Connect with us

Videojuegos

Return of the Obra Dinn – Reseña

El excelente juego de deducción y misterio de Lucas Pope por fin llegó a consolas. ¿Serás capaz de resolver el misterio de esta embarcación?

Publicado

en

En 1803, el barco Obra Dinn desapareció en el océano Atlántico con 60 almas a bordo. Nadie supo qué le ocurrió hasta 1807, cuando reapareció en un puerto de Inglaterra. 

Tomamos control de un investigador de seguros para la Compañía de las Indias Orientales. Nuestro trabajo consiste en subir a bordo de este barco fantasma y averiguar qué ocurrió con cada uno de los tripulantes durante el fatídico viaje.

¿Creen que ser un investigador de seguros en un videojuego será algo aburrido? Pues están muy equivocados. Para hacer nuestro trabajo en Return of the Obra Dinn contamos con una herramienta muy interesante: ‘Memento Mortem’. Este es un reloj de bolsillo con un poder mágico que nos permitirá resolver el misterio del barco.

Este título, que salió a la venta originalmente para PC y Macintosh en 2018, por fin ha llegado a PS4, Xbox One y Switch. Gracias a esto, un nuevo público va a poder descubrir esta increíble aventura, la cual no se parece a nada que hayamos visto.

A medida que recorremos el Obra Dinn, vamos encontrando los restos de su tripulación. Al usar el ‘Memento Mortem’ sobre ellos, podemos escuchar sus últimos momentos y visitar el instante de su muerte en un escenario estático que podemos recorrer con libertad. Así vamos descubriendo cómo murió cada uno de ellos y registrando la información en el catálogo, un libro que también contiene toda la información que necesitamos sobre el barco.

No es tan fácil como suena. La identidad y sino (destino) de cada personaje que encontramos no es inmediatamente aparente. Aquí es donde entra en acción el trabajo de detective. Depende de nosotros atar cabos sueltos para descubrir quién es quién. Resolver un sino puede ser algo tan directo como escuchar a un personaje refiriéndose a otro por su nombre, pero en la mayoría de casos tenemos que poner atención a detalles como los acentos, el vestuario y las actividades de cada uno. 

Cuando estemos seguros del nombre y sino de alguien, podemos registrarlo en el catálogo. Sin embargo, no sabremos inmediatamente si acertamos. Return of the Obra Dinn solo nos confirmará esto en grupos de tres aciertos. Esto hace que no sea tan fácil resolver acertijos a la fuerza.

Este sistema parece inicialmente complicado, pero pronto nos comenzaremos a mover por el barco y las páginas del catálogo como si lleváramos haciéndolo toda la vida. Aun así, la verdad es que el manejo de ese libro podría ser mucho más intuitivo. 

Las mecánicas también son bastante buenas para hacernos sentir supremamente inteligentes a medida que vamos resolviendo el misterio. Este juego requiere un uso constante de nuestra capacidad de observación y deducción. Un poco de cultura popular tampoco viene mal. Fui capaz de resolver un sino gracias a que identifiqué que los tatuajes de uno de los personajes pertenecían a una cultura específica.

También puede hacernos sentir bastante torpes en ocasiones. Podemos pasar horas sin resolver un solo destino, preguntándonos qué hicimos mal o qué detalle pasamos por alto, solo para entrar en una racha de revelaciones tras un momento de lucidez.

Pero también es fácil encontrarse con problemas a la hora de registrar los datos. Al describir la muerte de un personaje es necesario elegir de una lista predeterminada. En ocasiones, lo que vemos no encaja a la perfección con las opciones y tenemos que elegir la que mejor se acomode a cada situación. Se supone que el juego acepta varias opciones para los destinos más ambiguos, pero me encontré en situaciones en que no era así. Esto también puede ser un problema de la traducción, pues los términos en español no abarcan todos los significados que los términos en inglés.

Uno de los elementos más llamativos de Return of the Obra Dinn es su estilo visual. Ese estilo monócromo está inspirado en los viejos juegos para Macintosh de los años ochenta. Los primeros segundos moviéndonos en un escenario tridimensional como este pueden ser algo desconcertantes, pero rápidamente llegamos a apreciar lo interesantes que resultan los escenarios. Además, esto dota a los personajes de una apariencia difuminada que recuerda a las ilustraciones de los periódicos antiguos. Por su parte, otros escenarios no están conformados por más que líneas simples.

Si este estilo de tono verdoso no es de su agrado, pueden cambiarlo por otros estilos inspirados en computadoras antiguas como Commodore 64, Amiga e IBM PC.

También hay que resaltar la excelente banda sonora basada en piano que tiene este juego. A ella debe buena parte de su fantástica ambientación. No sería lo mismo sin esas tonadas capaces de remarcar tanto la tragedia como el absurdo.

Otro elemento interesante es la historia. No solo lo que cuenta, sino la forma en que lo cuenta. Su estructura recuerda un poco a la película Memento, de Christopher Nolan. Lo ocurrido en el barco se divide en ocho capítulos que experimentamos en desorden y muchos de ellos los ‘vemos’ al revés. Dentro de cada memento podemos encontrar un cadáver que nos llevará a una situación ocurrida previamente. Luego tendremos que armar la historia en nuestra cabeza para darle sentido a lo sucedido.

En cuanto a la trama en sí, no voy a decir nada. Descubrir lo que pasó en el Obra Dinn es parte del encanto de este título. Hay verdaderas sorpresas y situaciones inesperadas que se nos revelan mediante imágenes imposibles de olvidar. Es verdad que tiene varios huecos en la trama, pero ese misterio se suma a su gracia.

Dicho esto, hay algo que me resultó un poco decepcionante. Hay un capítulo que se mantiene oculto hasta que resolvemos 58 de los 60 sinos. La forma en que se presenta parece indicar que hay una gran revelación en este, pero no es así. Una vez llegamos al final de Return of the Obra Dinn y accedemos a este capítulo, podemos resolver las últimas muertes y comprender algunos detalles extra sobre los eventos ocurridos en el barco. Resulta interesante, pero no es una sorpresa.

Algo que puede resultar un problema para algunos es que no es rejugable. Una vez terminada la historia, no hay ninguna razón para volver a este juego.

Por su inusual sistema de juego y curioso estilo visual, Return of the Obra Dinn es un juego que no deben dejar pasar. Esta obra de Lucas Pope —desarrollador al que debemos el también inusual y excelente Papers, Please— es otro gran ejemplo de que los videojuegos pueden ofrecer mucho más allá de las mecánicas de correr y disparar.

Return of the Obra Dinn
9.3/10 Nota
Lo que nos gustó
- Sistema de juego que pone a prueba nuestra capacidad de deducción.
- Historia intrigante contada de forma inusual.
- Estilo visual único.
- Banda sonora icónica.
- ¡Nos puede hacer sentir muy inteligentes!
Lo que no nos gustó
- Su estilo visual puede desagradar a algunos.
- Aunque uno se acostumbra, el manejo del catálogo es engorroso.
- La ambigüedad de algunos sinos y conceptos puede hacernos dudar.
- No ofrece rejugabilidad.
- ¡Nos puede hacer sentir muy tontos!
En resumen
Muchos juegos prometen hacernos sentir como verdaderos detectives, pero nos toman de la mano y se aseguran de que veamos todas las pistas y lleguemos a las conclusiones correctas. Return of the Obra Dinn no es así. Este juego de verdad nos hace investigar, racionalizar y sacar conclusiones. Si nos equivocamos, no nos lo va a decir directamente. Todo en este juego resulta especial, desde su estilo visual tan retro hasta sus mismas mecánicas. No en vano ganó y fue nominado a montones de premios en 2018. Si quieren un título que los rete y ponga a ejercitar sus habilidades detectivescas, no duden en adquirirlo.

Reseña hecha con una copia digital de Return of the Obra Dinn para Switch brindada por Nintendo de América.

Advertisement
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas