Connect with us

Videojuegos

Celebremos San Valentín recordando a estas parejas de videojuegos

Tres parejas para recordar lo bonito del amor sin necesidad de soltar el control.

Publicado

en

Videojuegos San Valentín

El día de San Valentín está sobre nosotros. Durante muchos años, esta celebración romántica era ignorada en Colombia en favor del día del amor y la amistad en septiembre. Pero la fuerza de la globalización es inevitable. Ya no es raro encontrar tiendas y lugares celebrando con eventos este día que pretende ser un homenaje al amor.

Los videojuegos no escapan a esto. Títulos como Destiny 2, Borderlands 3, Fortnite y Apex Legends celebran sus propios eventos con temáticas ‘románticas’. Mientras tanto, la comunidad ‘gamer’ se dedica a recordar sus parejas y romances favoritos.

Conocemos a los sospechosos de siempre. Títulos pertenecientes a las sagas Mass Effect y Dragon Age —que nos permiten forjar una relación con nuestros compañeros favoritos—, simuladores de citas y novelas gráficas que cumplen nuestras fantasías románticas.

En esta ocasión, queremos recordar y celebrar tres romances de los videojuegos. Puede que caigan en algunos clichés y lugares comunes, pero por una razón u otra, son memorables.


Aeron y Elena – Pandora’s Tower

Este título para Wii solo llegó a Occidente como parte de la denominada ‘Operation Rainfall’ impulsada por fans, de ahí que no sea tan conocido. Sin embargo, tiene una de las relaciones románticas más impactantes. Pese a que se basa fuertemente en muchos clichés incómodos, logra sobresalir a pesar de ellos y tener un verdadero impacto emocional.

La historia gira alrededor de una chica llamada Elena, quien ha sido afectada por una maldición que la convierte poco a poco en un ser monstruoso. Controlamos a Aeron, su amante. Él es un soldado de un país enemigo, pero lo deja todo en busca de una cura para la maldición, lo que lo lleva a una serie de templos habitados por otras monstruosidades. Allí hace un descubrimiento aterrador. La transformación de Elena puede retrasarse si se alimenta con la carne de esas horribles criaturas.

Pandora’s Tower es una historia de una ‘damisela en apuros’ como tantas otras. Pero lo que la hace especial es la relación que formamos con Elena durante el desarrollo del juego. Mientras visitamos los templos, tenemos una cuenta atrás que no podemos ignorar. Si dejamos que ésta se acerque mucho a cero sin llevar la extraña carne a Elena, descubriremos que su transformación se ha acelerado. Verla sufrir física y emocionalmente a causa de esto es descorazonador. Inicialmente, ella consume la carne monstruosa con asco, pero eventualmente la recibe y devora con voracidad, haciéndonos temer que, al salvarla, la estemos convirtiendo en ‘algo más’.

También podemos llevarle regalos, pedirle ayuda con ciertas tareas y conversar con ella. Aunque resulta algo molesto que esto se base en estereotipos de género —él es el de la acción y ella se queda en casa—, el cariño y la preocupación que existe entre ellos es palpable y hace que nos involucremos con fuerza en la historia. Realmente sentimos el impulso de regresar al lado de Elena y hacer todo lo posible por su bienestar.

Pandora’s Tower tiene varios finales que dependen de nuestras acciones hacia nuestra amada. Podemos obtener el típico final feliz o la más trágica desgracia. No importa cuál veamos, la historia de Aeron y Elena se va a quedar para siempre en nuestros corazones.


Sam y Lonnie – Gone Home

Existe un triste cliché en la ficción llamado ‘entierra tus gays’. Este se basa en la tendencia a ‘matar’ a los personajes homosexuales. Tenía algo de sentido, ya que mucho de esto se basaba en las tragedias causadas por la intolerancia, pero se volvió un problema por lo prevalente que resultó.

Al comenzar a jugar Gone Home, encontramos un mensaje de Sam, hermana de la protagonista, pidiéndole que ‘no investigue lo ocurrido’. A medida que exploramos la casa, vamos descubriendo muchos detalles sobre la vida de esta familia, pero sobre todo de Sam y su relación con Yolanda ‘Lonnie’ DeSoto, la chica de la que se enamora.

Gracias a una buena cantidad de cartas, fotos y notas, encontramos una tierna historia de un primer amor, los nervios ante la posibilidad de ser rechazada y el drama de descubrir la sexualidad. La soledad de este lugar, sumada a la advertencia del comienzo, nos hace temer lo peor.

No importa nuestra orientación sexual, los sentimientos que describe Sam en sus mensajes son universales. Todos hemos sentido esos nervios y esa alegría. Es muy difícil no sentirnos identificados con ella. Para los que hemos dejado atrás la fase de la adolescencia, es un viaje nostálgico hacia esos primeros amores.

De vez en cuando necesitamos que nos recuerden eso.


Sir Hammerlock y Wainwright Jakobs – Borderlands 3

Un gran problema que existe con muchos personajes gay en la ficción es que ‘solo son gay’. Me explico: esa es la única definición que se les puede dar. Todo su trasfondo gira en torno a que les gustan las personas del mismo sexo. Si tienen alguna afición, es algo estereotípico, como el teatro musical.

Por eso son tan valiosos personajes como Sir Hammerlock. La saga Borderlands, a pesar de los defectos que pueda tener, ha hecho un trabajo fantástico con la representación de diferentes sexualidades en personajes secundarios divertidos y con trasfondos interesantes (lo cual es algo irónico tomando en cuenta lo poco trabajados que están los protagonistas de la franquicia).

Uno de ellos es Sir Alistair Hammerlock. Este personaje es un ‘caballero cazador’ al estilo victoriano que ha reemplazado varias partes de su cuerpo con elementos robóticos. Aunque en Borderlands 2 y sus DLC hay claras indicaciones de que es homosexual, este es solo uno de los elementos que lo definen.

En Borderlands 3 finalmente conocemos a su pareja: Wainwright Jakobs. Él es el dueño de la corporación Jakobs y un personaje muy interesante por derecho propio. A medida que cumplimos misiones para él, descubrimos detalles interesantes sobre su vida: el miedo que siempre sintió a encargarse de su corporación, la sombra de su padre y hasta las razones por las que usa una escopeta en lugar de otras armas. De nuevo, ser gay no es lo único que lo define.

Lo mejor de esta pareja es la forma en que se comunican entre sí. Se tratan con cariño y usan apodos —Alistair se refiere a su novio como Winny, lo cual es adorable— que nunca quedan fuera de lugar. A pesar de ser una pareja romántica de hombres de mediana edad, algo que prácticamente nunca se ve en los videojuegos, no se les ridiculiza y se sienten honestos en todo momento.

Incluso al final se nos da una señal del futuro que les espera.

‘Día de los Corazones Rotos’, el evento de San Valentín de Borderlands 3, tiene entre sus recompensas un rifle Jakobs llamado ‘Invitación a la boda’. ¿Será una referencia a un futuro evento? ¡Nos encantaría asistir en persona!


¿Cuáles son sus parejas favoritas de los videojuegos? Esperamos sus comentarios.

Advertisement
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas