Síguenos en nuestras redes

Videojuegos

One Punch Man: A Hero Nobody Knows – Reseña

Saitama y los demás integrantes de la Asociación de Héroes reciben su primer juego de peleas. ¿Le hace justicia al ‘manganime’ original?

Publicado

en

Aunque lejos de ser el peor juego de 2019, Jump Force fue uno de los más decepcionantes. Las razones son múltiples: su presentación, banda sonora, sistema de combate, historia, campaña, multijugador en línea, etc. Dado ese terrible antecedente, mis expectativas por One Punch Man: A Hero Nobody Knows eran muy bajas. No ayudó que la beta cerrada del juego corroborara varios de mis miedos.

Sin embargo, tras nueve meses de espera, por fin ha llegado la hora de la verdad. ¿Bandai Namco Entertainment y Spike Chunsoft tomaron nota de la retroalimentación de los jugadores o entregaron otro producto mediocre? En esta reseña, en la que haré eco a varias de mis impresiones de la beta, daré la respuesta.

One Punch Man: A Hero Nobody Knows es un ‘arena fighter’ en el que los jugadores participan en duelos de tres contra tres. Todos los personajes cuentan con un ataque débil y fuerte, los cuales pueden intercalarse para realizar diferentes combos. También pueden acceder a una pestaña de habilidades especiales, las cuales pueden integrarse en los combos normales para concluirlos y/o extenderlos. No menos importante, el juego incentiva el uso de guardias perfectas para esquivar y atacar. Adicionalmente, los jugadores cuentan con un botón de arremetida que sirve para acortar la distancia con el oponente y extender determinados combos.

¿Por qué no empezar hablando de las fortalezas del sistema de combate? Como en los anteriores juegos de pelea de Spike Chunsoft, las habilidades especiales de todos los personajes cuentan con propiedades y aplicaciones únicas. Sin embargo, esta no es la razón por la que los combates pueden resultar entretenidos. Esto se debe a que una de las grandes mejoras de One Punch Man: A Hero Nobody Knows sobre Jump Force es que hay arquetipos de estilos de pelea con fortalezas y debilidades claras.

Si voy a hablar de cómo influye la variedad de estilos de pelea en los combates y la experiencia general del título, resulta necesario hablar del modo historia.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En la campaña —que está inherentemente atada al multijugador, tanto local como en línea—, los jugadores pueden crear su propio avatar con lo que al principio son unas opciones de personalización muy limitadas. Tras ser admitidos en la clase C, los héroes novatos tienen como objetivo subir de rango cumpliendo misiones hasta eventualmente formar parte de la clase S de la Asociación de Héroes. Es una premisa simple, pero suficientemente clara y efectiva para impulsar la trama. Como si esto no fuera suficiente, esta es paralela a la historia de la primera temporada del ‘anime’.

Al principio, los jugadores tienen acceso al estilo de combate normal. Este comienza con una habilidad predeterminada, pero bien puede utilizarse a lo largo de todo el juego. Esto se debe a que pueden desbloquearse casillas de habilidad al subir de nivel y técnicas al completar misiones con héroes icónicos de la serie. Es por medio de estas que también se pueden desbloquear los demás estilos de combate. A lo largo de la historia pueden desbloquearse cinco —ocho si se tienen en cuenta las variaciones de dos estilos—, cada uno de los cuales ofrece una serie de herramientas puntuales. Esto se debe a que hay habilidades que solo pueden equiparse a estilos específicos.

Este sistema de adquisición de estilos y habilidades no solo concede un incentivo para escalar los rangos de la Asociación, sino que otorga un gran espacio para la personalización. No menos importante, delimita lo que puede hacer cada estilo y facilita la creación de ‘matchups’. Resulta más balanceado que Jump Force, en el que los jugadores podían equiparse las habilidades más rotas sin consecuencia alguna.

One Punch Man: A Hero Nobody Knows

Desafortunadamente, hasta aquí llegan los puntos positivos del sistema de combate de One Punch Man: A Hero Nobody Knows. Aun si sus esfuerzos han de aplaudirse, el sistema de combate del último juego de Spike Chunsoft sigue siendo terriblemente desbalanceado. Esto se refleja especialmente en el multijugador en línea. Los estilos tipo psíquico (Fubuki) y máquina B (Chico Emperador) abundan en esta modalidad, ya que permiten que los jugadores ataquen desde una distancia segura sin riesgo alguno y cuentan con algunos de los combos más dañinos de todo el juego.

Hablando del multijugador en línea, hay cosas positivas a destacar. Más allá del emparejamiento y el ‘netcode’, que funcionan adecuadamente la mayoría de las veces, la gran mejora con respecto a Jump Force es la presencia de un botón de revancha. Aunque algo tarde, Bandai Namco y Spike Chunsoft han aprendido la lección.

One Punch Man: A Hero Nobody Knows

Dediquemos un espacio a la presentación del juego. Como informé en mis primeras impresiones de la beta cerrada, la interfaz y presentación general de One Punch Man: A Hero Nobody Knows son superiores a las de Jump Force. Aunque el juego también sufre por la ausencia de animación en ciertas partes, sobre todo en las introducciones de los personajes, resulta un título más agradable a la vista por las expresiones faciales de ciertos luchadores y los efectos visuales reminiscentes al ‘manga’. La banda sonora, aunque nada espectacular, también resulta más memorable.

¿Qué otros problemas de Jump Force son solucionados en One Punch Man: A Hero Nobody Knows? Uno de los más destacados es que los miembros de un equipo ya no comparten la misma barra de vida. Este cambio no solo hace viable el sistema de asistencia de héroes, sino que permite ser más estratégico durante los combates.

¿Qué es el sistema de asistencia de héroes? A lo largo de los combates de la campaña, los jugadores podrán ser ayudados por otros usuarios y héroes de la serie. Sin embargo, estos no llegarán inmediatamente. Habrá que esperar a que un cronómetro llegue a cero para que el aliado se una a la batalla. Por fortuna, el tiempo puede drenarse al hacer guardias perfectas y realizar combos. Este mismo sistema aplica a Saitama en las batallas en línea, con la excepción de que este héroe cuenta con un tiempo de espera muy largo. Esto es lo que permite que no sea tan desbalanceado.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

No me gusta terminar reseñas en una nota negativa, pero en este caso creo que es necesario. Hasta el momento he expuesto las mecánicas y demás aspectos que hacen de A Hero Nobody Knows un juego llamativo, mas no perfecto. Sin embargo, el factor decisivo en la decisión de compra de este juego no es su sistema de combate ni su presentación. Se trata de lo monótona que puede resultar la campaña. Esto también afecta a los que solo estén interesados en el multijugador, ya que hay que superar la historia para desbloquear todos los héroes y villanos controlables.

Desde sus inicios como héroes de clase C hasta llegar a la cima en la clase S, los jugadores tienen que cumplir con las mismas misiones una y otra vez. Aunque las opciones de personalización —no solo para la apariencia y habilidades del avatar, sino para el diseño de su apartamento— que se desbloquean a lo largo del juego al principio resultan un buen incentivo, la curva de dificultad se vuelve tan empinada en los últimos tres episodios de la historia —sobre todo por condiciones de victoria injustas y estadísticas de ataque superinfladas— que deja de ser divertido.

No menos importante, resulta bochornoso que Spike Chunsoft no haya hecho modelos dedicados para los monstruos del juego. En cambio, se inclinó por hacerlos vía el creador de avatares. Los resultados pueden verlos en la galería de arriba.

One Punch Man: A Hero Nobody Knows
5.5/10 Nota
Lo que nos gustó
- Una excelente canción de la mano de JAM PROJECT.
- La personalización estética y de habilidades es variada.
- El sistema de asistencia de héroes es una ingeniosa forma de integrar a Saitama.
Lo que no nos gustó
- El modo historia resulta repetitivo y aburrido.
- Los estilos de combate están muy desbalanceados.
- Podría sacarle más provecho a su ambientación en el mundo de One Punch Man.
En resumen
One Punch Man: A Hero Nobody Knows es una clara mejora sobre Jump Force. No solo luce mejor, sino que cuenta con varias mejoras alrededor del multijugador en línea y la estructura de la campaña. No obstante, Spike Chunsoft sigue cometiendo muchos de los mismos errores. El sistema de combate es desbalanceado y el modo historia se prolonga innecesariamente por medio de combates repetitivos. No menos importante, el videojuego podría sacar más provecho a su ambientación para ofrecer una aventura a la altura de la obra magna de ONE.

Reseña hecha con copia digital de One Punch Man: A Hero Nobody Knows para PlayStation 4 brindada por Bandai Namco Entertainment Latinoamérica.

Publicidad
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas