Conecta con nosotros

Videojuegos

Shovel Knight Dig – Indie on Focus

Cava y cava hasta que ya no puedas más.

Publicado

el

Shovel Knight Dig opinion

Yacht Club Games ha lanzado un nuevo título sobre su personaje más querido, Shovel Knight, quien ya ha aparecido en siete entregas incluyendo Shovel Knight Pocket Dungeon. En esta ocasión estamos hablando de Shovel Knight Dig, un título que se estrenó en septiembre de este año y cuya jugabilidad analizaremos en esta columna de opinión.

Antes de opinar qué tal es este nuevo plataformero ‘roguelite’, entendamos de qué trata y como funciona:

¿De qué trata Shovel Knight Dig?

Shovel Knight Dig
El inicio de la aventura.

El planteamiento de Shovel Knight Dig es muy sencillo. A nuestro héroe lo robó un villano llamado Drill Knight, quien se lleva su bolsa mágica y corre a esconderse en las profundidades de la tierra. Ya que esta es una posesión muy preciada, el caballero de la pala decide excavar y excavar sin importar los peligros que se encuentre en el camino.

Debes viajar hasta las profundidades para recuperar tu bolsa mágica.

A lo largo de su travesía se encuentra miles de gemas que serán el principal motivo de competencia entre jugadores. No solo sirven como monedas para comprar mejoras que servirán posteriormente, sino que son contabilizadas y registradas para mostrar en un escalafón mundial a quienes recogieron más tesoros, una mecánica muy similar a Pocket Dungeon.

La mera existencia de este escalafón nos ayuda a prever lo que va a pasar: muchos viajes fallidos a las profundidades con la esperanza de conseguir más gemas y avanzar más en el juego. Eventualmente, se alcanza el objetivo con los suficientes tropiezos.

¿Pero qué encontramos bajo tierra?

Los mapas son muy variados.

Entender este título no es tan fácil. Cualquiera pensaría que es solo excavar hacia abajo y, si hace falta, se puede regresar. No obstante, no es tan sencillo. Para comenzar, la misma tecla de ataque nos permitirá excavar hacia abajo o hacia los lados (nunca hacia arriba) sobre ciertos tipos de terreno en específico. Como los mapas siempre continúan hacia abajo, la mayoría del tiempo será imposible regresar para recoger tesoros que nos saltamos.

También habrá ciertos tipos de piedra sobre los que podremos saltar con la pala y rebotar constantemente, algo que hará daño sobre la mayoría de enemigos si caemos sobre ellos. Sumado a lo que nos otorguen las reliquias (objetos con efectos especiales), dichos movimientos serán toda nuestra fuente de daño.

Shovel Knight Dig
Mapa del jefe Tinker Knight.

Todo el tiempo encontraremos enemigos y obstáculos de todo tipo. Hay que memorizar la forma de sortearlos o derrotarlos, porque iniciaremos con muy pocos puntos de vida, cualquier punto nos puede restar muchísimo y siempre tendremos que pagar por regenerar o aumentar el límite.

El problema es que muchos elementos dañinos se pueden juntar al tiempo: pinchos, enemigos bomba, enemigos voladores, veneno, hechiceros disparando desde lejos, etc. Hay que tener los ojos bien abiertos; y aun así, el escenario más común es morder el polvo en los primeros mapas una y otra vez para iniciar desde cero.

Como de costumbre: todo un reto

Como ‘roguelite’ que es, la jugabilidad de Shovel Knight Dig se basa en intentarlo una y otra vez. Esto puede resultar un poco frustrante mientras se aprende a jugarlo, pues una cadena de malos movimientos puede arruinar toda una buena racha con objetos de calidad. Sin embargo, no se hace aburrido por la excelente rejugabilidad que ofrece. Los niveles se llaman igual y pueden contener el mismo tipo de enemigos, pero estos no esconden sus peligros de la misma forma ni ofrecen los mismos tesoros. Básicamente siempre hay algo nuevo que ver, aunque sean nuevas conversaciones en el campamento de aventureros en la superficie.

Será casi imposible cruzar el juego completo por primera vez. Para eso, será necesario conseguir planos de armadura (y comprarla), conseguir atajos de niveles, comprar llaves para reliquias de buena calidad, etc. La gran cantidad de mejoras diferentes que se pueden conseguir pueden hacer que el jugador sienta la emoción de querer más mejoras y el misterio de no saber qué ganará en una nueva excavación. Después de todo, se pueden adquirir reliquias, efectos pasivos, comida que aumenta o recupera la vida, nuevas técnicas de ataque de pala, etc. Con esto, recomendamos siempre tomar una desviación (hacia a los lados) para tratar de encontrar elementos nuevos y útiles.

Sí, pierdes mucho

Parte de la jugabilidad de Shovel Knight Dig es caer y volverlo a intentar.

Hay que decir que el juego es muy difícil y representa un reto, al igual que su antecesor. Cuando el jugador piensa que ya tiene ciertos enemigos dominados, aparecen otros en un nuevo nivel con mecánicas y debilidades completamente distintas. Es fácil quedar mal parado mientras se va bajando a las profundidades, así que hay que armarse de paciencia en cada derrota. Al menos se guarda parte de las gemas ganadas, aunque no las mejoras.

Aun así, esto no excluye a los jugadores más novatos. En las opciones hay posibilidad de agregar mejoras que reducen la dificultad como infligir más daño o tener más vida. Hay que tener cuidado con esto, ya que sigue siendo un reto, pero al menos dará una ayuda para aprender patrones y saber cómo acaba el juego.

Nuestro veredicto sobre Shovel Knight Dig

Shovel Knight Dig
Concluimos esta opinión de Shovel Knight Dig con una advertencia: ¡no te demores mucho en un nivel o lo lamentarás!

En nuestra opinión, Shovel Knight Dig rescata todo lo que ha aprendido Yacht Club Games durante estos ocho años de juegos. No solo tienen un estilo visual característico y un concepto claro (un caballero con pala), sino que logran seguir experimentando con distintas mecánicas y géneros de forma exitosa y atractiva.

Una vez más nos encontramos con un título excelente para los amantes de los juegos al estilo retro y quienes disfrutan de una gran dificultad.


Copia digital de Shovel Knight Dig para PC brindada por Yacht Club Games

Advertisement
Haga clic para comentar

Deja tu comentario

Además no te pierdas