Connect with us

Videojuegos

Tamashii – Reseña

¿Qué mejor forma de celebrar la navidad que jugando un título en el que debemos enfrentar a Dios?

Publicado

en

Desde que Braid se convirtió en un éxito en 2008, el género que combina los puzles y las plataformas se volvió la cara de los videojuegos independientes. A partir de ese momento surgieron cientos de juegos similares, pero solo unos pocos —como los geniales Fez, Limbo y Thomas was Alone— lograron resaltar dentro de este competido y saturado mercado.

Hoy en día, para que un juego de puzles y plataformas llegue a ser conocido, debe destacarse mediante mecánicas de juego originales y un estilo visual único. En ese sentido, parece que el juego del que hablaré hoy podría convertirse en un éxito. Sin embargo, hay elementos que pueden hacer que se quede para siempre en la oscuridad.

Vamos a hablar de Tamashii.

Este juego, desarrollado por el estudio brasileño Vikintor, nos pone en el papel de un ser recién creado. Nuestro dios nos encarga la misión de adentrarnos en su templo y descubrir cuál es la fuente de la corrupción que amenaza toda su creación.

Desde el primer instante, Tamashii nos impacta con sus gráficos. Aunque son pixeles en baja resolución, al estilo de los juegos de NES, las imágenes que representan son suficientes para crear una atmósfera tétrica y agobiante. Este juego imita visualmente a los juegos japoneses independientes de los años ochenta y noventa, usualmente llenos de violencia e imágenes grotescas. También se nota claramente la influencia de H.R. Giger en sus diseños mayoritariamente monocromáticos.

Este estilo visual apoya bastante bien una temática que puede resultar bastante controversial. Tamashii es claramente un juego satánico. No me refiero simplemente a que los pentagramas, cruces invertidas e imágenes de Baphomet inundan los escenarios, sino a que su trama está fundamentalmente basada en la filosofía de Anton LaVey, escritor de la llamada ‘Biblia Negra’. Tamashii nos presenta a un dios creador tiránico y a una iglesia corrupta mientras habla en favor del libre albedrío como la solución para liberarnos de esas estructuras opresoras. Por si no es suficientemente sutil, el juego esconde varios secretos que relacionan al villano del juego con el Dios judeocristiano.

También está lleno de ‘sustos repentinos’. En el momento menos pensado, nuestra pantalla puede cambiar para mostrarnos una imagen aterradora mientras oímos un espeluznante grito. Esto causa que los escenarios cambien temporalmente para mostrarnos una versión ‘corrupta’ en la que el blanco y el negro son reemplazados por el rojo de la carne y la sangre.

Si esta controversial temática no los aleja del juego, se van a encontrar con un título de jugabilidad sencilla, pero intrigante. El templo se divide en cinco cámaras, cada una con varios cuartos en los que debemos resolver un acertijo para seguir avanzando. Estos son puzles en los que debemos ubicar ‘clones’ —que en realidad parecen esqueletos— en ciertos puntos para abrir la puerta al siguiente escenario. Solo podemos usar tres clones al mismo tiempo y desaparecen después de un rato, por lo que debemos planear bien nuestros movimientos. 

Como es de esperar, los puzles se van volviendo más complejos a medida que avanzamos por los niveles. Además de obstáculos que nos eliminan con solo tocarnos, debemos lidiar con rayos láser que causan que los clones exploten, nuevos switches que crean o desaparecen plataformas y símbolos que causan que los clones se muevan. También debemos enfrentar a grotescos jefes de los que debemos huir o usar nuestros clones para atacarlos.

Aunque los acertijos son inteligentes y requieren un buen uso de la lógica y nuestra habilidad con el control, pudieron ser mejor aprovechados. Este es un juego corto que se puede terminar al 100% en menos de cinco horas. Eso está muy bien, pero a algunos les podrá parecer que termina demasiado rápido. El movimiento del personaje tampoco es tan preciso como uno esperaría y eso puede causar algunas muertes aparentemente injustas. Tampoco ayuda que el sonido que escuchamos al saltar, el movimiento más común del juego, sea un molesto efecto que parece sacado de un título de Atari 2600.

Antes de cada jefe se nos presenta la opción de elegir entre dos rutas. Si elegimos ‘el camino de la mano izquierda’ —otra referencia a un tipo de ocultismo que puede ser considerado satánico— enfrentaremos un acertijo más complejo que va abriendo camino hacia uno de los secretos del juego.

¡Y vaya que tiene secretos! Tamashii está lleno de rutas ocultas, cuartos escondidos y elementos misteriosos. Algunos de ellos nos revelan un poco más sobre la mitología del juego, otros son metareferencias que juegan con ‘glitches’, mensajes de error e imágenes extrañas para confundirnos. Si jugamos la versión de PC, algunos de estos secretos requieren que salgamos del juego y busquemos cosas en la carpeta de instalación del ‘software’. Otros nos pueden exigir incluso resolver puzles con código morse.

Tamashii está disponible de forma digital para PC y PlayStation 4. También llegará a Xbox One el 24 de diciembre de 2019 y a Nintendo Switch el 25. Lanzar un juego con una temática tan anticristiana el día de navidad resulta bastante ‘atrevido’, ¿no les parece?

Tamashii
6.8/10 Nota
Lo que nos gustó
-Ambiente macabro gracias a sus gráficos y audio.
-Puzles complejos que no resultan frustrantes.
-Escenarios llenos de secretos y misterios.
-¡Hay que apoyar la industria latinoamericana!
Lo que no nos gustó
-Su temática puede ser considerada una blasfemia por parte de su audiencia.
-Los movimientos pueden resultar algo imprecisos.
-No aprovecha al máximo el potencial de su sistema de puzles.
-Algunos secretos pueden resultar demasiado complejos de resolver sin ayuda.
En resumen
Aunque cuenta con acertijos bastante sólidos, estos no se diferencian mucho de los vistos en otros títulos del mismo género. Por lo tanto, es la controversial temática y estilo visual de Tamashii lo que llamará la atención de la audiencia. Su cantidad de secretos y los extraños eventos que presenciamos durante el juego también pueden crear una comunidad dedicada a analizar su mensaje. Recomendado para aquellos que quieran poner a prueba su habilidad mental y escandalizar a su familia cristiana jugando esto en el televisor de la sala.

Reseña hecha con una copia digital de Tamashii para Nintendo Switch brindada por Digerati.

Advertisement
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas