Síguenos en nuestras redes

Videojuegos

Saints Row: Undercover – La reseña

¿Es una broma?

Publicado

en

Saints Row: Undercover, también conocido como Saints Row: The Fall, fue planeado como la respuesta de Volition a Grand Theft Auto y sus ‘City Stories’ en PSP. La idea original era hacer una conversión de Saints Row 2 para la portátil de Sony, pero dicha tarea no fue técnicamente posible. Así que en su lugar, la compañía decidió comenzar desde cero y crear una secuela del segundo título específicamente diseñada para PSP.

Al comienzo, Undercover se ubicaría entre los eventos de los dos primeros juegos de la franquicia, pero después se añadió la trama de un policía cuyo objetivo era infiltrarse y desmantelar a la banda de los ‘Saints’, uniéndose posteriormente a la misma. Con esto se consagró más como secuela en su concepción, en una historia que recorría 20 misiones principales, incluía amplio arsenal, tareas alternas e incluso modo cooperativo.

El desarrollo de esta versión portátil inició a cargo de Mass Media Games, quien había trabajado en la versión para PS3 de Saints Row 2. Sin embargo, el proyecto fue transferido a Savage Entertainment (Star Wars: Battlefront II, Medal of Honor: Vanguard), pero después de un corto prototipo y múltiples revisiones, Volition decidió que el título no estaba a la altura de sus estándares de calidad. Por lo tanto, el juego fue cancelado y nunca más se volvió a saber de aquel… hasta la semana pasada.

saints_row_undercover_02

Tras un streaming especial de Volition donde se dio a conocer nueva información al respecto, la compañía sorprendió a todos liberando gratuitamente el archivo ISO de aquel perdido prototipo, jugable en emuladores y consolas PSP. Ya que para probarlo en consola se necesita una portátil hackeada, y aquí no apoyamos la piratería, la vía más factible fue probarlo en PC con control de Xbox 360, donde en conjunto con la aplicación de Xbox para Windows 10 se grabó el video incluido en esta reseña.

Sí, hay mucha ironía en todo el proceso, pero básicamente es la forma legal, teniendo en cuenta que el juego no tiene costo alguno pero hay una imagen de disco por emular.

Vale aclarar que hablamos de un prototipo no finalizado y susceptible a MUCHOS bugs, glitches, errores de programación, texturas indefinidas, falta de pulidez, etc. El inicio crudo y duro hace gala de un simple menú con opciones deshabilitadas, que permite dar inicio a la aventura del policía infiltrado en Stilwater (“… and it’s with one ‘L’, b***h.”)

saints_row_undercover_03

Como en otros juegos de la serie podemos personalizar al protagonista, incluyendo contextura física así como su raza, entre los que encontramos también asiáticos y latinos. Una vez en el mundo del juego aparecemos en un campo de tiro con otros reclutas, donde podemos probar las diferentes armas y la desastrosa cámara con una molesta mira fija. Para apuntar libremente se debe dejar presionado el botón L y mover el stick, mientras que para hacerlo automáticamente en los objetivos se debe presionar el R. De cualquier forma es un completo desastre.

Tan solo este arranque es suficiente para juzgar la pobre calidad gráfica de Saints Row: Undercover, cuando sabemos que el PSP podía dar más como bien lo demostraron God of War o Metal Gear Solid, y claro, Grand Theft Auto. Las texturas en lo personal son reminiscentes a clásicos de Windows 95 como Streets of Sim City o Sim Copter.

Sin embargo, la cereza del caos radica en la jugabilidad y en especial la física de Undercover. Puede que su programación estuviera en una etapa muy primaria, pero no hay derecho para tanta maldad reunida.

El audio también es un desastre

El clímax maquiavélico hace mayor efecto cuando subimos a un automóvil y conducimos, pues aparte del poco control que se tiene sobre el vehículo, la falta de colisión en las texturas (incluyendo la propia carretera) hace todo inviable. No es de extrañar que el auto empiece a dar volteretas sin sentido por los aires con solo dar una mala curva.

De la ciudad no se puede decir mucho, es un pueblo fantasma con zombis transeúntes por uno que otro lado, simples marionetas en un mundo de mentiras fabricando fantasías [‘Pun intended’]. El motor gráfico deja mucho que desear para un título de PSP, máquina que hasta el sol de hoy tiene mejores exponentes que el propio PS Vita.

La saga de Saints Row siempre ha intentado tomarse las cosas con un poco más de burla y parodia, por eso mismo es normal encontrar una bota larga con tacón, de alguna trabajadora de la noche, como arma letal. Además del arsenal típico también disponemos de una pistola de clavos, capaz incluso de hacer explotar un auto. Todas las armas al contacto con un vehículo salpican sangre, incluyendo la bota.

saints_row_undercover_05

No se puede abonar mucho a Saints Row: Undercover aparte de reconocer que hubiese sido el único representante portátil 3D de la franquicia (Java tuvo sus versiones, similares a Gangstar de Gameloft). Pero si este prototipo hubiese salido a la luz, la versión final seguramente no habría variado mucho y como resultado tendríamos el culpable de la destrucción de Saints Row, que aún sin la distribución de THQ por lo menos siguió respirando.

Es una lástima que Titus Software no pensara tan sabiamente como Volition a la hora de lanzar al mercado Superman 64, que básicamente es el equivalente de Saints Row: Undercover en todos los aspectos. Por suerte la compañía matriz de Undercover decidió que dicha mutación no debía existir, en un mundo donde cientos de juegos por el estilo inundan las tiendas de aplicaciones móviles diariamente.

Calificación: 2.5

Publicidad
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas