Conecta con nosotros

Videojuegos

[Opinión] El dilema de los mundos abiertos modernos

¿Somos realmente libres en un mundo abierto?

Publicado

el

La masificación del género mundo abierto que provocó Grand Theft Auto 3 en 2001 hizo que nacieran cientos de juegos bajo el mismo estilo. Otras franquicias optarían por pasarse a mundo abierto mientras que Rockstar continuó expandiendo el universo GTA. Lanzando títulos explorables a menor escala, de la estirpe de Bully –no por ello menos ambiciosos–, o alucinantes ambientes salvajes fronterizos como Red Dead Redemption.

Más de dos décadas después de GTA 3, a su vez la forma final de prototipos de mundos abiertos 3D tales como Body Harvest y Space Station Silicon Valley para Nintendo 64, el género es una bestia aparte. Una bestia difícil de controlar para los jugadores, ahogándolos con misiones principales, secundarias, tareas opcionales alternas y una eternidad de coleccionables. Como si no hubiésemos tenido suficiente con Donkey Kong 64.

No podemos negar la vistosidad de los mundos abiertos modernos. Es una absoluta maravilla apreciar las recreaciones de The Witcher 3, las urbes de neon en Yakuza, la posapocalíptica Norteamérica de Horizon –o Death Stranding, en su defecto–, la Manhattan de Spider-Man, y claro, la precuela de los últimos años del oeste americano en Red Dead Redemption 2. Tal vez muchos de ellos inspirados en Estados Unidos, pero es clara la idea.

mundos abiertos
Red Dead Redemption 2, uno de los mundos abiertos modernos más impresionantes del mercado.

El problema de estos es la absurda cantidad de trabajo que tenemos que hacer al interior de estos mundos para justificar su inversión. Es normal que las métricas de los usuarios en materia de dinero-juego se rijan en «cuántas horas me puede proveer este juego hasta completarlo». En mundos abiertos esa cifra pasa por decenas, ¿cuántas de esas decenas son sinceramente entretenidas y no una mera distracción para obligar a los jugadores a vivir en ese mundo abierto?

Pongamos de ejemplo dos de las grandes franquicias de Ubisoft, Assassin’s Creed y Far Cry. La limitación invisible de sus mapas y su correspondiente obsesión con torres de vigía para desbloquearlos, los convierten en complicados miembros del género mundo abierto. Pero nada de esto es tan grave como la exacerbada cantidad de marcadores que inundan sus mapas de juego, entre coleccionables, misiones, tiendas o cualquier otra nimiedad pasajera.

Es verdad que comprar un juego no obliga a nadie a completarlo al 100%; solo trata de insinuar eso sin ofender a nadie en el proceso. Es un caso ligeramente menos traumático que el de los logros/trofeos. Para algunos resulta una labor extremadamente importante, con miras a la satisfacción de sacarle al juego todo lo que tenga por ofrecer. Para otros, no es tan relevante y solo le ponemos atención cuando el juego arroja aleatoriamente una notificación en la esquina superior de la pantalla.

Una cosa muy diferente es que contemos con pocos juegos y querramos dedicarle todo el tiempo del mundo a uno o unos cuantos. Seamos sinceros, esos suenan a tiempos muy lejanos. La accesibilidad actual a plataformas como Steam, Epic e incluso Game Pass, hace que nos llenemos de tantos títulos, que en la mayoría de casos lo que nos limita es el tiempo. Y eso sin contar los clásicos que queremos volver a jugar porque nos rememoran buenos tiempos.

El futuro de los mundos abiertos con el Unreal Engine 5 es prometedor.

Legalmente podemos abarrotarnos de juegos porque muchas de estas plataformas también los regalan. Los tiempos han cambiado, es fácil armar una librería personal de juegos y de paso un nunca decreciente ‘backlog’. Cuando esta facilidad y la capacidad adquisitiva de comprar el juego del momento –porque Kamisama nos libre, el FOMO es como El coco— se une a los mundos abiertos modernos, eso se llama perdición.

Debemos ser honestos consigo mismos, a veces tragándonos el orgullo y la inversión. Si te das cuenta que a pesar de su longitud de mapa, un juego no es tan bueno como mundo abierto, no hay razón para insistir en tan innecesaria labor. Por el contrario, pueden haber otros cuyas locaciones conoces tan bien, que la satisfacción de recorrerlas nuevamente –así sea dando una vuelta en auto por el mapa de forma casual– es más que justificable.

Los mundos abiertos se enfocan más en la inmersión que cualquier otro género, por qué entonces hacerlos un tedioso trabajo. Las misiones de «mensajero» en estos mundos siempre existirán, pero es decisión tuya si solo quieres ser un explorador. ¿Qué hacer con esas cientos y miles de tareas pendientes? ¡Déjalas en visto!

Cuando quieres que Final Fantasy XV te permita recorrer libremente las carreteras de Eos –incluso en las noches– y apreciar sus paisajes sin intrusión de batallas. Cuando te balanceas en Spider-Man pensando en lo bien que quedarían cada una de sus calles en una Liberty City de GTA –y te molestan las interrupciones de maleantes–. Cuando dejas a la pobre Zelda sosteniendo sola la calamidad mientras haces de Hyrule tu simulador de escalada personal.

Ahí es que te das cuenta. Eres un explorador. Al carajo las misiones en los mundos abiertos, sus coleccionables y porcentajes.

Advertisement
1 Comentario

1 Comentario

  1. Anton Entaro

    3 de mayo del 2022 at 0:43 am

    Cada año la gente es más vaga. Antes los desarrolladores, nos sentabamos, planeabamos, repartímos el trabajo en turnos y nos lanzabamos al agua fría.. hoy, los desarrolladores están todo el dia llorando como si ellos se tuvieran que sentar ahi a desarrollar un motor gráfico entero o hacer modificaciones esenciales en un motor que otra empresa creó, incluso antes de ponernos con nuestros planes personales. ESO ERA TRABAJO! Dejaos de llorar que un mundo abierto es mucho trabajo cuando UE5 es basicamente capaz de generartelo y luego modificas 3 cosas.. ANTES NO TENIAMOS ESA OPCION! Tenéis que dejaros de llorar ya niñatos asquerosos y poneros las pilas, os parece demasiado trabajar 8 horas al día y os creeis que llorar os ayudará.. patético! Mejor ejemplo para lo que pasa con videjuegos hoy dia es Cyberpeste 2077, más de 5 años en desarrollo, el juego es un maldito bug, no hay multiplayer, metieron a keanu reeves pq asi a lo mejor vende, pero k tampoco, ASI NO SE HACEN JUEGOS, no se puede desarrollar con niños que no paran de quejarse de que el mundo es tan duro, asi no hemos ido a la luna!

Deja tu comentario

Además no te pierdas

A %d blogueros les gusta esto: