores y otros Musou. Todos los personajes cuentan con un ataque débil y uno fuerte, los cuales pueden combinarse para realizar espectaculares combos. También pueden saltar y realizar ataques aéreos con los botones mencionados.

Sin embargo, hasta aquí llegan las semejanzas con pasados juegos.

A diferencia de anteriores entregas, Pirate Warriors 4 hace un mayor énfasis en la movilidad en medio de los combates. Esto se logra por medio de la introducción de una nueva mecánica: acometida. Esta consiste en un impulso que no solo impacta a los enemigos, lo que lo hace perfecto para conectar combos, sino que puede emplearse para esquivar ataques enemigos. No obstante, la acometida consume una nueva barra: aguante. De utilizar excesivamente la acometida, el aguante deberá recargarse y el personaje será incapaz de emplearla por varios segundos. Otra mecánica nueva consiste en la cancelación de combos por medio de acometidas y la transición a un combo aéreo al presionar el botón de salto en medio de un combo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Otro cambio importante es la clasificación de personajes en cuatro tipos:

  • Poder – Sus ataques crean ondas de choque que lastiman a enemigos cercanos.
  • Velocidad – Consumen menos aguante al utilizar acometidas.
  • Técnica – Pueden atraer enemigos al utilizar un ataque débil tras uno fuerte.
  • Cielo – Su acometida es constante hasta que se consuma el aguante, lo que efectivamente les permite volar.

Si bien los estilos de combate de los 40 personajes controlables no son radicalmente diferentes entre sí —al fin y al cabo, todos sus combos giran alrededor de la combinación de ataques débiles y fuertes—, la introducción de estas clases y las propiedades únicas de ciertos guerreros incentivan el uso de estrategias particulares. No menos importante, One Piece: Pirate Warriors 4 se diferencia de sus antecesores por las nuevas opciones de personalización que otorga a los jugadores.

A diferencia de anteriores entregas de la saga, en las que cada personaje solo podía cargar una habilidad especial o Ataque Musou, One Piece: Pirate Warriors 4 permite llevar hasta cuatro. Esto se logra por medio de la introducción de una pestaña dedicada a dichas habilidades especiales, las cuales pueden seleccionarse antes de los combates. Estas habilidades comprenden ataques especiales, algunos de los cuales lucen más cinematográficos que otros, y el estado ‘Explosión de fuerza completa’, similar al estado ‘Sobrecarga’ que debutó en Pirate Warriors 3. Otra novedad en materia de jugabilidad consiste en la introducción de enemigos gigantes.

Es un lástima que la adición de estas mecánicas, que sin lugar a duda otorgan dinamismo y variedad a los combates, haya supuesto la omisión de mecánicas de antiguas entregas. Entre estas destaca la ‘Barra Kizuna’, introducida en Pirate Warriors 3. Para los que no sepan, esta mecánica giraba alrededor de mejorar las relaciones entre diferentes personajes para la creación de ataques combinados.

One Piece: Pirate Warriors 4

Hablemos de los modos de juego. Al igual que anteriores entregas de la saga, One Piece: Pirate Warriors 4 cuenta con un modo historia llamado ‘Registro dramático’. Si bien no adapta todos los arcos de la serie —por ejemplo, se salta completamente Skypea e Impel Down—, es una buena forma de experimentar los eventos más recientes de la serie. Eso sí, cabe recordar que el arco de Wano difiere del visto en el ‘manganime’. Al fin y al cabo, Eiichiro Oda todavía lo está desarrollando.

Además de Registro dramático, los jugadores tienen acceso a otros dos modos de juego: Registro gratis y Registro del tesoro. Mientras que el primero permite jugar las misiones de la campaña con cualquier personaje, el segundo consiste en un centenar de misiones secundarias. Estas misiones no tienen carga narrativa alguna.

Al jugar cualquiera de estos modos, los jugadores podrán conseguir monedas. Al igual que en pasadas entregas de la saga Pirate Warriors, estas sirven para subir de nivel todos los personajes, mejorar sus combos y desbloquear nuevas habilidades, tanto activas como pasivas. Adicionalmente, los jugadores pueden desbloquear nuevos personajes al cumplir condiciones específicas en escenarios puntuales.

One Piece Pirate Warriors 4

Hablando de personajes, One Piece: Pirate Warriors 4 es una bolsa mixta. Por un lado, es la entrega con más personajes: un total de 40. Por otro lado, varios personajes de pasados juegos —tales como Caesar Clown y Perona— han sido omitidos.

Una de las novedades más importantes de One Piece: Pirate Warriors 4 es la adición de un multijugador en línea para hasta cuatro jugadores. Cabe señalar que este no es el primer Dynasty Warriors con esta característica. Su implementación no solo es adecuada —el emparejamiento puede ser un tanto lento, pero el ‘netcode’ es muy bueno: a duras penas hay ‘lag’— , sino que no desplaza el multijugador local.

Concluyamos esta reseña hablando de uno de los aspectos más débiles de One Piece: Pirate Warriors 4: su localización al español. Incluye errores de redacción y traducción. ¿Qué tan mala es esta última? El responsable hizo que las icónicas palabras finales de Barbablanca significaran todo lo contrario. Ver para creer.

One Piece: Pirate Warriors 4
7/10 Nota
Lo que nos gustó
-Una buena implementación del modo multijugador en línea.
-Muchos desbloqueables que incentivan la rejugabilidad.
-Nuevas mecánicas que otorgan variedad a los combates.
Lo que no nos gustó
-Personajes jugables de pasadas entregas han sido omitidos.
-A pesar de la variedad de personajes, el juego puede tornarse monótono.
-Terrible localización al español.
En resumen
Como la gran mayoría de entregas de Dynasty Warriors, One Piece: Pirate Warriors 4 puede pecar de repetitivo. Sin embargo, este título ofrece una robusta cantidad de contenidos novedosos. Además de una campaña que adapta los momentos más icónicos de las aventuras de Monkey D. Luffy, los jugadores cuentan con múltiples desbloqueables —en la forma de nuevas habilidades y trajes— y dos modalidades que pueden jugarse en compañía de otros usuarios. Esto puede hacerse tanto de forma local como en línea. De ser fanático de Dynasty Warriors y/o el ‘manganime’ de Eiichiro Oda, One Piece: Pirate Warriors 4 no los decepcionará.

Reseña hecha con una copia digital de One Piece: Pirate Warriors 4 para PlayStation 4 brindada por Bandai Namco Latinoamérica.

Publicidad
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas