Síguenos en nuestras redes
Saints Row IV Switch Reseña Saints Row IV Switch Reseña

Videojuegos

Saints Row IV: Re-Elected (Switch) – Reseña

¡El presidente ha sido atrapado por aliens dentro de una simulación en la que tiene súper poderes! Sí, es en serio.

Publicado

en

Durante buena parte de la década de los dos mil, Grand Theft Auto fue el rey. Todos querían copiar su éxito y esto originó una gran cantidad de ‘clones’ en los que controlamos a un criminal en un mundo abierto urbano. Una de esas copias fue Saints Row. Inicialmente, esta saga hizo poco para diferenciarse del juego de Rockstar, pero con el tiempo fue adquiriendo una identidad propia marcada por el humor exagerado.

Igual que muchos otros títulos de la pasada generación. Saints Row IV: Re-Elected ha sido lanzado en Nintendo Switch, pero han pasado casi siete años desde que lo conocimos. ¿Todavía vale la pena?

Si quieren soltar unas buenas carcajadas viviendo una extravagante fantasía de poder, entonces sí. Vale la pena.

Saints Row IV: Re-Elected no es un juego que se tome con seriedad a sí mismo. Mientras los GTA se consideran ‘sátiras’ simplemente porque exageran un poco algunos elementos de la sociedad norteamericana, este juego los toma y lleva al nivel máximo de la parodia.

Es un mundo en el que el programa más popular de la televisión es un concurso japonés con asesinatos reales, las personas salen a la calle vistiendo atuendos de sadomasoquismo y el líder de una pandilla se convirtió en presidente de los Estados Unidos.

Y lo más importante, nosotros controlamos a ese presidente de los Estados Unidos.

La simple idea de controlar al líder de esa nación causando destrozos en una ciudad ya es suficientemente llamativa, pero Saints Row IV no se conforma con eso. La historia se desarrolla en medio de una invasión alienígena… y eso tampoco es suficiente. Dichos alienígenas atrapan al presidente dentro de una simulación de la realidad… ¡Y ESO TAMPOCO ES TODO! Pues dentro de dicha simulación podemos obtener poderes dignos de un superhéroe.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Poco después de comenzar a jugar, podemos correr a velocidades increíbles, saltar por encima de rascacielos, controlar objetos con la mente, arrojar fuego y mucho más. Qué lejos estamos de los días en que Saints Row era sobre una guerra de pandillas por el control de un barrio.

Gracias a estos elementos, recorrer los escenarios de este título resulta bastante divertido. Marvel’s Spider-Man es otro de los pocos juegos de mundo abierto en que moverse de un punto a otro resulta tan satisfactorio. Mientras hacemos eso, tenemos cientos de distracciones. El mapa está lleno de actividades opcionales.

Estas pueden ser carreras contrarreloj, laberintos en los que tenemos que matar furris, retos de plataformas, minijuegos de conectar circuitos al estilo de Bioshock, secciones en las que tenemos que causar destrozos controlando un tanque extraterrestre, y otras en las que tenemos que arrojarnos contra vehículos y edificios de la forma más violenta posible para cobrar el dinero del seguro.

Si nos dedicamos solo a las misiones de la historia, Saints Row IV se puede acabar en 10 o 12 horas, pero su contenido opcional puede llevarnos fácilmente a más de 40. Estas no son simples distracciones para completistas. A medida que las realizamos vamos desbloqueando nuevas habilidades y armas tan curiosas como ‘el inflacabezas’ y ‘la secuestradora’, la cual hace que nuestros enemigos sean abducidos por extraterrestres.

Saints Row 4

Nuestro protagonista puede ser completamente personalizado en su género, apariencia, voz y vestuario. Lo interesante es que, a diferencia de otros juegos en los que podemos hacer esto, el personaje tiene una personalidad muy fuerte y definida que lo hace bastante carismático. El tono del juego es tan loco que no importa qué tan bizarro lo diseñemos, no va a desentonar. El humor que maneja, aunque inmaduro, nunca se pasa de ofensivo ni resulta desagradable.

La enorme variedad de misiones, armas y poderes son un punto fuerte de este título, pero no opacan sus puntos negativos. A Saints Row IV se le nota su edad. Los gráficos no están a la altura de lo que permite Nintendo Switch y algunas de las animaciones faciales de los personajes ya resultaban ‘raras’ cuando el juego era nuevo. También hay mecánicas que hoy se sienten pasadas de moda.

Por ejemplo, no hay un sistema de viaje rápido bien implementado y eso es casi imperdonable. El mapa es literalmente el mismo de Saints Row: The Third —que también fue lanzado para Switch— con algunos extras. Aunque recorrerlo con los nuevos poderes da una nueva perspectiva al respecto, aburre un poco si han jugado el anterior. No ayuda que solo vemos este mapa en su versión nocturna.

Los análogos de los Joy-Con no son muy adecuados para la acción intensa de este título. Recomendamos ajustar su sensibilidad o usar el Control Pro.

Saints Row 4 crítica

Pero el problema más grande del juego son los bugs. No es nada raro encontrarse con situaciones como enemigos desaparecidos o personajes que no reaccionan, impidiendo completar una misión y forzándonos a volver al último punto de control. El más grave de todos impide jugar los DLC incluidos con esta versión: Enter the Dominatrix y How the Saints Save Christmas. Deep Silver prometió que tendrá listo un parche para solucionar este error. Al momento de escribir esta reseña no han revelado la fecha en que estará disponible.

Un punto positivo es la gracia que tiene la trama de este juego. A pesar de lo que podemos pensar inicialmente, no se trata de una sátira sobre la política estadounidense. Que seamos el presidente no es más que una excusa para algunos chistes. En ese sentido, un juego como Wolf Metal Chaos hace un mejor trabajo. Pero el concepto de la simulación, claramente inspirado en The Matrix, funciona a la perfección en un juego de mundo abierto en el que podemos hacer lo que queramos sin preocuparnos por daños colaterales. 

Saints Row IV: Re-Elected también incluye referencias extendidas a muchas obras de la cultura popular como Tron, Metal Gear Solid, películas de ‘kaiju’ y juegos militares como Call of Duty. La película de culto They Live recibe un tratamiento especial que sus fanáticos disfrutarán mucho. No en vano el actor Keith David se interpreta a sí mismo como vicepresidente de Estados Unidos.

Pero Mass Effect 2 es probablemente la obra a la que más se acerca. La historia nos hace rescatar y reclutar a nuestros colegas para que se nos unan en la nave que sirve de base de operaciones. Igual que en el juego de Bioware, podemos realizar ‘misiones de lealtad’ para conocer más de sus historias, dotarlos de poderes y cambiar el final. Obviamente podemos perseguir romances con cada uno de ellos sin importar su género, pero lo hace de modo que parodia a Mass Effect. Los resultados son muy cómicos.

Hablando de los personajes, son un grupo bastante carismático y es fácil sentir cariño por algunos de ellos. A pesar de lo absurdo que es todo, algunos tienen un trasfondo serio que se representa muy bien en la pesadilla simulada de la que deben ser rescatados. Lo malo es que están atrapados dentro de arquetipos conocidos. Tenemos a la hacker sabelotodo, el nerd, la chica agresiva y el líder pandillero, todos cumpliendo con los estereotipos de siempre.

Saints Row IV: Re-Elected (Switch)
7.4/10 Nota
Lo que nos gustó
-Usar súper poderes para recorrer el mapa es muy divertido.
-Las actividades opcionales son muy variadas.
-Las opciones de personalización del protagonista.
-Personajes carismáticos con buena química entre sí.
Lo que no nos gustó
-Bugs que pueden arruinar una partida.
-El mapa es casi el mismo de Saints Row: The Third.
-Gráficos y animaciones anticuados.
-Controles imprecisos con los Joy-Con.
En resumen
Saints Row IV es uno de los juegos de mundo abierto urbano que ofrecen más variedad y diversión. Su actitud desenfadada y humor extremo le dan una personalidad única que vale la pena disfrutar. Su estructura, llena de cortas misiones opcionales, lo hacen un juego perfecto para Switch. Es una verdadera lástima que los bugs puedan interrumpir nuestro disfrute, que tengamos que 'pelear' un poco para acostumbrarnos a los controles en esta consola y que el mapa no sea nuevo. Si podemos sobreponernos a estos problemas, no vamos a encontrar otro juego que nos haga sentirnos tan poderosos como éste.

Reseña hecha con una copia digital de Saints Row IV: Re-Elected para Nintendo Switch brindada por Deep Silver.

Publicidad
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas