Conecta con nosotros

Videojuegos

Shot in the Dark – Reseña

Dispara a la oscuridad porque no conoces los horrores que se ocultan en las sombras.

Publicado

el

El pistolero solitario que llega a un pueblo con el único objetivo de llevar a cabo una venganza misteriosa es, probablemente, uno de los clichés más conocidos del género ‘western’. Sin embargo, la cosa cambia si debe llevar a cabo su venganza en medio de un apocalipsis infernal y viajar al mismo infierno. Ese es el planteamiento de Shot in the Dark, un nuevo juego independiente de Possum House Games que ya está disponible en Steam.

Este es un título de plataformas y disparos en 2D que de inmediato resalta por su uso del color y brutal dificultad. Pero en este momento parece que el mercado ‘indie’ está saturado de obras que también responden a esta misma descripción. ¿Shot in the Dark hace algo especial que lo ayude a diferenciarse en este competitivo mundo? Vamos a descubrirlo en esta reseña.

A diferencia de muchos juegos del mismo género, este título está pensado para dejar el ‘gamepad’ de lado y usar el teclado y el ratón. Nos movemos y saltamos con la usual distribución ‘WASD’ o las teclas direccionales, mientras que usamos el ratón para desenfundar el arma, apuntar y disparar a cualquier lugar de la pantalla. También tenemos que recargar manualmente cada una de las seis balas de nuestro revólver presionando ‘R’ con el arma desenfundada.

Este sistema, tan común de los juegos de disparos en primera persona, funciona sorprendentemente bien para un título como este. La acción puede llegar a ser frenética y el no poder movernos mientras apuntamos o recargamos ayuda a crear un nivel de tensión muy alto que encaja con la tétrica ambientación.

Su estilo visual en blanco y negro, con ocasionales muestras de un impactante rojo, no está allí simplemente para “lucir diferente”. Después de todo, no es tan raro encontrar juegos que usen la misma paleta de colores. Los enemigos —que pueden ser toda clase de demonios, pistoleros y zombis— usan estos mismos colores y se camuflan en el entorno. A veces podemos conocer su localización gracias a sus ojos, pero no todos los tienen. En otras ocasiones podemos notar “pixeles” moviéndose cerca del piso y a veces no tendremos más remedio que soltar un disparo en la oscuridad, esperando golpear algo que no podemos ver antes de que acabe con nosotros.

Shot in the Dark reseña

Gracias a este estilo de juego, Shot in the Dark nos ofrece una experiencia muy tensa en la que tenemos que movernos con mucho cuidado. La muerte puede estarnos esperando en cualquier lugar y hay momentos en que la cantidad de enemigos, la incapacidad de ubicarlos y el tener que estar pendientes de nuestra munición puede resultar abrumador. Si morimos, solo tenemos que presionar ‘Q’ para volver al comienzo del nivel. No se preocupen, los niveles suelen ser bastante cortos y se resuelven en cuestión de segundos o un par de minutos. Esto nos llegó a recordar el ciclo de juego de Super Meat Boy, en el que moríamos decenas de veces en el mismo nivel hasta finalmente dominarlo.

La variedad de enemigos ayuda a que el juego no se sienta repetitivo. Algunos tienen la capacidad de disparar y tenemos que maniobrar en el nivel evitando una o varias retículas. Hay niveles que se sienten como verdaderos puzles en los que debemos decidir el orden preciso en el cual acabar con los enemigos y desde qué punto del escenario hacerlo para no morir inmediatamente.

Ya lo habíamos dicho, pero necesitamos hacer énfasis en lo difícil que es este título. El público objetivo de Shot in the Dark son quienes se van a empeñar en repetir una y otra vez los mismos pasos hasta hacerlos a la perfección. Aquellos con resistencia a la frustración que quieren la satisfacción de superar un reto complejo.

Shot in the Dark crítica

Tristemente, no podemos decir que este es un juego “duro, pero justo”. Hay niveles en los que, por más cuidadosos que seamos, vamos a morir irremediablemente durante nuestras primeras visitas. Este título quiere que aprendamos dónde están sus trampas y nos movamos con total precisión, conociendo de antemano lo que nos espera. Este es un tipo de diseño que va a alejar a muchos jugadores, pero sabemos que atrae a otros un poco más “masoquistas.”

De hecho, ver el estado del cargador del revólver y la mira cuando no estamos apuntando son opciones que están deshabilitadas por defecto. Afortunadamente, podemos cambiar esto para hacer las cosas un poco más fáciles. Solo un poco.

La dificultad puede ser un elemento positivo o negativo dependiendo a quién le pregunten, pero lo que sí puede llegar a ser un problema es su sistema de control. Al momento de escribir esta reseña, no existe una forma de reasignar los controles ni una configuración para zurdos en Shot in the Dark. Su configuración actual puede poner mucha presión sobre la muñeca y causar dolor si no se toman descansos constantes.

La buena noticia es que los desarrolladores ya están al tanto de este problema y planean resolverlo. No sabemos cuándo sucederá esto.

Shot in the Dark análisis

Aunque no es uno de los enfoques principales del juego, la trama también puede ser decepcionante para algunos. Sabemos que estamos en medio de un apocalipsis bíblico y que tenemos que cumplir una venganza, pero los pocos diálogos del juego no aportan mucho más. Hay niveles con personajes que nos revelan detalles si logramos llegar a ellos sin desenfundar, pero tampoco dicen nada especial. La fuerza de la poca narrativa que tiene está en su ambientación: manchas de sangre, iglesias marcadas con pentagramas, la presencia de cultistas y símbolos extraños, etc.

Hablando de su ambientación, hay que mencionar su excelente banda sonora, la cual ayuda a crear un tono escalofriante cuando es necesario y se llena de energía en los niveles de más acción. Incluso se nos recompensa con una canción cantada en los créditos finales.

Creemos que, tras leer esto, ustedes ya saben si son o no parte del público objetivo de Shot in the Dark. Su alta dificultad y lo injusto que puede ser el diseño de muchos niveles definitivamente no lo hacen apto para todos.

Shot in the Dark
7.8/10 Nota
Lo que nos gustó
- Un uso del blanco, negro y rojo que influye en la jugabilidad.
- Gran ambientación a pesar de sus sencillos gráficos.
- Una alta dificultad para quienes disfruten de los retos.
Lo que no nos gustó
- Falta la posibilidad de personalizar los controles.
- El diseño de algunos niveles tiene una dificultad injusta y mal balanceada.
- La trama podía estar un poco mejor desarrollada.
En resumen
Si buscan un titulo no muy largo ni muy caro, pero que les ofrezca un buen reto y una ambientación interesante, Shot in the Dark es una gran elección. Dependiendo de lo hábiles que sean, superar sus 67 niveles les llevará un par de horas o más del doble. Hay niveles que pueden frustrarlos y hacerlos repetir lo mismo una y otra vez hasta que les duelan las manos, pero superarlos resulta muy satisfactorio. Esperamos que se forma una buena comunidad de 'speedrunners' alrededor de este título, pues va a ser maravilloso ver qué hacen con el.

Reseña hecha con una copia digital de Shot in the Dark para PC (Steam) brindada por Possum House Games.

Advertisement
Haga clic para comentar

Deja tu comentario

Además no te pierdas