Conecta con nosotros

Videojuegos

[Opinión] ¿Por qué Wrath of the Lich King fue la mejor expansión de World of Warcraft?

La expansión que nos enamoró a todos.

Publicado

el

Wrath of the Lich King Opinión

Desde hace tres años Blizzard ha estado reviviendo la nostalgia de sus jugadores más veteranos con el lanzamiento de WoW Classic y su posterior The Burning Crusade Classic. Sin embargo, no fue hasta hace poco que anunciaron World of Warcraft: Wrath of the Lich King Classic, también conocido como WoW: Wotlk Classic, que es considerada la mejor expansión del juego por numerosos elementos como la historia de Arthas Menethil, el lanzamiento de Ulduar y mecánicas novedosas.

Ya que en los próximos meses veremos la llegada de esta expansión a la versión clásica, vale mucho la pena hacer una lista de por qué a la gente le encantó tanto en su momento y está esperando con ansias volver a jugarla. Son muchas las razones, pero en este artículo vamos a listar unas diez.

10 razones de por qué Wrath of the Lich King, o WOTLK, fue la mejor expansión de World of Warcraft

1 – La construcción de toda una historia

¿Es WoW Wotlk la mejor expansión?
Inicios de Warcraft III con Arthas Menethil en la campaña de los humanos.

Probablemente este sea el motivo más grande incluso para los jugadores que no se fijaron tanto en la historia ni las misiones. La razón de esto venía gestándose desde varios años atrás con el lanzamiento de Warcraft III: Reign of Chaos (2002). Desde este momento nos presentaron al antagonista más famoso de toda la franquicia, Arthas Menethil, quien en un inicio comenzó siendo un noble paladín devoto de la luz sagrada.

Durante todas las campañas de Warcraft III seguimos de cerca el nombre de Arthas. Supimos de sus convicciones, sus obsesiones, su descenso a la locura y, finalmente, el sacrificio de todo su ser hasta convertirse en un villano despiadado y sediento de sangre. Vimos cuando se coronó como el Rey Exánime después de una gran batalla contra Illidan Tempestira.

Cuando salió World of Warcraft, todos esperaban una continuación de la historia. Se veía a La Plaga en todas partes y se combatió en Naxxramas, pero no hubo novedad alguna sobre Arthas. Después llegó The Burning Crusade con Illidan, así que era cuestión de tiempo para verlo. El anuncio de Wrath of the Lich King fue épico y le dio al público exactamente lo que quería ¿Pensar en luchar contra Arthas? Todo requirió una espera de mínimo seis años.

Pero es que no bastó con solo el hecho de presentar al Rey Exánime. Toda la historia en torno a él y lo que ofrecía el nuevo continente de Rasganorte estuvo muy bien presentada. Bien sea a través de misiones en las que La Plaga era un peligro constante o en mazmorras como La Matanza de Stratholme que recreaban el pasado del villano, todo generó un ambiente para sentir temor y hasta respeto por el que era el rey de los no-muertos.

Cuando finalmente lo vimos caer, fue un escenario increíble. Por primera vez lo vimos débil y pagando el precio de tanto sufrimiento que causó. Agonizó viendo a los ojos el alma de su padre Terenas Menethil diciéndole que su reinado había llegado a su fin. Efectivamente: una historia de varios años tenía un merecido final que no fue nada fácil de obtener.

Para muchos, World of Warcraft terminó con la muerte del Rey Exánime.

2 – Mecánicas muy novedosas

¿Es WoW Wotlk la mejor expansión?
Algunos consideran WoW Wotlk como la mejor expansión por la implementación de mecánicas como el manejo de «vehículos».

Por primera vez en WoW se empezaron a ver mecánicas que llamaron mucho la atención de los jugadores. Una de ellas fue la implementación de los «vehículos», los cuales podían ser monturas o vehículos de verdad que daban habilidades de combate especial y hasta tenían sus propias barras de vida. Esto hizo posible combatir en dragones en la mazmorra de El Oculus y hasta combatir con tanques de asedio en Ulduar, la banda que llegó con el parche 3.1. de Wrath of the Lich King y una de las más memorables de la expansión.

El padre de Arthas, Terenas Menethil, trata de resucitarte en la pelea contra su hijo en Wrath of the Lich King.

Como si esto fuera poco, también vimos que un PNJ como Terenas Menethil resucitó a toda una banda, cómo el Rey Exánime persiguió a los jugadores por toda una mazmorra y hasta el uso de armas de asedio en campos de batalla como Playa de los Ancestros y Conquista del Invierno.

3 – Mazmorras y bandas memorables

Wrath Lich King expansión Ulduar
Ulduar es la banda más recordada de Wrath of the Lich King.

Ulduar no solo destacó por usar los tanques de asedio en el primer jefe, sino que trajo mucha novedad. En esta terminamos derribando del vuelo a un dragón, rompiendo a un jefe por partes y hasta cuidando de nuestra cordura para no caer en el control de Yogg-Saron. Sin embargo, lo más novedoso fue la implementación del modo difícil: si querías, podías oprimir un botón o hacer algo en específico para que el jefe se hiciera más complicado y al derrotarlo pudieras obtener mejor botín. Lamentablemente esto solo fue la introducción para el modo heroico, así que no vimos mucho más de este tema del «modo difícil», salvo ciertas excepciones.

No obstante, Prueba del Cruzado y Ciudadela de la Corona de Hielo no se quedaron atrás. Caer en un abismo tras la destrucción del suelo para pelear contra Anub’arak, la Batalla de Naves de Guerra de la Alianza y la Horda y la propia pelea contra el Rey Exánime fueron momentos muy emocionantes.

4 – ¡Busca menos gente!

Wrath Lich King expansión Ulduar Prueba del Cruzado
Después de Ulduar, en Wrath of the Lich King implementaron la dificultad heroica para bandas.

Uno de los elementos más tediosos (aunque gratificantes) de World of Warcraft en sus inicios fueron las bandas de 20 y de 40 jugadores. Si bien era genial compartir con tanta gente, llenar tantos espacios era a menudo muy complicado. TBC cambió esto a solo 10 o 25, pero las bandas eran o lo uno o lo otro: no podías llevar menos gente a una banda de 25, por ejemplo.

Wotlk cambió esto. Cualquier banda se podía completar en modo de 10 o 25 jugadores. Posteriormente, la llegada de la dificultad heroica hacía que incluso se pudiera disfrutar de una dificultad alta con poca gente. Esto fue muy conveniente para hermandades especialmente pequeñas.

No obstante, el modo de 25 jugadores heroico resultaba ser el más difícil y, por tanto, el que daba mejor botín. La verdadera gloria solo lo alcanzaban quienes podían jugar en estas condiciones.

5 – Los caballeros de la muerte

Wrath of the Lich King Arthas
En Wrath of the Lich King puedes jugar como un caballero de la muerte y ser entrenado por el mismísimo Arthas.

Los caballeros de la muerte (‘Death Knights’ o DK) fueron la primera clase heroica del juego (comenzaban en nivel 55). Antiguos sirvientes del Rey Exánime, buscaron después su lugar en el mundo para destronar a su antiguo señor.

Habilidades nigrománticas, defensa contra la magia, tallado de runas, armadura de placas… los caballeros de la muerte tenían muchas cosas interesantes. Además, comenzaron siendo exageradamente fuertes porque ni los mismos desarrolladores sabían bien los roles de sus ramas de talentos. Después de todo, un caballero de la muerte podía ser tanque mezclando talentos de todas las ramas a pesar de que ‘Escarcha’ estuviera pensado en un inicio para tal rol.

Su inicio peculiar y su gran conexión con la historia de la expansión los hicieron inmediatamente unos favoritos.

6 – Más variabilidad en clases

¿Es WoW Wotlk la mejor expansión?
Configuración de talentos típica para un paladín tanque.

Uno de los mayores problemas de World of Warcraft al inicio era la poca versatilidad de las clases. Los guerreros solo se usaban para ser tanques, los paladines para curar y dar beneficios grupales, los druidas eran considerados más de relleno, etc. Llevar algo diferente era considerado «troll».

En Wotlk esto cambió un poco. Las clases tenían más oportunidades de hacer distintas cosas. Por ejemplo, los paladines resultaron ser mucho más útiles en todas sus ramas. Un paladín tanque era una muy buena elección.

Eso no quiere decir que no hubiera problemas de balance de clases. Seamos honestos: un balance perfecto en un juego como WoW es algo casi imposible de lograr.

7 – Una mayor accesibilidad, pero no tan fácil

Otro problema con WoW en sus inicios era la gran demora que suponía subir de nivel. Los jugadores aguantaban esto una vez a lo mucho, por lo que casi nunca tenían personajes secundarios. Esto se solucionó un poco con las reliquias (‘heirlooms’), que ayudaban con la ganancia de experiencia en una misma cuenta.

También el sistema de emblemas en las mazmorras permitía que los jugadores rezagados de cada parche pudieran comprar equipo que les permitiera acercarse un poco a sus compañeros para así poder jugar con ellos. Esto costaba tiempo para lograr de todas formas, pero no los tres o cuatro meses que requería ponerse al día originalmente.

Esto se hizo sin ir al extremo de las expansiones de ahora que todo se consigue yendo 20 veces al día a mazmorras míticas+.

8 – Tus hazañas importaban

¿Es WoW Wotlk la mejor expansión?
Wrath of the Lich King fue la expansión de World of Warcraft que implementó el sistema de logros.

Wrath of the Lich King fue la expansión de World of Warcraft que implementó el sistema de logros. Esto se explica solo: ¿a quién no le gusta mostrar las hazañas más difíciles que ha conseguido invirtiendo tiempo en este juego? La cúspide de la gloria era demostrar que tu hermandad fue la primera del reino en completar una banda en máxima dificultad.

9 – La doble especialización

Ser sanador siempre ha sido una tarea difícil. Esto fue peor al inicio, pues los jugadores con talentos de sanador no podían realizar ningún contenido solos ya que no podían cambiar sus talentos. Hacerlo era demasiado caro.

La solución fue muy sencilla: habilitar la doble especialización de talentos para cambiar cuando se necesitara sin pagar un precio demasiado alto. Por eso, WoW Wotlk fue la mejor expansión para los sanadores.

Además, esto permitió que muchos jugadores exploraran otros roles y conocieran más a fondo sus clases, lo que generó más sentido de pertenencia.

10 – Mayor personalización

Wrath Lich King expansión Ulduar Prueba del Cruzado Arthas
¿Crees que Wotlk es la mejor expansión de WoW?

Por último, WoW Wotlk fue la mejor expansión para aquellos que querían sentir que sus personajes eran más únicos. Este fue el inicio de las personalizaciones con la llegada de la peluquería que permitía teñir el pelo o hacer cambios significativos a la apariencia.

La nueva profesión de inscripción también hizo lo suyo. Después de todo, los glifos menores permitían cambiar de forma estética algunas habilidades.

Este es el fin de nuestra lista sobre porqué World of Warcraft: Wrath of the Lich King, o WoW Wotlk, se considera como la mejor expansión del juego y por qué nombres de personajes y lugares como Arthas, Ulduar y Prueba Ciudadela de la Corona de Hielo son tan recordados por los jugadores.

Advertisement
Haga clic para comentar

Deja tu comentario

Además no te pierdas