Conecta con nosotros

Videojuegos

Outriders – Reseña

La humanidad creyó encontrar una nueva oportunidad en Enoch, pero quizás hubiera estado mejor pereciendo junto con la Tierra.

Publicado

el

Originalmente revelado en la conferencia de Square Enix en E3 2019, Outriders pasó por la feria sin pena ni gloria. Aunque esto se debió en buena medida a lo poco que se presentó, la percepción del público no cambió mucho durante los siguientes meses. Incluso con una gran campaña publicitaria en la forma de la serie mensual Outriders Broadcast, las expectativas alrededor del último título de People Can Fly —estudio mejor conocido por Bulletstorm (2011)— no eran muy elevadas. Como en su anuncio, parecía que Outriders pasaría debajo del radar.

Sin embargo, eso cambió con el lanzamiento de su demo, el anuncio de que estaría disponible vía Xbox Game Pass y las impresiones posteriores a su estreno.

Aunque People Can Fly reveló las fortalezas del juego en Outriders Broadcast, múltiples jugadores pudieron experimentarlas de primera mano en la demo. Lo que encontraron fue un RPG que prioriza la comodidad y agencia de los usuarios.

La historia de Outriders presenta un futuro en el que la Tierra ya no existe. Los pocos supervivientes huyeron al espacio en búsqueda de un nuevo hogar. Al encontrar Enoch, el candidato más prometedor, los Outriders —una fuerza de exploradores— fueron enviados a verificar si era seguro. Sin embargo, descubren ‘La Anomalía’: una tormenta de energía no identificada. A pesar de los esfuerzos de los Outriders, la administración no desistió de la idea de colonizar el planeta. Ya fuera por el inminente conflicto o ‘La Anomalía’, muchos murieron. En el caso específico de un Outrider, este fue puesto en animación suspendida para asegurar su supervivencia.

Después de 30 años, el Outrider despierta en un mundo muy diferente. Enoch ya no es un paraíso, sino un campo de batalla. Dos facciones luchan entre sí por el control del planeta y la vida mutada por la ‘La Anomalía’ es letal para los nuevos habitantes. Por fortuna, una serie de sucesos posibilitan que el Outrider se transforme en un Anormal: un ser con poderes relacionados con ‘La Anomalía’. Con estas nuevas habilidades, el Outrider deberá imponer el orden en Enoch y descubrir sus secretos.

Outriders reseña crítica análisis review

Seamos honestos: la trama de Outriders no es original. Es muy similar a la de obras como Pandorum (2009), Hull Zero Three (2010) y Alien: Covenant (2017). Sin embargo, más grave es la falta de carisma de su elenco. A pesar que el juego permite diseñar un avatar —a partir de un muy limitado creador de personajes, cabe señalar— y elegir múltiples opciones de diálogo, el protagonista siempre es caracterizado como el estereotipo del tipo duro con corazón de oro. Los demás personajes no es que salgan mejor parados. También son estereotipos sin dinámicas interesantes.

Lo que sí resulta interesante es la mitología alrededor de la destrucción de la Tierra y la historia de Enoch, tanto antes como después de la llegada de los humanos. Esta información puede encontrarse en documentos repartidos a lo largo del planeta.

Sin embargo, tal como se señaló, la historia no es el verdadero fuerte de Outriders. Eso sería los sistemas de juego, específicamente aquellos relacionados con la personalización del personaje. Cabe especificar que nos referimos a lo netamente mecánico o lo que afecta la jugabilidad. Con excepción de la creación del avatar al principio, la personalización estética en Outriders es prácticamente nula.

Como en anteriores juegos de People Can Fly, los tiroteos son parte vital de la experiencia. Sin importar la clase escogida, los jugadores pueden equiparse con tres armas y utilizar la cobertura para evitar la lluvia de balas. Ahora, si bien puede jugarse de forma tradicional, Outriders generalmente incentiva un estilo de juego más agresivo. Esto se debe a que, sin importar la clase escogida, la principal fuente de curación es el asesinato de enemigos. Sin embargo, hay varias formas de hacerlo.

Durante el prólogo de Outriders, los jugadores podrán escoger entre cuatro clases: Tecnomántico, Piromántico, Tramposo y Devastador. Cada una posee estadísticas y habilidades únicas, las cuales le permiten cumplir unos roles muy específicos. No obstante, a medida suban de nivel y consigan nuevo equipamiento, los jugadores podrán modificar su Outrider para que posea un estilo de juego único. Además de las habilidades desbloqueables —cada clase posee ocho, pero solo pueden equiparse tres—, los jugadores pueden invertir sus puntos de habilidad en tres árboles.

Outriders reseña crítica análisis review

Ya que el nivel máximo es 30, los jugadores pueden obtener 20 puntos de habilidad por cada personaje. Si bien pueden invertirse en un árbol específico para especializar al personaje, los usuarios también son invitados a experimentar y mezclar habilidades de los tres árboles. Mejor aún, pueden reiniciar sus puntos de habilidad y reinvertirlos como quieran en cualquier momento. De esta forma, los jugadores son incentivados a probar múltiples ‘builds’. No menos importante, pueden deducir sinergias entre las cuatro clases al jugar con otros usuarios. Es una lástima que el juego cruzado (‘crossplay’) no permita chat de voz. Esto dificulta el trabajo en equipo.

Cabe señalar que los árboles de habilidad no son la única forma de personalizar el estilo de juego del Outrider. También están las armas y piezas de equipamiento, cuyos efectos pueden personalizarse a través de modificadores. Si bien todos los objetos tienen ‘rolls’ aleatorios, los jugadores pueden coleccionar modificadores de su preferencia al desarmar armas y demás equipamiento. De esta forma, pueden equipar dichos modificadores a objetos más poderosos. No obstante, también está la opción de subir su nivel y mejorar su rareza. Esto último resulta más útil en el ‘endgame’.

Tras superar la campaña, la cual toma alrededor de 30 horas, los jugadores son introducidos al ‘endgame’: las Expediciones. Estas consisten en 15 misiones con recompensas únicas cuyo poder será mayor dependiendo de la velocidad con la que se completen. Cabe señalar que el saber qué recompensa se conseguirá al final de la misión no es exclusivo de las Expediciones. Al terminar cualquier misión de campaña por primera vez, los jugadores pueden escoger una de tres recompensas.

Ahora, lo que determina el nivel de dichas recompensas es el sistema de Nivel de Mundo. A medida que jueguen, los jugadores no solo suben de nivel. Dinámicamente, el juego los pone en la dificultad más apta para ellos. Esto también aumenta la rareza y el nivel de las recompensas. Sin embargo, cabe mencionar que este sistema no es perfecto. En los Niveles de Mundo más elevados, los enemigos son «esponjas de balas» y las batallas se vuelven un martirio. Incluso con la opción de reducir el Nivel del Mundo, sigue siendo una forma torpe de aumentar la dificultad.

Como se mencionó, la comodidad y agencia de los jugadores es la prioridad de Outriders. Esto no solo se limita a la posibilidad de seleccionar la dificultad, sino a múltiples opciones de accesibilidad. Estas incluyen el ocultar elementos puntuales de la interfaz, el tamaño de subtítulos y un filtro para daltonismo. Incluso está la opción de desactivar el juego cruzado. Sin embargo, es una lástima que no se haya incluido una opción que posibilite jugar sin estar conectado a internet. Es una gran falencia.

Outriders
8/10 Nota
Lo que nos gustó
- Una gran variedad de opciones a la hora de hacer 'builds'.
- Un multijugador muy estable, incluso con juego cruzado.
- Multiples opciones de accesibilidad, no solo en materia de interfaz sino de dificultad.
Lo que no nos gustó
- Graficamente no está a la altura.
- En los niveles de mundo más altos, el juego sufre por enemigos y jefes "esponjas de balas".
- Toca estar conectado a internet para jugar, incluso en solitario.
En resumen
Aunque ciertos aspectos de Outriders pueden pulirse y modificarse, el último juego de People Can Fly es una grata sorpresa. Que su presentación e historia no los engañe: Outriders brilla por sus sistemas de juego —los cuales incentivan un estilo de combate agresivo— y la agencia que ofrece al jugador a la hora de crear un personaje con un estilo de juego verdaderamente propio. Esto se ve exaltado al jugar en compañía de otros jugadores, situación en la que las sinergias resultan esenciales para triunfar. No es innovador, pero hace bien lo que se propone.

Reseña hecha con una copia digital de Outriders para PS4 brindada por Square Enix.

Advertisement
Haga clic para comentar

Deja tu comentario

Además no te pierdas