Connect with us

Videojuegos

River City Girls – Reseña

Quienes creían que Kunio y Riki eran letales es porque nunca conocieron a sus novias.

Publicado

en

Kunio-kun, con Downtown Nekketsu Monogatari, ayudó a empujar el género beat ‘em up en Famicom/NES incluso antes de que fuese popular. Es cierto que la plataforma SNES se convirtió en la cuna de oro para este tipo de juegos, en especial si hablamos sobre títulos de superhéroes, pero River City Ransom (1989) no solo gozaba de graciosos personajes súper deformados, sino que a los golpes se le añadían adecuados toques RPG.

Apartándose de lo hecho con Double Dragon, Technōs Japan utilizaba la franquicia de Kunio-Kun para aplicar toda clase de ideas locas a su universo caricaturesco; como cuando los llevó a participar en deportes como el fútbol (extrañamente localizado en Occidente como Nintendo World Cup). A diferencia de la mayoría de beat ‘em up más lineales, los juegos de River City permitían ser recorridos con una libertad mayor y utilizar el dinero fuertemente ganado para comprar objetos o mejoras.

Las propiedades creadas por Technōs Japan pasaron a ser de Arc System Works, quien en conjunto con WayForward Technologies decidieron darle continuidad a la saga por medio de River City Girls, cambiando los papeles de los eternos protagonistas Kunio y Riki por el de sus novias Misako y Kyoko. Bueno, por lo menos como comienza esta aventura cargada de acción, brillantes animaciones y grandes cantidades de golpes.

River City Girls marca el regreso de Misako y Kyoko a la serie Kunio-kun, habiendo aparecido también en Shin Nekketsu Kōha: Kunio-tachi no Banka (1994) de Super Famicom. WayForward Technologies es el desarrollador mientras que Arc System Works estuvo a cargo de la supervisión y su debida distribución. En lugar de apostar a lo fijo por la estética retro tradicional en homenaje a los 8-bit, el juego brinda un deleite visual más alusivo a los 16-bit pero lo suficientemente modernizado.

En cierta manera recuerda a otro destacable beat ‘em up como el difunto Scott Pilgrim vs. the World: The Game de Ubisoft, tanto por su arte exterior promocional con expresivas ilustraciones llenas de color y vida, como por los sprites del juego a los que el género les cae de maravilla. Un despliegue de movimientos progresivo por el que van pasando Kyoko y Misako al avanzar la historia, rinde a su vez tributo a varios juegos de pelea clásicos y beat ‘em up de la industria.

La motivación que da pie a la travesía en ‘ciudad abierta’ de Kyoko y Misako, se da al recibir un mensaje en el que se enteran que sus novios han sido secuestrados, mientras ellas se encontraban en detención en la Escuela Secundaria Nekketsu. Como es una ciudad bastante belicosa –hasta para lo deportivo– y donde se incita a la violencia (un interesante tema por debatir), el simple hecho de huir de la escuela significa enfrentar a todo el alumnado. No como si hubiese profesores o alguna otra figura de autoridad, pues el primero que pone el juego en la trama ilustra una clara cobardía y miedo hacia el par de chicas rebeldes.

Es aquí donde además de la renovada imagen con este ‘spin-off’ de la saga River City continuamos viendo impregnado el espíritu que la caracteriza, el de violencia ridícula, desenfrenada pero no extrema; sin sangre, pero sobrecargada de puños, patadas, cabezazos y llaves noqueadoras a hombres y mujeres por igual. Sí, es un título protagonizado por jóvenes mujeres, pero no hay misericordia o consideración por parte y parte, todos salimos ganando (o golpeados) sin importar el sexo.

River City Girls se da el lujo de repartir palizas como hostias en domingo por la calidad de sus personajes. No solo por la temperamental Misako o la inocente pero letal Kyoko, sino por cameos sorpresivos que los fanáticos de los juegos de Kunio-kun seguramente disfrutarán. Ni siquiera es un spoiler porque los derechos de marca registrada lo revelan desde el comienzo del juego, pero hasta los hermanos Lee de Double Dragon tienen su lugar, no precisamente jugable.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Una robusta Misuzu actúa como el primer jefe de nivel, por ejemplo, lo que nos lleva a otro punto dada su inspiración en el sprite original. En un acercamiento más dedicado a los movimientos y rostros de los personajes, River City Girls permite ver cómo conserva la fidelidad de diseño de la serie, expresiones exageradas y combos característicos, aun cuando el aspecto gráfico ha evolucionado respecto a sus predecesores.

Pero lo más cautivante y que lo pone un paso por delante de otros beat ‘em up tradicionales es lo mismo de sus ancestros de sangre, el aspecto RPG. River City Girls no es para ir en línea recta de izquierda a derecha cada vez que un aviso de ‘Go!’ lo permita. Existen momentos donde la pantalla es encadenada o bloqueada en un cuarto hasta que se derrote cierta cantidad de enemigos y “se rompa el candado”, pero una vez despejados y descubiertos otros lugares la libertad de desplazamiento es ampliada. Además, hay puertas que solo pueden ser abiertas más adelante por lo que es menester regresar.

A través de seis zonas como un centro comercial o un deshuesadero, un solo jugador o dos en cooperativo local pueden visitar los rincones de la ciudad y su variedad de tiendas, sea para comprar equipo, objetos o conseguir nuevos y mejores movimientos. Derrotar todos los enemigos de un sector no quiere decir que desaparezcan del todo, pues como es natural estos vuelven a sus lugares una vez el jugador abandona la pantalla. Existen jefes de nivel que determinan cada capítulo, pero la libertad de recorrer la ciudad está a favor del jugador.

Siendo el combate lo más importante en un beat ‘em up por más RPG que tenga, es agradable ver cómo las mecánicas comienzan simple pero la diversidad de los combos se eleva con el aumento de experiencia y niveles. No es un proceso rápido, requiere algo de tiempo, pero recompensa gratamente una vez Misako y Kyoko cuentan con un abanico de habilidades. Los accesorios equipables son otros de los beneficios para las chicas guerreras. Por ejemplo, ya que es posible recoger arsenal que arrojan los enemigos (cadenas, bates, etc) pero este es de uso limitado, existen accesorios que evitan su ruptura.

Por otra parte está el sistema de ‘Reclutas’, pues existen rivales cuyo orgullo y un poco más es tan herido por Kyoko y Misako, que les ruegan por misericordia y a cambio (presionando L1) ofrecen su ayuda en futuras ocasiones. Para convocarlos simplemente se presiona el mismo botón y la asistencia entra en juego con un ataque especial, así como un medidor de tiempo para su próximo uso y evitar el abuso. Hasta “bestiario” hay para completar en el caso de dichos reclutas.

La brillantez de River City Girls no solo se manifiesta en los escenarios y personajes, sino en una banda sonora en ocasiones vocalizada por Megan McDuffee; composiciones que tienen el toque preciso para quedar sonando en la cabeza incluso después de apagar la consola. La dificultad es un elemento justo y en ciertos momentos castigador, pero solo por falta de experiencia. Una vez completado el juego se libera el modo ‘Nuevo Juego +’ con mayor reto y coleccionables, si es que los necesita.

River City Girls
8/10 Nota
Lo que nos gustó
-Todo el ámbito artístico.
-Catálogo de movimientos.
-Banda sonora original.
-Personajes desbloqueables.
Lo que no nos gustó
-Un error abrupto en PS4 que cierra el juego (parchable).
-Falta de una galería o modalidades extra.
En resumen
La serie Kunio-kun vive ahora más que nunca gracias a la accesibilidad de River City Girls, un exponente del género beat ‘em up que con la imagen de Misako y Kyoko brinda una propuesta fresca como hace rato no se veía. Su llamativa estética sobresale con animaciones que forman el conjunto ideal, sea por el arte pixelado o las ilustraciones que acompañan los momentos de calma, pero no deja atrás una jugabilidad que invita a repetir la partida una y otra vez hasta convertir a las chicas en todas unas máquinas de pelea.

Reseña hecha con una copia digital de River City Girls para PlayStation 4 brindada por WayForward Technologies.

Advertisement
1 comentario

1 comentario

  1. CucarachaEnojada

    septiembre 13, 2019 en 13:54 pm

    Este juego es genial.
    Aparte,las feminazis lo odian.
    O sea que es doblemente genial.

    Dato:En si es un remake de una parte de un juego anterior,pero ahora totalmente desde el punto de visto de las chicas.

Deja tu comentario

Además no te pierdas

A %d blogueros les gusta esto: