Conecta con nosotros

Videojuegos

Riders Republic – Primeras impresiones

¿Extrañan los juegos de deportes extremos? Como sugiere su nombre, Riders Republic será un refugio para los amantes de este género.

Publicado

el

Aunque no han desaparecido del todo, los juegos de deportes extremos ya no son tan comunes como solían serlo a finales de los noventa y principios del nuevo milenio. De hecho, uno de los exponentes más recientes del género vino de la mano de Ubisoft Annecy. Por supuesto, nos referimos a Steep (2016). Desafortunadamente, la recepción inicial de este título fue mixta. Mientras algunos criticaron la falta de dirección, la necesidad de estar siempre conectado en línea y la gran cantidad de ‘bugs’; otros alabaron la presentación del mundo abierto, la libertad a la hora de explorarlo y los intuitivos controles de las diferentes disciplinas disponibles.

A pesar de esto, Steep gozó de una amplia base de jugadores. Si bien nunca compartió los números de ventas, Ubisoft dio a conocer en febrero de 2019 que más de 10 millones de usuarios lo habían jugado. No hay certeza al respecto, pero este éxito relativo pudo haber sido lo que motivó a Ubisoft Annecy a trabajar en su próximo proyecto: Riders Republic. Sin embargo, este no se limitaría a deportes invernales. Introduciría varias novedades sin dejar de reiterar su énfasis en un mundo abierto diseñado con un apartado multijugador en mente.

Durante su beta cerrada, la cual se tornó abierta dentro del marco de Opening Night Live 2021, GamerFocus tuvo un ‘tour’ guiado de la mano de Ubisoft. A través de este, tuvimos una mejor idea de cómo funciona la progresión y cómo este título expande lo establecido en Steep.

Como habíamos mencionado, Riders Republic no se limita a deportes invernales. Al fin y al cabo, su mundo abierto —compuesto por 7 regiones, cada una inspirada en un parque natural de Estados Unidos— comprende diferentes biomas. Además de los escenarios nevados, también pudimos visitar valles —tanto rocosos como boscosos— y altos montañosos con una geografía irregular. Por supuesto, cada uno de estos biomas incentiva el uso de disciplinas específicas. No se verán muy listos utilizando esquís en un descenso para bicicletas.

Durante la beta, tuvimos la oportunidad de utilizar bicicletas, tablas de nieve, ‘jet packs’ y esquís. Con excepción del ciclismo extremo, todas estas disciplinas también estuvieron en Steep y se controlaban de forma similar. Otra característica que Riders Republic heredó del juego de 2016 fue la capacidad de intercambiarlas en medio de la exploración del mapa. Cabe señalar que las disciplinas mencionadas no serán las únicas disponibles en el producto final.

Tras superar cuatro breves carreras que involucraban las disciplinas mencionadas, Riders Republic nos introdujo a su epicentro social/‘hubworld’: Riders Ridge. En esta locación, el juego nos presentó a sus dos personajes recurrentes en la historia: Suki y Brett, dos deportistas que ven potencial en el protagonista. Similar a Steep, la historia del juego no es más que una excusa para involucrarse en las diferentes disciplinas y participar en competencias. Estas se clasificaban en carreras con puntos de control y circuitos de trucos.

A medida superábamos eventos, desbloqueábamos estrellas. Estas eran necesarias para desbloquear nuevos eventos. Si bien completarlas bastaba para hacernos acreedor de una, cada actividad gozaba de una serie de objetivos secundarios que ofrecían recompensas extra. Estos retos generalmente implicaban terminar en el top 3; no utilizar “Rebobinar”, otra mecánica heredada de Steep; y hacer trucos. Entre muchas otras opciones de accesibilidad, que incluyen ayudas para jugadores con impedimentos visuales y auditivos, Riders Republic ofrecerá la posibilidad de habilitar y deshabilitar la opción de “Aterrizaje automático”. Si bien esta evitará que el jugador bese el suelo cada vez que intente hacer un truco, sustraerá puntos.

Por supuesto, las estrellas no son lo único que los jugadores podrán conseguir. Al subir de nivel, obtendrán mejor equipamiento. También podrán adquirir dinero, que podrá invertirse en la tienda ubicada en Riders Ridge para desbloquear elementos cosméticos y así personalizar al avatar. No obstante, también habrá una moneda que podrá comprarse con dinero real.

Si bien la historia guiará a los jugadores a la mayoría de actividades, las cuales estarán fijadas en el mapa, otras deberán encontrarse explorando. No obstante, el mundo abierto de Riders Republic oculta otros secretos. Estas incluyen las 11 reliquias —que consisten en piezas de equipamiento con un giro cómico, tales como unos esquís hechos de ramitas— y los 500 globos coleccionables repartidos por todo el mapa. ¿Podrán conseguirlos todos?

Hasta ahora, la mayoría de lo que hemos hablado son cosas que ya había hecho Steep. ¿Acaso Riders Republic no goza de novedades? Tal no es el caso, ya que el último juego de Ubisoft Annecy supone el debut de dos modos de juego: Carreras masivas y Batallas de trucos.

  • Las Carreras masivas consisten en eventos que se realizarán periódicamente. Tal como implica su nombre, involucrarán más de 30 jugadores. Como si el número de participantes no hiciera de estos eventos lo suficientemente caóticos, también mezclarán diferentes disciplinas.
  • Las Batallas de trucos enfrentan a dos equipos de 6 jugadores, los cuales deben capturar zonas de un mapa realizando trucos y acumular puntos. El equipo con mayor puntaje gana.

Aunque experimentamos algunos problemas de emparejamiento durante nuestra experiencia, los cuales esperamos que solucionen, Riders Republic tiene lo necesario para ser esa secuela espiritual que los amantes de Steep y los juegos de deportes extremos tanto esperan.


Impresiones hechas con un código de acceso a la beta cerrada de Riders Republic para PS5 brindado por Ubisoft Latinoamérica y PlayStation.

Advertisement
Haga clic para comentar

Deja tu comentario

Además no te pierdas