Conecta con nosotros

Videojuegos

Dragon’s Dogma: Dark Arisen (PC) – Reseña

Salió hace casi 6 años, y ahora con el lanzamiento de su versión en PC, tenemos la excusa perfecta para revisarlo de nuevo y también dar nuestras opiniones sobre esta versión, que incluye la expansión Dark Arisen.

Publicado

el

Salió hace casi 6 años, y ahora con el lanzamiento de su versión en PC, tenemos la excusa perfecta para revisarlo de nuevo y también dar nuestras opiniones sobre esta versión, que incluye la expansión Dark Arisen.

Hace mucho tiempo tuvimos un debate en las oficinas de GamerFocus, acerca de los dos tipos de juegos que existen en el género de los RPG, el RPG (occidental) y el JRPG (japonés). y llegamos a dos conclusiones muy importantes: la primera es que son dos géneros muy distintos (no dos variedades del mismo) y la segunda, es que su nombre no tiene nada que ver con el lugar de procedencia.

Dragon’s Dogma y su expansion Dark Arisen es un RPG (occidental) hecho en japón, algo que lo hace particularmente interesante porque representa una nueva visión sobre lo que este género debería ser, con un sistema de combate muy interesante, que nos lleva a conectarlo con otros títulos tales como Monster Hunter, o quizás Darksouls.

Sin embargo, estas son solo comparaciones superficiales, y está más conectado con juegos como Dragon Age, donde a pesar de tener una historia principal, las oportunidades que da al jugador de explorar y solucionar variedad de problemas que tienen los NPC´s para perderse en ese mundo de misiones secundarias durante cientos de horas es perfectamente posible. Además de los sistemas para administrar un grupo de aventureros, de forma estratégica en cada escenario al cual nos vamos a enfrentar, le da aún más profundidad.

Y precisamente profundidad es lo que tiene este juego, algo que muestran de forma casi perfecta en una especie de prólogo, en el cual tomamos el control de un héroe ya maduro y de nivel alto, que sirve como tutorial pero que no aburre ni un segundo con tareas como. “camine hasta aquí”, “use X botón para defender” “use x+y+n, para realizar un combo”, No, Dragon’s Dogma , nos explica estos sistemas al mismo tiempo que nos pone en medio de una batalla épica y desesperada en la guarida de un dragón, enfrentándonos contra una quimera y otro tipo de criaturas que encontraremos después.

DDRev_2

Sin embargo en el tutorial no acaba todo, después viene el creador de personajes, que es una herramienta genial para dotar de aún más personalización al juego, y no estoy hablando de un aspecto meramente estético. Cuando creamos nuestro personaje la estatura, y la complexión juegan un papel importante en las estadísticas básicas, tales como fuerza, velocidad, etc. algo que no personalmente no había visto en ningun juego y que me permitió crear un espadachín pequeño y veloz con mucho dps (daño por segundo) y capacidades evasivas, una experiencia de juego muy satisfactoria.

Con el pasar de horas de juego, Dragon’s Dogma: Dark Arisen progresa de forma un poco lineal hasta que conocemos más ciudades y se nos van abriendo nuevas posibilidades de exploración, siempre dosificadas de una forma excelente, que no nos abruma, pero que tampoco reduce las posibilidades, es un delicado balance el que han logrado con este juego.

Pero no todo en este juego es perfecto, hay cierta falta de originalidad en cuanto a su componente estético y también en cuanto a la narrativa. La estética aunque quiere dar cierto aire de «dark fantasy», falla en la medida que no hay ni un solo elemento estético que lo distinga de otros juegos similares convirtiéndolo en poco más que una máscara genérica para el juego.

DDRev_3

Otro aspecto que es poco relevante, es la historia y el guión de los personajes ambos son genéricos y ofrecen poca motivación para avanzar en el juego, sintiéndose como una excusa  nada mas para enfrentarse en combate a los monstruos que pueblan el mundo o simplemente como cajas parlantes para darnos misiones.

Ahora pasemos de las generalidades del port para PC que hemos revisado:

Lo primero que nos ocupa son los controles, y la verdad aunque funciona de forma competente con teclado y mouse, está lejos de ser lo ideal y la mejor opción es usar un mando para este juego. Algo que me lleva a mencionar la capacidad de cambiar entre los controles que queramos de forma inmediata, configurando los perfiles como queramos.

Pasando al apartado gráfico, las diferencias no son tan evidentes con respecto a la antigua versión de consolas, esto no es problema porque el estudio no mencionó que se trataba de un remaster, si no de un port o versión transladada a PC. Quizás las únicas diferencias importantes sean la resolución, la cual ahora soporta hasta 4k y la tasa de cuadros por segundo que llega hasta 150, tomando así ventaja de los monitores con 144hz en tasa de refresco.

dda

En cuanto a los menús de opciones son muy completos, tanto en el apartado de gráficas como en el de controles y nos permiten un gran rango de personalización para poder ajustar el juego a las capacidades de nuestro hardware. Lo que me lleva a cerrar este apartado diciendo que realmente Capcom ha realizado un excelente trabajo con esta versión orientada a PC.

Quizás no todo sea perfecto, pero la gran cantidad de cosas que han hecho bien resta toda importancia a los pequeños detalles que realmente no afectan la experiencia general del juego que se puede encontrar un gamer que alguna vez quiso probar este juego que inicialmente solo llega a las consolas..

Dragons Dogma: Dark Arisen en su versión de PC, es un juego bastante completo e interesante que apela tanto a los fans de los RPG como de los juegos de acción, y nos deja esperando una segunda entrega que refine ciertos sistemas. Si quisieron probar este juego antes y son gamers de PC, es una buen momento.

Reseña hecha con una copia de Dragon’s Dogma: Dark Arisen brindada por Capcom en su versión de PC

Advertisement
Haga clic para comentar

Deja tu comentario

Además no te pierdas