Síguenos en nuestras redes

Videojuegos

Recordemos los juegos de Marvel distribuidos por SEGA

Ahhh… aquellos tiempos en los que las películas de superhéroes aún recibían videojuegos. Lástima que los del UCM no sean tan buenos.

Publicado

en

No hace mucho, dedicamos una edición de Empanadas con GF a hablar sobre los juegos basados en películas. Un sentimiento recurrente en la discusión fue el alivio de que esta clase de títulos ahora sean cosa del pasado. Por supuesto, esto no quiere decir que todos hayan sido malos. De hecho, en la discusión destacamos tres por su sorprendente calidad.

Sin embargo, hay un consenso negativo alrededor de los cinco juegos basados en películas del Universo Cinematográfico de Marvel distribuidos por SEGA. ¿Este terrible historial de títulos fue lo que convenció a Marvel de dejar de producir juegos basados en sus filmes? Analicemos brevemente las fortalezas y debilidades de estos infames títulos para averiguarlo.

Cabe aclarar que a lo largo de este artículo se hablará de las versiones para consolas de séptima generación: PS3 y Xbox 360. Las versiones para consolas de sexta generación y portátiles no solo eran diferentes, sino que gozaron de una recepción crítica más positiva.

Iron Man (2008)

Un excelente ejemplo del concepto «buenas ideas, mala ejecución».

Sobre el papel, Iron Man hace todo lo que debería hacer un juego protagonizado por el Vengador Armado. No solo permite volar a toda velocidad a lo largo de amplios escenarios, sino que deja mejorar la armadura con los ingresos de Tony Stark. Aún más interesante, el jugador puede distribuir el poder de la armadura a distintos aspectos para potenciarlos.

Desafortunadamente, este sistema se ve opacado por una miríada de falencias:

  • Los terribles controles de disparo en medio de los vuelos, que obligan a los jugadores a levitar en frente de sus enemigos para poder atinarles de forma consistente.
  • Los monótonos combates, una consecuencia directa del anterior problema.
  • El ‘respawn’ ilimitado de enemigos, que contribuye a la pasada falencia.
  • Lo desbalanceado que resulta el sistema de distribución de energía, ya que el emplearlo en algo que no sea la recuperación de vida es un malgasto.

Como muchos juegos basados en películas de superhéroes, Iron Man no se conforma con adaptar la trama de la cinta homóloga. Introduce enemigos como AIM, Maggia, los Diez Anillos, Blacklash, Controller, Titanium Man y Melter. Aunque es una buena dosis de ‘fan-service’, este exceso de supervillanos hace que la narrativa del juego sea especialmente torpe.

The Incredible Hulk (2008)

Lejos de ser el peor en esta lista, no sería arriesgado asumir que hay jugadores que saldrán en defensa de The Incredible Hulk. Y si bien es cierto que puede ser divertido e incluso innovador en ciertos aspectos, el segundo juego basado en el Universo Cinematográfico de Marvel resulta redundante en un mundo en el que existe The Incredible Hulk: Ultimate Destruction (2005).

En múltiples aspectos, The Incredible Hulk es muy parecido a Ultimate Destruction. En la piel del Gigante Esmeralda, los jugadores pueden recorrer la ciudad y sembrar el caos destruyendo edificios. Sin embargo, hay algunas diferencias. Por un lado, la adquisición de habilidades resulta más orgánica. Esto se debe a que gira alrededor de un sistema de méritos. Por otro lado, las actividades que pueden hacerse en el mundo abierto resultan terriblemente repetitivas.

En lo que respecta a la trama, esta adapta vagamente la película de Marvel e introduce múltiples elementos de los cómics. Estos incluyen el Enclave y los U-Foes. Al igual que en Iron Man, el exceso de ‘fan-service’ hace que la narrativa del juego sea un poco torpe.

Iron Man 2 (2010)

Aunque una clara mejora con respecto a su antecesor, Iron Man 2 sigue sin ser un videojuego a la altura del Vengador Armado. Esta secuela se deshace de varios problemas del primer título, tales como el ‘respawn’ ilimitado de enemigos y el sistema de distribución de energía. También corrige los terribles controles de disparo en medio de los vuelos gracias al rastreo de objetivos.

Desafortunadamente, estas correcciones no vienen de la mano con mecánicas novedosas ni interesantes. Más allá de la mejora de armaduras y la capacidad de seleccionar entre múltiples trajes con diferentes propiedades, entre los que se encuentra Iron Man y War Machine, esta secuela termina siendo un tanto repetitiva y simplona. Por fortuna es relativamente corta.

La historia tampoco se salva. Incluso si resulta más organizada que la del primer juego y cuenta con una premisa interesante al ubicarse después de la película homóloga e introducir a Ultimo como antagonista principal, Iron Man 2 no posee una trama memorable.

Thor: God of Thunder (2011)

¿Buscan un ‘hack-and-slash’ tediosamente repetitivo? ¡Déjenlo en manos del poderoso Thor!

Ambientado antes de los eventos de la cuarta película del Universo Cinematográfico de Marvel, God of Thunder lleva a los jugadores a diferentes reinos de la mitología nórdica para detener al poderoso Mangog. En compañía de Sif y Loki, Thor debe hacer frente a otros enemigos icónicos de los cómics, tales como Ymir y Surtur. La trama no es espectacular, pero es decente.

En materia de mecánicas, Thor: God of Thunder es muy similar a otros ‘hack-and-slash’. Además de contar con ataques físicos, que incluyen la capacidad de lanzar Mjölnir contra los enemigos, el dios del trueno puede utilizar magia y agarres. También puede conseguir nuevas habilidades y mejorarlas a medida que derrote enemigos en su cruzada. El problema es que el repertorio de nuevas habilidades no ayuda a variar el ya repetitivo sistema de combate.

Por si fuera poco, este juego es uno de los menos agraciados visualmente en esta lista.

Captain America: Super Soldier (2011)

Sin lugar a dudas, el mejor juego basado en Marvel en este listado.

Aunque bebe en exceso del éxito de Batman: Arkham Asylum (2009), Captain America: Super Soldier es lo que muchos definirían como un clon decente del juego del hombre murciélago. Esta comparación no se limita al sistema de combate —que posee un elemento único en la forma del escudo del capitán, el cual puede utilizarse para reflejar balas y lanzarse para atacar enemigos desde lejos—, sino al diseño de niveles. Sin embargo, el explorar el castillo del barón Zemo no resulta tan orgánico como el descubrir los múltiples secretos del asilo Arkham. Esto no solo se debe a que Super Soldier no adopta los elementos ‘metroidvania’ de Arkham Asylum, sino a la adición de un sistema de parkour que al final del día resulta redundante.

¿Qué hay de la historia? Ambientada en medio de El primer vengador, Super Soldier relata una de las múltiples aventuras del Capitán América en su lucha contra HYDRA. Si bien el juego cuenta con la presencia de villanos icónicos del capitán, tales como Madame Hydra y el barón Von Strucker, la trama no es memorable, con excepción de algunas escenas de ‘fan-service’.

¿Has jugado alguno de estos juegos? Si lo has hecho, ¿cuál es tu favorito? ¡No dudes en compartir tus respuestas y sugerencias para otros artículos en los comentarios!

Publicidad
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas