Conecta con nosotros

Videojuegos

STEEP – La reseña

STEEP nos trae una experiencia de deportes extremos en los Alpes, ¿suficiente para brindar nuevas emociones?

Publicado

el

Estás parado en la cima de los Alpes. Frente a ti no ves más que impresionantes picos nevados y pendientes vertiginosas. Caminas y oyes el crujir de la nieve, dejas tus huellas al pasar. Hay algunos resorts aquí y allá, e incluso unas ruinas medievales. Sacas tus binoculares y marcas un pico distante que parece prometer toda suerte de nuevos retos. Presionas el marcador en el mapa, alistas tu tabla y comienzas el exhilarante descenso, esquivando árboles, rocas, y aprovechando el terreno para realizar los trucos más arriesgados. Acumulas cientos y cientos de puntos hasta que ¡pum! Chocas a toda velocidad contra unas piedras, pierdes el control y ves a tu avatar planchado en la nieve. El juego te felicita: haz subido tu nivel de “rompe huesos”, aunque todavía no has terminado la carrera. De nuevo estás en el punto de partida, listo para otro descenso lleno de adrenalina.

STEEP, desarrollado por Ubisoft Annecy, es un juego de deportes extremo y un buen descanso a la avalancha de juegos triple A que tuvimos recientemente. Es un homenaje excelente a los deportes de invierno desarrollado por una compañía cuyos estudios están justo al pie de estas fabulosas montañas. Con su filosofía de “haz las cosas a tu manera”, es fácil dejarse llevar por la experiencia y recorrer los Alpes en busca de más y más carreras de tiempo y retos de habilidad, ya sea solo o en compañía de extraños amistosos. Es una experiencia muy completa y repleta de buenas ideas, aunque después de un rato su novedad pierda algo de brillo.

original

Aunque podríamos esperar que el juego tratase de solo vencer tiempos y acumular puntos haciendo trucos, siempre volviendo a una interfaz principal, STEEP nos abre un mapa entero para explorar libremente. Las pistas o retos que tengamos a nuestra disposición dependen de cuánto exploremos el terreno para desbloquear nuevas carreras y de qué tan alto sea nuestro nivel, que sube cuando cumplimos retos de distintos estilos, incluyendo estrellarse violentamente contra la hermosa geografía. La dificultad de éstos sólo depende realmente de nuestro nivel y habilidad.

El terreno que tenemos a nuestra disposición es inmenso: puede tomarnos fácilmente unos 15 minutos bajar de un pico alto hasta el final del mapa en esquíes si logramos encontrar un camino más o menos en línea recta. Esto podría ser todo un problema para la movilidad dentro del juego, pero afortunadamente moverse de un lugar a otro es fácil. Para ello solo basta con sacar el mapa (modo montaña), seleccionar el lugar al que deseamos ir (siempre que sea el inicio de una carrera) y voilá, estamos listos para arrancar en cuestión de segundos. Tenemos un par de usos limitados de helicópteros de Redbull para ir literalmente a donde queramos si llegar a un punto en particular se nos dificulta, que podemos renovar con el dinero del juego. También, si estrellamos o fallamos algún reto, podemos volver a empezar inmediatamente desde el último punto de inicio sin más que presionar un solo botón por un segundo. El modo montaña también no deja ver más información sobre las carreras que tenemos disponibles y picos que pueden ser de nuestro interés para investigar.

El juego cuenta con cuatro deportes principales: tabla de nieve, esquíes, traje aéreo y parapente. Cada deporte tiene particularidades y, a su manera, tiene su curva de aprendizaje. Los controles pueden resultar algo extraños al principio, en especial el manejo conjunto de ambos análogos (por lo menos en PS4), pero es cosa de acostumbrarse y algo de prueba y error. Es un juego que depende únicamente de la habilidad del jugador y STEEP hace bien en introducir poco a poco retos más y más difíciles, sin lanzarnos a rompernos los dedos desde el principio.

Tabla y esquíes comparten pistas y son deportes relativamente similares, pero están lejos de ser un simple cambio estético: el manejo de ambos tiene sus minucias. Los dos se prestan para descensos a velocidades estrepitosas, trucos increíbles y, claro, colisiones escalofriantes. Cuál de los dos utilizar para vencer las pistas depende completamente de las preferencias del jugador, pues el juego jamás nos obliga a usar uno sobre el otro.

El traje aéreo, el más riesgoso de nuestros cuatro deportes, es muchas veces el más emocionante. Planear a grandes velocidades, inclusive rozando la nieve y esquivando árboles, parece salido de alguna película de superhéroes (aunque no podamos volar realmente). Muchas de las pistas de traje aéreo son las más interesantes de recorrer, pues es poco lo que podemos desacelerar cuando estamos planeando a cientos de kilómetros por hora.

Desafortunadamente, comparado con los otros dos, el parapente es el deporte menos emocionante. Después de andar a toda velocidad en esquíes o en traje aéreo, los plácidos viajes en parapente pueden resultar algo lentos y torpes para algunos jugadores. Sin embargo, cuando se trata de apreciar la geografía a la que estamos expuestos, es sin duda la mejor opción y una buena manera de tomarse un respiro de la estrepitosa acción de los otros deportes. Esto no significa que las carreras de tiempo en parapente no supongan un reto técnico, pues controlarlo bien para lograr buenos tiempos requiere algo de práctica.

steep-ultra

STEEP no tiene realmente un modo historia, pero algo de narración cumple con dicha labor. El juego tiene una serie de retos especiales llamados “Mountain Stories” que introducen la típica historia del deportista novato, llamando la atención de los grandes patrocinadores (Redbull y GoPro). Junto con está “historia”, hay misiones con temáticas divertidas, como acabar con abominables muñecos de nieve o buscar un árbol que susurra. Estas pequeñas narraciones rompen lo que podría ser un juego monótono.

Aunque la curva de dificultad de las pistas en las primeras horas de juego es amistosa y nada arbitraria, las más avanzadas sufren un poco. Los puntos de control de las carreras comienzan a estar cada vez en lugares más extraños, lo que puede resultar un poco frustrante. Esto se presta tanto para retos saludables de querer vencer un tiempo e intentar “una vez más”, como momentos de frustración y dedos ampollados al luchar contra la geografía para lograr los trucos, sin dejar a tu avatar hecho un muñeco de trapo.

Cumplir retos nos da experiencia y dinero que podemos usar para comprar objetos cosméticos, desde tablas nuevas decoradas, guantes y paracaídas, hasta sombreros con forma de unicornio, trajes de mono de colores y otros disfraces ridículos. El nivel de personalización estética es bienvenido y divertido. Desafortunadamente ninguna de las tablas o esquíes o nada de lo que compramos tiene efectos más allá. Hubiera sido interesante poder tener objetos que modificaran un poco la jugabilidad: tablas con mejor manejo o trajes aéreos con mayor resistencia al viento, algo así. Es un detalle que el juego debería incluir en un DLC o parche futuro.

3110924-trailer_steep_gamescom_20160817site

El juego no está exento de bugs de vez en cuando, aunque ninguno que “rompa el juego”. Algunas veces ocurren algunos errores de interacción de colisiones o saltos extraños. El parapente puede estrellarse con objetos invisibles o nos quedamos atascados en la geometría de alguna piedra esquiando. Pero con la facilidad que el juego permite volver a empezar una carrera, estos bugs casi nunca son un problema mayor, sino más una molestia.

El multijugador de STEEP – una de sus características más promocionadas – es sencillo de usar. Mientras estamos explorando, otros jugadores aparecerán dinámicamente, tanto si andamos en carreras como esperando a empezar algún reto. Es fácil formar grupos y aviva muchos retos – especialmente los de parapente – que de otra forma se volverían algo repetitivos.

STEEP es un juego entretenido y enganchador, repleto de adrenalina y vistas increíbles. Los retos son lo suficientemente difíciles y variados como para que no nos cansemos de la exploración por los Alpes. Es cierto que lo más fuerte del juego es la tabla de nieve y los esquíes, y es en estos dos deportes donde la mayoría seguro invertirán su tiempo. Es una pena que el parapente choque tanto con el octanaje de todo lo demás, pero no por eso aleja al jugador de explorar los Alpes flotando lentamente en el viento.

Reseña realizada con una copia digital de STEEP para PS4 brindada por Ubisoft Latinoamérica.

Advertisement
Haga clic para comentar

Deja tu comentario

Además no te pierdas