Síguenos en nuestras redes

Videojuegos

Tres cosas que probablemente no sabías sobre Rocksteady Studios

¡Rocksteady vuelve al estrellato!

Publicado

en

Rocksteady

A nadie le queda ninguna duda que Rocksteady Studios es el desarrollador que le dio su merecido puesto a Batman en los videojuegos gracias a la franquicia Arkham. Además de establecer algunos estándares en el desarrollo moderno de juegos como sistemas de combate dinámicos y exploración usando realidad aumentada, los juegos del Caballero de la Noche han tenido una recepción casi universal en sus entregas.

Sin embargo, todavía existen curiosidades que se desconocen acerca de este estudio británico y su historia en la industria de los videojuegos. Les presentamos tres cosas que muy posiblemente no sabían sobre Rocksteady o que quizás no recordaban del estudio británico.


Rocksteady Studios tiene un linaje de leyenda

Antes de su creación en el 2004, los fundadores y empleados de Rocksteady Studios trabajaban en una empresa de desarrollo de videojuegos llamada Argonaut Games. ¿Que quiénes son ellos? Solo un insignificante estudio que fue pionero en el concepto de la implementación 3D en consolas de 16-bit y desarrolló el chip Super FX, el cual logró generar las gráficas tridimensionales en el icónico juego de SNES, Star Fox.

Aunque el éxito de Star Fox les dio la pista para que pudieran despegar con más chips para otras compañías de juegos, estos nunca vieron la luz. Sin embargo, pudieron incursionar en un motor gráfico llamado BRender, el cual fue implementado para desarrollar juegos como Carmageddon, Croc y el programa de Microsoft, 3D Movie Maker.

El documental de seis partes High Score, el cual está disponible en Netflix, cuenta con detalle la historia de cómo Argonaut se reunió con Nintendo para desarrollar Star Fox y el chip Super FX. Uno de sus legados escondidos apareció en esta década con el lanzamiento oficial de Star Fox 2, de forma exclusiva para la consola miniaturizada SNES Classic Edition.

Luego del cierre de Argonaut, Sefton Hill y Jamie Walker invitaron a varios empleados de la liquidada compañía y crearon Rocksteady Studios.


Urban Chaos: Riot Response, el juego antes de Arkham Asylum

Si contaramos los juegos que ha hecho Rocksteady, probablemente diríamos que la lista se compone únicamente de juegos de Batman. Aunque Arkham Asylum puso al estudio en el mapa de las estrellas de la industria, este no fue su primer título.

En el 2006, Eidos Interactive quería continuar su franquicia Urban Chaos, la cual había dado inicio en PlayStation. Así que contrató a un recién creado Rocksteady para desarrollar una secuela para PlayStation 2 llamada Urban Chaos: Riot Response, un juego de acción en primera persona en el cual los jugadores deben defender una ciudad del asedio de una pandilla. Este título también tuvo la característica de usar Havok, el famoso motor de física que le dio sus movimientos y acción realistas a Half-Life 2.

El juego recibió calificaciones mediocres y tuvo ventas por debajo del promedio. Sin embargo, Eidos había recibido una licencia de Warner Bros. Interactive Entertainment para desarrollar un juego de Batman. Rocksteady presentó el concepto que todos conocemos ahora y WBIE dio vía libre para desarrollar el juego.

Luego del éxito de Arkham Asylum, Warner Bros. compró la mayoría del estudio y lo convirtió en uno de sus desarrolladores prioritarios.


Rocksteady iba a desarrollar un juego de Superman, pero Warner Bros. lo rechazó

Rocksteady quería ver hacia el futuro y deseaba expandir su estilo de juego hacia otros miembros del Universo DC, empezando con un juego inspirado en las aventuras del Hombre de Acero. No obstante, Warner Bros. Games quería seguir adentrándose en el mundo de Arkham y rechazó la idea del juego de Superman.

En cierta forma, no era culpa de Rocksteady que el juego de Superman se viera supremamente ambicioso, porque desarrollar un juego de este superhéroe requiere sumo cuidado para no caer en los errores del pasado, los horripilantes errores del pasado. Adicionalmente, la fórmula de Arkham no funcionaría tan bien en Superman, por lo que gran parte de las batallas tendrían que ser en tierra firme, quitándole un poco de gracia a lo que el Hombre de Acero puede hacer.

Sin embargo, Rocksteady reformuló este concepto, no jugando como Superman, sino teniéndolo como un enemigo a quien derrotar. Aquí entra la interesante idea de “matar a la Liga de la Justicia.”

Después de una ausencia de casi cuatro años, Rocksteady Studios estuvo listo para volver con un nuevo juego desarrollado en el, ahora confirmado, universo Arkham. Solo que ahora los protagonistas no serían superhéroes, sino los villanos más cotizados de la década: el Escuadrón Suicida.

La presentación de Suicide Squad: Kill the Justice League en DC FanDome dejó bastante alta la expectativa de este nuevo juego, pero también nos dejó a todos con las ganas hasta el 2022. Mientras tanto, una vuelta por los rincones de la Ciudad Gótica de este estudio británico no caería mal.

Publicidad
Comenta aquí

Deja tu comentario

Además no te pierdas